Causas accidentes tráficoSolo el 10 por ciento de los accidentes responden a fallos técnicos

Las nuevas tecnologías aplicadas a la seguridad vial están logrando reducir la frecuencia y la severidad de los siniestros viales

El abaratamiento de ciertas prácticas en el mantenimiento y la reparación de los vehículos provoca graves consecuencia que pagamos todos

MadridActualizado:

El 90% de los accidentes de tráfico se deben a errores humanos, si bien es cierto que las nuevas tecnologías y los sistemas ADAS, o de asistencia a la conducción aplicados a los vehículos, están contribuyendo a la reducción en su frecuencia y a una menor severidad y gravedad de sus consecuencias, como recoge un estudio de CESVIMAP revelado en unas jornadas sobre seguridad vial promovidas por Carglass España.

Un riesgo evidente radica en abaratar precios en las reparaciones y operaciones de mantenimiento sin pensar en las consecuencias, gravísimas en ocasiones, que estas prácticas terminan ocasionando para todos. Precisamente, CESVIMAP investiga las reparaciones de los vehículos y su incidencia y relación en la medida que pueden afectar a las compañías aseguradoras, fabricantes y talleres de reparación.

En la actualidad, señala el informe, un elevado porcentaje de automóviles equipa algún dispositivo relacionado con los sistemas ADAS, e incluso algunos están ya en el nivel de vehículos conectados.

La tecnología de seguridad debe prevalecer

En este sentido, la evolución de la tecnología debería tener incidencia directa en la decisión de compra de un coche, sobre todo cuando atañe a la seguridad, ya sea activa o pasiva.

Un buen ejemplo, hace años, fueron los primeros airbag: eran opcionales, encareciendo el precio de compra del vehículo y hasta la prima de su seguro, como aún sucede en algunos países. Pero desde que se declaró su obligatoriedad y se popularizaron, sus precios se redujeron drásticamente, como las citadas primas. Paradójicamente, son equipos que minimizan la gravedad de lesiones, gastos sanitarios e indemnizaciones.

Dentro de los sistemas ADAS, los modernos frenada de emergencia y aviso de colisión son los que mayor influencia están teniendo en la disminución de la frecuencia de accidentes y en la reducción de su gravedad.

Por otra parte los equipos de calibración de estos equipos debería ser obligatoria tras una labor de reparación y mantenimiento de un vehículo, con precios competitivos que eviten eludir esta tarea por las graves consecuencias que puede acarrear su funcionamiento erróneo