Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse, fulminante

Según parece, el Veyron descapotable tenía potencial oculto. La marca francesa lo desvela en el 82º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. Para hacerse a la idea, consigue un tope de 431 km/h.

e.c.
madrid Actualizado:

El Veyron descapotable, o Veyron Grand Sport, recibe una nueva «vuelta de tuerca» que se estrena en el 82º Salón del Automóvil de Ginebra. Se trata de la serie Vitesse, visualmente emparentada con el Veyron Super Sport que ostenta el récord mundial de velocidad de modelos de producción, con 431 km/h. Según parece, el éxito comercial del último ha terminado por animar a los responsables de la firma gala del grupo V.A.G. al lanzamiento de un «alter ego» abierto de similar potencial, pero en formato abierto.

Rinde los habituales 1.001 CV, pero aumenta el par límite a 1.500 Nm fruto de trabajos efectuados sobre sus cuatro turbocompresores, que alimentan 16 cilindros configurados en W (una V dentro de la otra), y sus intercoolers.

El chasis recibe algunos cambios para soportar en condiciones la energía adicional, sobre todo para asegurar el comportamiento en aceleraciones y frenadas extremas. Wolfgang Dürheier, presidente de la marca, lo tiene claro: «Nuestros ingenieros han trabajado duro para demostrar que Bugatti puede superar constantemente los límites de lo técnicamente posible. Hemos dado todo para transferir los logros del Super Sport al Grand Sport con la intención de convertir la conducción a cielo abierto en una experiencia a elevada velocidad extraordinaria».