Madrid

Piantao

7 /10
Precio medio
50€
Dirección
Paseo de la Chopera,69
Teléfono
91 467 54 02 Llamar
 Piantao
Foto: Belén Diaz
Piantao Paseo de la Chopera 69,Madrid

Faltaba en Madrid un buen restaurante argentino. Cierto que hay una numerosa presencia de parrillas especializadas en carnes de allá que también incluyen en su carta algunas elaboraciones tradicionales, pero el nivel medio es, por lo general, bastante bajo. Con la idea de cubrir ese hueco, Javier Brichetto, un inquieto argentino que lleva muchos años en España e incluso hizo sus pinitos en un concurso televisivo, que por cierto ganó, acaba de abrir este Piantao situado en el paseo de la Chopera, enfrente mismo del Matadero. Brichetto, cocinero muy sólido y de larga trayectoria, se lanza ahora a la aventura de lograr un restaurante-asador de calidad, con genuina cocina argentina. Y va camino de ello. Al fondo del local, con decoración muy rústica, puede verse la gran parrilla, abierta al comedor, diseñada por él mismo para asar las carnes y otros productos con leña de encina. Incluso ha montado un gran horno pensado para hacer allí animales enteros, al estilo de su país. Piantao es un término del lunfardo rioplatense que define la locura, y algo de locura, y mucha ilusión, hay en este proyecto.

La idea es acercarse a la auténtica cocina popular argentina. Todo gira en torno a una breve carta que incluye especialidades de allá pero muy cuidadas en su elaboración. Incluso en los panes, que se preparan para esta casa: caserito porteño, torta santiagueña y pan de queso, acompañados con una mantequilla de la Sierra de Madrid ahumada. Especialmente buena resulta la empanada criolla (4,90 €), al estilo porteño, con la carne picada a mano y acompañada con una salsa de tomate y chiles del norte argentino. Mención también para el chorizo criollo (4,90), cien por cien de cerdo, y la morcilla de cebolla (4,80), embutidos que hacen ellos mismos. Por las brasas se pasan igualmente algunas verduras como los tomates de diferentes variedades que se sirven en una ensalada (11,50) o la berenjena quemada con aceite de ajo (6,40), muy agradables ambos, aunque lo mejor de todo es la popular humita en chala (7,80), una masa de maíz que se asa dentro de sus propias hojas.

El capítulo de carnes es el más importante. Unas proceden de novillos de Argentina y otras son de vacuno mayor europeo. Probamos dos de allí, un ojo de bife (26 la pieza de 300 gramos) y un vacío (19,50), y uno español, un lomo bajo con sesenta días de maduración (22). Todos están buenos, muy bien de punto, pero gana el lomo bajo, más sabroso que los otros cortes. Se acompañan con un rico chimichurri casero y una vinagreta. Notables las mollejas de corazón (15,95), también hechas en la parrilla. Postres al estilo argentino o, lo que es lo mismo, dulces para muy golosos. Por ejemplo el alfajor helado relleno de dulce de leche con chocolate y una crema inglesa (7), el panqueque de manzana caramelizada con helado de arroz con leche (8) o el bombón de yerba mate y chocolate blanco (7). La carta de vinos incluye una importante representación de los interesantes vinos argentinos, especialmente de las variedades torrontés y malbec, que selecciona y explica muy bien Adriana, la joven sumiller, y que acompañan perfectamente la atractiva cocina de esta nueva casa.

Cierra lunes.