Opel Insignia Grand Sport y Sports Tourer

Hace nueve años el Insignia ya supuso un cambio para la marca alemana y visto y probado el nuevo Grand Sport, el nuevo llega con cambios importantes

MadridActualizado:

Aunque los tiempos son algo convulsos la marca alemana –el Grupo PSA acaba de comprarla-, Opel mantiene su calendario de lanzamientos y estos días hemos podido probar el nuevo Insignia Grand Sport, la versión de cinco puertas que junto con el Sport Tourer formará la oferta por arriba de la marca.

Moderno y equilibrado

Inspirado en el concept Monza presentado allá por el 2013, el nuevo Insignia recoge todas las propuestas que todo constructor está aplicando a sus coches. Reducción de peso –hasta 175 kilos menos en la berlina y 200 en el familiar- , motores más pequeños pero de igual potencia y menor consumo –con un 1.5 litros de gasolina y 165 caballos como estrella- y líneas casi de coupé en berlinas tradicionales.

El nuevo salpicadero resulta muy limpio y ordenado
El nuevo salpicadero resulta muy limpio y ordenado

Una propuesta que aunque está de capa caída por el auge de los SUV todavía tiene valedores y que se defiende con los argumentos que ya hemos comentado.

Porque los nuevos Insignia, tanto con la carrocería de cinco puertas como el familiar –desaparece la versión de cuatro puertas- tienen un diseño que sin abandonar las proporciones de una berlina tradicional resultan mucho más ligeros y agradables a la vista con un frontal en el que destaca una parrilla más ancha y baja que pega el coche al suelo.

En cuanto al interior el trabajo desarrollado por los ingenieros ha ido enfocado a una estilización y limpieza de las formas y elementos que bien ordenados por conjuntos -climatización, sistemas de asistencia, radio/navegador- dan una imagen bastante agradable. Además, con unas medidas mayores resultan amplios, muy cómodos y bien insonorizados.

Cómodo y amplio, así es el interior del nuevo Insignia Grand Sport
Cómodo y amplio, así es el interior del nuevo Insignia Grand Sport

Híper conectado

Los nuevos Insignia llegarán el próximo junio –aunque ya está abierto el plazo de pedidos- híper conectados con el sistema multimedia IntelliLink compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Además, podremos integrar nuestro smartphone en el sistema multimedia del vehículo y recargarlo sin necesidad de cable. Asimismo el sistema de conectividad personal y servicio de asistencia Opel OnStar, ofrece los servicios de llamada automática en caso de accidente o la asistencia para localizar el vehículo robado. Y como novedad un nuevo servicio de “gestión de reservas”, que permitirá solicitar a los asesores de OnStar que les indiquen un hotel y hagan la reserva en el mismo y también encontrar aparcamiento. Además, el potente punto de acceso WiFi 4G/LTE incluido en los servicios de OnStar permite que se puedan conectar hasta siete dispositivos simultáneamente.

Hiper conectados llegan los nuevos Insignia
Hiper conectados llegan los nuevos Insignia

Bien asistido

Los nuevos Insignia como no podía ser de otra manera llegarán con multitud de sistemas de asistencia al conductor como una cámara de visión 360º, que mediante cuatro cámaras permite tener una visión de 360º alrededor del coche.

El Control de Crucero Adaptativo con Frenada Autónoma de Emergencia, que mide la distancia con el vehículo que circula delante y ayuda al conductor a mantener la velocidad seleccionada y al mismo tiempo mantener la distancia preestablecida con el vehículo precedente. El ACC inicia la frenada de emergencia si esa distancia disminuye de forma brusca.

El Asistente de Mantenimiento de Carril con corrección automática de la dirección y Alerta de Cambio Involuntario de Carril avisa al conductor con ligeras correcciones del volante en caso de que abandone el carril por el que circula de forma no intencionada (y la alerta de cambio involuntario de carril se activa si es necesario). Este aviso también se da con un testigo en el cuadro de instrumentos y una alarma acústica.

