Así fue la boda de Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi
Imagen del calzado que regalaron a las señoras - instagram
top cinco

Así fue la boda de Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi

Regalaron bailarinas, ella llevó una tiara de la familia...

Actualizado:

Regalaron bailarinas, ella llevó una tiara de la familia...

12345
  1. Bailarinas Louboutin como regalo

    Imagen del calzado que regalaron a las señoras
    Imagen del calzado que regalaron a las señoras - instagram

    En toda boda hay un regalo como recuerdo del día tan especial que los invitados compartieron con los novios. Cuando el enlace es de una de las parejas de moda y que crean tendencia con cada cosa que se ponen, el regalo no podría ser otro que algo de un diseñador importante. Según mostraron las invitadas en las redes sociales, Andrea y Tatiana les entregaron bailarinas negras firmadas por Louboutin para que pudieran continuar el baile más cómodas.

  2. Decoración: lucecitas rojas

    instagram

    Tatiana y Andrea crearon un ambiente de lo más especial y acogedor en su boda. La pareja se decantó por decorar las paredes del lugar donde se celebró el convite con miles de lucecitas rojas que, junto con las plantas y la nieve en el exterior, devolvían a los invitados a la Navidad.

  3. La tiara

    abc

    Han tenido que pasar décadas para que algún miembro de la familia Grimaldi luciera en la cabeza la tiara Rusa. Esta espectacular pieza, que también se puede desmontar y convertir en collar, la usaba la madre de Rainiero III de mónaco, la Princesa Carlota, bisabuela de Andrea Casiraghi. Gracia de Mónaco nunca la llevó y en alguna ocasión Carlota la ha lucido en el cuello. Ayer, Tatiana la rescató de la colección del Principado y se coronó como reina de la noche.

  4. El moño

    abc

    Estamos acostumbrados a ver a Tatiana Santo Domingo luciendo su eterna melena suelta. Sin embargo, ayer optó por un espectacular moño bajo. De las bajas temperaturas se resguardó con una capa blanca con capucha.

  5. Las ausencias

    reuters

    Aunque el Príncipe Alberto sí estuvo en la boda de su sobrino y posible sucesor, quien faltó fue la Princesa Charlene. De momento, desde el principado no han aclarado los motivos de su ausencia. Tampoco estuvo la Princesa Estefanía junto a sus hijos, lo que evidencia un distanciamiento entre las hermanas.