Diez esculturas al aire libre en Madrid
La gran acogida del público hizo que Botero regalara esta escultura a la ciudad de Madrid en 1994 - WIKIMEDIA

Diez esculturas al aire libre en Madrid

Desde «La Mano» de Botero a «La Sirena Varada» de Chillida, pasando por «La Vieja Rockera» en Vallecas, aquí algunas de las obras más sorprendentes de la capital

Actualizado:

Desde «La Mano» de Botero a «La Sirena Varada» de Chillida, pasando por «La Vieja Rockera» en Vallecas, aquí algunas de las obras más sorprendentes de la capital

12345678910
  1. La Mujer con Espejo de Botero

    La gran acogida del público hizo que Botero regalara esta escultura a la ciudad de Madrid en 1994
    La gran acogida del público hizo que Botero regalara esta escultura a la ciudad de Madrid en 1994 - WIKIMEDIA

    «Mujer con espejo» es una de las obras que el escultor colombiano Fernando Botero regaló a la ciudad de Madrid, después de que la obra tuviera gran acogida durante su exposición «Botero en Madrid», realizada en la primavera de 1994. Al autor nunca le ha gustado la expresión «gordas», ya que según él lo que ha buscado con este tipo de esculturas es «darle protagonismo al volumen». La escultura se encuentra en el cruce entre la Plaza de Colón y la calle Génova.

    Escultura de bronce fundido. 82,5 x 353 x 125 cm.

  2. La Sirena Varada, de Eduardo Chillida

    Cuatro cables de acero mantienen a «La Sirena Varada» suspendida en el aire
    Cuatro cables de acero mantienen a «La Sirena Varada» suspendida en el aire - abc

    «La Sirena Varada», conocida también como «Lugar de Encuentros III», es la primera obra en hormigón armado de Eduardo Chillida, concebida y creada expresamente para ocupar, suspendida del puente, el espacio central del Museo de Arte Público de Madrid. Este espacio se encuentra bajo el paso elevado que une las calles Juan Bravo y Eduardo Dato.

    «La Sirena Varada» hace alusión a los cables de acero que mantienen la obra suspendida del puente, pero también se ha interpretado como una consecuencia de la situación de estancamiento en la que permaneció la escultura hasta su definitiva instalación en el Museo. Se colocó por primera vez en 1972, pero un año después fue retirada «por problemas de seguridad». No fue hasta el 2 de septiembre de 1978 cuando se instaló de manera definitiva.

    Suspendida por cuatro cables de acero, se trata de una obra que pesa alrededor de 6.000 kilos.

  3. El Monumento del Ángel Caído en el Retiro

    Esta obra de bronce primero fue realizada en yeso por Bellver
    Esta obra de bronce primero fue realizada en yeso por Bellver - abc

    Casualidad o no, el «Monumento del Ángel Caído» se encuentra en el Parque del Retiro a 666 metros de altitud. Tradicionalmente se ha dicho que esta era la única obra dedicada a Lucifer en el mundo, pero esto es algo falso. La escultura fue obra del escultor madrileño Ricardo Bellver en 1877. Inicialmente la realizó en yeso con motivo de la Exposición Nacional de Bellas Artes de ese año. Al curso siguiente, el Estado adquirió la obra y la presentó en la Exposición Universal de París. Pero en dicha exposición solo admitían obras de mármol o bronce, por lo que primero se fundió en bronce y después se destruyó el molde de yeso.

    La estatua mide 2,65 metros.

  4. La mano, de Botero

    Botero tiene en otras partes del mundo otras manos izquierdas idénticas a la que hay en Madrid
    Botero tiene en otras partes del mundo otras manos izquierdas idénticas a la que hay en Madrid - abc

    «La Mano» es una obra de Fernando Botero, que también formó parte de la exposición que el artista colombiano realizó en la capital en 1994. Al contrario que «La mujer con espejo», no fue un regalo del autor a Madrid, sino que Telefónica compró «La Mano» por setenta millones de las antiguas pesetas y posteriormente se la cedió a Madrid. La propiedad sigue perteneciendo a la compañía telefónica.

    En esta obra también se aprecia el gusto del autor por los volúmenes grandes. Se encuentra en el Paseo de la Castellana, delante de la fuente de San Juan de la Cruz, y frente al Museo de Ciencias Naturales.

    «La Mano» está realizada en bronce y pesa unos 500 kilos.

