Cómo disfrutar de las motos y volver vivo a casa

La puesta a punto y el equipamiento adecuado son fundamentales para disfrutar de las dos ruedas

MadridActualizado:

Un viaje en moto puede ser de lo más divertido, solo tienes que poner tu máquina a punto, escoger bien tu equipaje y salir a la carretera con tu seguridad como principal destino, porque en algunas ocasiones el disfrutar de las dos ruedas y regresar vivo puede ser todo un reto.

La moto no es sólo velocidad y girar el puño a tope, también es una manera de disfrutar la carretera, del viaje en sí mismo, sin importar el punto de destino. Viajando en moto es más divertido el trayecto y por eso no siempre es mejor la ruta más corta. Pero también es muy importante planificar bien el viaje, para no tener problemas de última hora que lo arruinen.

Lo principal es revisar a fondo la moto, es el momento ideal para cambiar aceites, limpiar filtros y si a las cubiertas les queda poca vida, cambiarlas. Tened en cuenta que una goma desgastada no se comporta igual, agarra menos y es más sencillo pinchar, además el asfalto recalentado del verano exige mucho a las cubiertas. Antes de salir revisar en frío las presiones, teniendo en cuenta si vamos solos o acompañados.

Lo mismo nos vale para el kit de transmisión, merece la pena renovarlo y tener un viaje tranquilo. Piñón y corona en buen estado y cadena engrasada y limpia. Si tu moto lleva cardán, revisar juntas y articulaciones. Dar un repaso a todos los niveles y comprobar luces. Casi todas las motos se pueden regular en precarga de muelle, como llevaremos peso extra es el momento de apretarlo un poco. Como siempre digo, leed a fondon el manual.

Lo siguiente es hacer una lista de lo que nos llevaremos y pensar bien la forma de colocarlo en la moto. Hay que tratar de llevar lo imprescindible, pensando en los lugares por los que vamos a rodar. Llevar algo de herramienta y un kit de reparación de pinchazos. Comprobar que nuestro seguro tiene asistencia en viaje. Si no tenemos maletas donde colocar los bultos, debemos sujetarlos a la moto firmemente y sin que estorben en la conducción, repartiendo bien el peso, lo más pesado debe ir lo más bajo posible. Colocar lo que vayamos a necesitar más frecuentemente siempre a mano. Si vamos a un lugar fijo, siempre se puede enviar lo más voluminoso a través de una agencia de transportes.

Hay que viajar de forma segura y sin bajar la guardia en ningún momento, por supuesto con el equipo completo, aunque haga calor. Os recuerdo que existe ropa de verano que permite el paso del aire fresco sin dejar de equipar protecciones. Para la lluvia y el frio lo mejor es un traje de agua que se puede llevar bien doblado en cualquier sitio, y en caso de necesidad, ponérnoslo por encima de lo anterior. También es muy recomendable la ropa interior técnica que nos aísla del frio y del calor.

Aunque es bonito ir a la aventura, lo mejor es planificar el recorrido con antelación, para conocer un poco lo que vamos a encontrarnos, estado de las carreteras, gasolineras donde repostar, puntos de interés turístico y lugares donde dormir. Hay GPS específicos para moto, que aunque caros, son buenos compañeros de viaje.

En cualquier caso, viajar en moto siempre es una gran experiencia y no hace falta cruzar Africa ni tener una gran moto para pasarlo bien. El secreto para disfrutarlo es buscar una ruta adecuada a nuestra moto y a nuestro nivel de conducción, tener la mente abierta y apreciar cada kilómetro recorrido. Además, podréis comprobar cómo el viajero en moto siempre despierta simpatías, aprovechadlo y charlar con los paisanos, dejando que os recomienden los mejores lugares de su zona. Buen viaje, nos vemos a la vuelta !!