Anfac quiere producir 3 millones de coches
El vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, durante la presentación del «Plan 3 millones».

Anfac quiere producir 3 millones de coches

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha presentado su «Plan 3 millones», que fija como objetivo alcanzar una producción en las plantas españolas de 3 millones de vehículos, uno más que en la actualidad. Esto se traduciría en un crecimiento del 1% del PIB nacional, si bien supondría una inversión pública cifrada en 500 millones de euros.

agencias
madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac, ha explicado en la presentación del «Plan 3 millones» que la meta del mismo es alcanzar los objetivos previstos entre los años 2015 y 2016, y ha detallado que la inversión pública para aplicar las 100 medidas contenidas en el programa alcanzaría 500 millones de euros.

El plan consta de 3 objetivos: recuperar una producción de 3 millones de vehículos en España, alcanzar un volumen de ventas totales de 2 millones de vehículos (1,3 millones de turismos) y exportar a otros países 2,5 millones de unidades al año. Según los cálculos de Anfac, la consecución de estos objetivos permitiría crear 73.000 empleos, reducir en 10.000 millones de euros los costes logísticos, incrementar un 4% las exportaciones españolas y contribuir al crecimiento económico con una aportación adicional al PIB del orden del 1%.

Las medidas que plantea Anfac son de carácter transversal y requieren la constitución de una comisión interministerial para su estudio. Así, en el ámbito del mercado, la patronal de fabricantes pide planes recurrentes de renovación del parque, como el PIVE, que , según los datos aportados por Armero, acumula ya 21.000 reservas que se traducirán en matriculaciones.

Además, el vicepresidente de Anfac aboga por liberalizar las ITV y por establecer un marco fiscal adecuado, lo que pasa por suprimir el «anacronismo» del impuesto de matriculación y por no caer en la tentación de establecer nuevos gravámenes sobre el automóvil, que suporta actualmente nueve impuestos distintos.

Sobre competitividad, Armero critica la reforma energética aprobada por el Gobierno, que para los fabricantes de automóviles supone elevar sus costes de energía un 8%, lo que supone que fabricar un coche en España sea 15 euros más caro que en Alemania, sólo por el factor energético.

También pide incentivos a la inversión y soluciones de gestión en materia logística, como la autorización de camiones de 25 metros de longitud, que propiciarían un ahorro de 125 millones de euros, o la mejora de los corredores ferroviarios, que abarataría los costes un 30%.

Con estas iniciativas, Anfac aspira a que el automóvil lidere la reindustrialización de España, puesto que se trata de un sector que cuenta con las fortalezas necesarias, como prueban las inversiones de 2.000 millones de euros anunciadas en los últimos meses por grandes multinacionales.

Por su parte, el presidente de Anfac y de Ford España, José Manuel Machado, avanza que España saldrá este año del grupo de los 10 mayores fabricantes de automóviles del mundo, cuando en los años 90 llegó a estar en sexta posición, y defiende la reindustrialización de la economía española para propiciar la recuperación económica.