  5. Monumento a Alfonso XII, de Mariano Benlliure

    Mariano Benlliure fue el encargado de realizar la estatua ecuestre de Alfonso XII
    Mariano Benlliure fue el encargado de realizar la estatua ecuestre de Alfonso XII - abc

    En el parque del Retiro de Madrid se levanta un «Monumento a Alfonso XII», que en realidad es una obra conmemorativa del rey que restauró la dinastía borbónica en España en 1875 y que murió diez años después. A pesar de que se proyectó su construcción en 1886, diversos problemas retrasaron su total finalización hasta 1922. La estatua ecuestre se alza sobre una columnata con un gran número de esculturas que rodea un lado del estanque del Retiro.

    El monumento está realizado en bronce.

  6. Monumento al Viajero en la Estación de Atocha

    Resulta muy raro encontrar el Monumento al Viajero sin gente sentada a su alrededor
    Resulta muy raro encontrar el Monumento al Viajero sin gente sentada a su alrededor - abc

    El «Monumento al Viajero», de Eduardo Úrculo, es el punto de encuentro natural escogido por el público para quedar y reunirse en la Estación de Atocha. La composición visual de la escultura, desde cualquier ángulo de la estación, presenta una obra de arte acompañada constantemente por un cúmulo de personas a su alrededor.

    Es una pieza de bronce y se compone de una serie de maletas de diversos tamaños.

  7. El Barrendero de la Plaza de Jacinto Benavente

    Ante esta escultura se paran muchos turistas que no la conocen y la confunden con un mimo
    Ante esta escultura se paran muchos turistas que no la conocen y la confunden con un mimo - abc

    Ubicada en la céntrica plaza de Jacinto Benavente, la escultura de este barrendero fue inaugurada en 2001 por el entonces alcalde Álvarez del Manzano con el propósito de agradecer a este gremio su trabajo de mantener limpia la ciudad.

    Para su realización se utilizó como modelo a Jesús Moreno, quien en aquel momento era el barrendero más veterano de Madrid por lo que utilizaron su cuerpo y su rostro como referencia. El uniforme con el que está vestida es el que lucía este gremio durante los años sesenta.

    Está realizada en bronce y tiene la altura de una persona de mediana estatura.

  8. Julia, la primera universitaria de Madrid

    La escultura, que se apoya en la pared, simula a una joven leyendo
    La escultura, que se apoya en la pared, simula a una joven leyendo - abc

    Esta escultura de la calle Pez representa a una joven llamada Julia que en el siglo XIX asistió a la Universidad Central de la calle San Bernardo disfrazada de chico. El mérito de la joven es que por aquel entonces sólo los hombres podían estudiar en el centro universitario.

    La estatua es de bronce y fue instalada el 12 de abril de 2003.

  9. La abuela rockera de Vallecas

    Esta mujer de avanzada edad se hizo famosa en la capital por su afición al heavy
    Esta mujer de avanzada edad se hizo famosa en la capital por su afición al heavy - abc

    Ángeles Rodríguez Hidalgo fue una mujer muy conocida en el Madrid de los años ochenta, sobre todo por el mundillo heavy. No se perdía un concierto de AC/DC en la capital y resultaba habitual verla en la sala Canciller de San Blas. Desde 1989 tuvo una sección, «Abuela Consulta», en la revista Heavy Rock. Murió en 1996.

    Su puño en alto con los cuernos rockeros sufrió la amputación de los dos dedos. Está situada en la calle Peña Gorbea, cerca del Metro Puente de Vallecas o Nueva Numancia.

    Realizada en bronce, su autor Mario Scasso era amigo personal de Ángeles Rodríguez.

  10. Eloy Gonzalo, el héroe de Cascorro

    Eloy Gonzalo fue un héroe español en la Guerra de Cuba
    Eloy Gonzalo fue un héroe español en la Guerra de Cuba - abc

    En 1896, 170 soldados españoles al mando del capitán Francisco Neila se encontraban rodeados por 3.000 guerrilleros cubanos en Cascorro. Estos guerrilleros se encontraban en un fortín de madera desde el que vigilaban los movimientos de los soldados españoles. Al parecer la única posibilidad de salir con vida era quemar este fortín. Eloy consiguió incendiar el fortín y los guerrilleros huyeron, quedando los soldados españoles como vencedores de la batalla.

    A los pocos días la noticia del heroismo de Eloy Gonzalo era conocida en España por un artículo publicado en El Imparcial por el periodista Domingo Blanco, en aquel momento corresponsal del periódico en La Habana. Rápidamente Eloy se convirtió en un héroe nacional.

    Eloy Gonzalo murió al año siguiente y en 1902 el rey Alfonso XIII inauguró este monumento de bronce en su honor. La estatua de bronce es obra de Aniceto Marinas.