Líneas de coupé para los nuevos Insignia Grand Sport
Líneas de coupé para los nuevos Insignia Grand Sport

La Alerta de Trafico Transversal Trasero utiliza sensores de radar colocados en el paragolpes trasero para detectar objetos que se aproximen hasta desde 20 metros y en ángulo de 90 grados del vehículo, un sistema de ayuda muy práctico al salir de plazas de aparcamiento con visibilidad limitada.

6 motores

La oferta mecánica de los nuevos Insignia tanto de la berlina como del familiar sigue basada en eficientes propulsores de gasolina y diesel sin haber por el momento propuestas de futuras versiones híbridas o eléctricas.

Entre los primeros –todos ellos construidos en aluminio- habrá un primer motor de acceso de 140 caballos con un consumo combinado de 5,7 l/100 km y unas emisiones de 129 gr de CO2/km. Por encima encontramos un 1.5 litros con turbo que rinde 165 caballos que comparado con el anterior de 170CV consigue reducir el consumo en un 3% y lo deja en unos meritorios 5,7 litros cada 100 km y unas emisiones de 130 gr de CO2/km. Un motor con el que recorrimos bastantes kilómetros con unas buenas sensaciones. Por último en gasolina la estrella será un motor 2.0 litros Turbo, que entrega 260 caballos y un par máximo de 40 Nm entre 3.000 y 4.000 rpm con un consumo combinado de 8,6 l/100 km y unas emisiones de 197 gr de CO2/km. Este motor será el único que llegará con la nueva caja de cambios automática de 8 velocidades y la nueva tracción total 4x4 y que en los pocos kilómetros que hemos podido rodar con ella se ha mostrado agradable y precisa.

En cuanto a los diésel la oferta será también de tres motores, con uno de entrada de 110 caballos -4,0 l/100 km y emisiones de 105 gr de CO2/km-, seguido de otro de 136 -4,3 l/100 km y emisiones de 114 gr de CO2/km- y finalmente el más potente de 170 caballos. Un motor realmente conseguido ya que tira desde abajo con alegría y se estira sin miedo con un consumo combinado de 5,2 l/100 km y unas emisiones de 136 gr de CO2/km.

Tracción total con reparto vectorial del par motor

Los nuevos Grand Sport y Sports Tourer dispondrán del sistema inteligente de tracción total con reparto vectorial del par motor. Dos embragues de discos múltiples controlados eléctricamente en el sistema de tracción total, reemplazan al habitual diferencial del eje trasero, ofreciendo un reparto mucho más preciso de la transmisión de potencia a cada una de las ruedas, sin importar el estado del asfalto. Además, el nuevo y más desarrollado chasis FlexRide adapta la amortiguación, la dirección, la respuesta del acelerador y el régimen de cambio -en las versiones con cambio automático-, de forma independiente o a través de los modos “Normal”, “Sport” y “Tour” seleccionables. El nuevo software del Control de Modo de Conducción – Drive Mode Control es el corazón y el alma del chasis adaptativo, analizando constantemente la información ofrecida por los sensores y ajustes.

Opel Exclusive

Además, de todo el equipamiento disponible, Opel ha desarrollado un programa especial muy interesante y que sólo algunas marcas premium ofrecen a sus clientes. Se denomina Opel Exclusive y comprende, además de la personalización de interiores, llantas u otros elementos ya conocidos, de la posibilidad de elegir el color exterior sin límites. Es decir, podemos personalizar nuestro coche con el color exterior que más nos guste. Eso sí, todavía no ha comunicado ni el precio de este servicio ni cuanta demora puede suponer respecto de la paleta de colores "normal".

Aunque ha perdido algo de espacio sigue ofreciendo mucho espacio para el equipaje
Aunque ha perdido algo de espacio sigue ofreciendo mucho espacio para el equipaje

Precios

El nuevo Insignia tendrá un precio desde 28.658 euros hasta los 37.488 de la versión más potente y equipada (sin contar descuentos). Unos precios que son entre 300 y 800 euros más elevados que los de la versión actual pero que se compensan por unos equipamientos mucho más ricos y unos coches con la última tecnología disponible.