Aumenta la familia del Hyundai i30, con un fastback y un súper deportivo de hasta 275 caballos

Las dos nuevas versiones aumentan la oferta de compactos de la marca coreana hasta cuatro

Dusseldorf (Actualizado:

La marca coreana Hyundai sigue en busca del liderato en Europa dentro de las marcas asiáticas y para ello no ha dudado en ampliar su gama dentro del segmento compacto con dos nuevas propuestas que se suman a la familia i30 a cual más interesante: una berlina de dos volúmenes y cinco puertas con forma de coupé denominada Fastback creada sobre la base del i30 y una versión súper deportiva del también i30 de cinco puertas que inaugura, al estilo de los grandes constructores alemanes, una gama de súper deportivos que llevarán la N como identificador.

i30 Fastback

Con un diseño realmente conseguido el nuevo i30 Fastback recuerda un poco a muchos coches sin perder el aire de la familia a la que pertenece -sobre todo en el frontal-. Eso sí, con un toque más elegante y distinguido que el resto de miembros de la gama i30. Un diseño que sigue igualmente esa tendencia de crear berlinas de cinco puertas en las que el tercer volumen desaparece para dejar caer el techo en una línea de coupé más sugerente que las berlinas tradicionales.

En cuanto al frontal, con la reducción de la altura de la parrilla en cascada, el vehículo tiene una apariencia más ancha acentuando la presencia del capó.

Por otra parte el nuevo Fastback revela algunas diferencias significativas en comparación con las otras carrocerías de la gama i30. Respecto a la versión de cinco puertas, el chasis del i30 Fastback se ha rebajado 5 mm y la rigidez de la suspensión se ha incrementado en un 15%. Esto proporciona una experiencia de conducción más dinámica y más ágil manteniendo un alto nivel de confort.

Gracias a que se ha rebajado el techo y el chasis para alcanzar una altura total de 1.425 mm, el i30 Fastback es 30 mm más bajo que la versión con carrocería de cinco puertas, lo que realza aún más sus proporciones elegantes y dinámicas. Con una silueta alargada, el coche tiene una longitud total de 4.455 mm, 115 mm más que el cinco puertas.

Mecánicas i30

La oferta mecánica del Fastback estará compuesta por los mismos motores turbo de gasolina y baja cilindrada lanzados recientemente en la gama i30.

De esta forma se podrá elegir entre el motor turbo de cuatro cilindros 1.4 T-GDI de 140 CV o el motor turbo de tres cilindros 1.0 T-GDI de 120 CV (el consumo de combustible objetivo para la gama Hyundai i30 Fastback es 5,0 l/100km con unas emisiones de CO2 de 125-115 g/km*). El motor 1.4 T-GDI puede combinarse con una caja de cambios manual de seis velocidades (6MT) o con la transmisión de doble embrague y siete marchas de Hyundai (7DCT), que ofrece la posibilidad de operar de manera completamente automática o de realizar los cambios de marcha de forma manual. El 1.0 T-GDI se ofrece con la transmisión manual de seis velocidades (6MT).

Todos los motores vienen de serie con el sistema Stop and Go (ISG) para conseguir una mayor eficiencia. Más adelante el Fastback recibirá un nuevo y eficiente bloque 1.6 diésel turboalimentado de cuatro cilindros, disponible con dos niveles de potencia: 110 y 136 caballos y tanto con la caja de cambios manual 6MT como con la automática de doble embrague 7DCT.

Hyundai i30 N, el súper deportivo

Al igual que otros constructores Hyundai ha decidido apostar por los coches de altas prestaciones que si bien no suman muchas ventas sí crean y mejoran la imagen de la marca y para ello ha creado un súper deportivo de hasta 275 caballos sobre la base del compacto i30 de cinco puertas.

Desarrollado desde cero y bajo la batuta de Albert Biermann, el responsable en su momento de las versiones M3 y M5 de BMW, el nuevo i30 N busca el máximo placer tanto en el día a día como en el circuito.

Nacido en Namyang, en el centro de I+D global de Hyundai Motor en Corea, y perfeccionado en Nürburgring, uno de los circuitos más exigentes del mundo y sede del centro de pruebas de Hyundai, el logo N simboliza una chicane, donde el i30 N ha sido probado minuciosamente y donde ha demostrado sus prestaciones. El i30 N se inspira en la experiencia de Hyundai Motorsport en el WRC desde 2014.

De esta forma el i30 N monta un motor de 2 litros con turbo T-GDI de cuatro cilindros y con dos potencias a elegir: 250 o 275 caballos y hasta 353Nm de par. Además, en este último caso el i30 N llegará con un diferencial electrónico de deslizamiento limitado, unas suspensiones más elaboradas y controladas electrónicamente, Rev Matching (ajuste de revoluciones), más un sistema de salida desde cero Launch Control, o unos neumáticos Pirelli dedicados de altas prestaciones entre otros.

Además los i30 N tendrán disponibles cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, N y N Custom, seleccionables desde dos botones situados en el interior del volante. Con ellos se los amortiguadores, el control electrónico de seguridad (ESC), el diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD), el sonido, la dirección y la función Rev Matching para incrementar las revoluciones del motor cuando se cambia desde una marcha más alta a una más corta.

En cuanto al calzado el i30 N cuenta con mayores pasos de rueda y neumáticos desarrollados específicamente para él y a elegir de 18 o 19 pulgadas.

En el frontal, el i30 N mantiene un aspecto deportivo y agresivo gracias a los biseles de los faros en color negro. En la parte trasera, la tercera luz de freno triangular ubicada en el nuevo alerón negro brillante y el escape con doble silenciador subrayan el aspecto llamativo del nuevo compacto deportivo.