ESTAMOS EN LA HISTORIA

España conquista el fin del mundo: las memorables expediciones a las gélidas costas de Alaska y Canadá

En las últimas décadas del siglo XVIII una serie de expediciones ampliaron los dominios españoles en extremo noroeste de Norteamérica

Para escucharlo, haz clic en el Play del reproductor

Actualizado:

En las últimas décadas del siglo XVIII, mientras Estados Unidos daba sus primeros pasos como país tras la independencia de las trece colonias británicas en Norteamérica, España seguía ensanchando los confines del mundo conocido al otro lado del continente, en el litoral del Pacífico. Una serie de expediciones navales exploraron entre 1774 y 1795 las frías tierras de Alaska y el oeste de Canadá, incorporándolas de manera efectiva a los territorios españoles.

Hoy día, dos pequeñas localidades más allá de los 60º de la latitud norte mantienen el nombre con el que fueron bautizados aquellos remotos parajes entonces: Valdez y Cordova. Se trata solo de dos ejemplos de los numerosos vestigios en la toponimia de la región de una época fascinante, apenas conocida por el gran público, en la que aguerridos marinos como Juan Pérez, Juan Francisco de la Bodega y Quadra o Salvador Fidalgo, entre otros, llevaron la bandera española hasta el último rincón del planeta.

Capítulos anteriores

Los espías de Franco: la conjura de Don Juan

El cadáver de Blas de Lezo

Los planes de Felipe II para invadir China

El naufragio del Juncal