Así quedarían las Comunidades y principales ciudades españolas de cumplirse las encuestas
Elecciones 24-M

Así quedarían las Comunidades y principales ciudades españolas de cumplirse las encuestas

Según sondeos de GAD3, el PP sería la lista más votada en diez de las trece regiones que celebran elecciones

Actualizado:

Según sondeos de GAD3, el PP sería la lista más votada en diez de las trece regiones que celebran elecciones

12345678910111213141516
  1. C. Valenciana: Fabra podría gobernar si logra el apoyo de Ciudadanos

    A. Caparrós

    Los partidos políticos de la Comunidad Valenciana afrontan la recta final de campaña con el objetivo de arañar los votos de ese tercio de la población que todavía está indecisa ante la cita del próximo domingo. De acuerdo con la encuesta elaborada por GAD3 para ABC, cuyo trabajo de campo finalizó el pasado 5 de mayo y que realizó 1.000 consultas telefónicas, el Partido Popular parte con ventaja y será la fuerza más votada con una horquilla de entre 33 y 34 escaños, lejos de los cincuenta que otorgan la mayoría y de los 55 que cosechó en los comicios de 2011, pero a mucha distancia del PSPV, que resiste a duras penas como segunda fuerza política y queda con 20-21 asientos.

    A la formación que lidera Ximo Puig le pisa los talones Ciudadanos (18-19). Podemos (13-14) y Compromís (12-13) completarían el arco parlamentario, del que quedaría fuera Esquerra Unida al no alcanzar el listón del cinco por ciento de los votos que exige la ley autonómica.

    En este escenario, existirían dos posibilidades para formar gobierno. La primera pasa por un Consell en minoría del PP. Para ello, Ciudadanos debería respaldar la investidura de Alberto Fabra como presidente de la Generalitat. La suma de ambas fuerzas arrojaría entre 51 y 53 diputados. Suficientes para garantizar la gobernabilidad.

    Otra opción pasa por un pacto contra el PP del resto de fuerzas con representación. Si Ciudadanos, PSPV, Podemos y Compromís unen sus diputados, Fabra pasará a la bancada de la oposición.

    A día de hoy, de acuerdo con la encuesta de GAD3, a PSPV, Podemos y Compromís no le salen las cuentas para pactar un gobierno a tres bandas que dejara fuera de juego a Ciudadanos. Sin embargo, si en la semana que queda para las elecciones Esquerra Unida logra alcanzar el listón del cinco por ciento y lograr representación esta alternativa podría ser factible.

    En todo caso, la cita del próximo 24 de mayo se presenta como la más abierta en la historia de la democracia en la Comunidad Valenciana.

  2. Valencia: Un pacto a cinco bandas amenaza la hegemonía de Rita Barberá

    A. Caparrós

    El Partido Popular volverá a ser por séptima vez consecutiva la formación más votada en Valencia, pero volverá al punto de partida de 1991. La candidata de la formación, Rita Barberá, ganará, pero necesitará apoyos externos para mantener la vara de mando. De acuerdo con la encuesta elaborada por GAD3 a través de quinientas llamadas teléfonicas cuyo trabajo de campo finalizó el 5 de mayo, la lista del PP obtendría once concejales (en 2011 cosechó veinte). La mayoría absoluta la marcan diecisiete ediles. Si Ciudadanos, que según el sondeo lograría seis asientos en el Consistorio, apoyara a Barberá, la izquierda seguiría otros cuatro años más en la oposición.

    Sin embargo, durante la campaña, el candidato de Ciudadanos, Fernando Giner, ha escenificado su frente común contra Barberá junto al resto de grupos de la oposición. Entre ellos un PSPV-PSOE en caída libre, que queda con cinco concejales, los mismos que Compromís, y uno menos que Valencia en Comú, la marca blanca de Podemos en la capital del Turia. El abanico de fuerzas de izquierdas lo completa Esquerra Unida, con dos escaños.

    Con el escenario que marca la encuesta de GAD3 se abren tres alternativas. Que el PP logre el apoyo de Ciudadanos (Albert Rivera ha advertido a Barberá de que a partir del 25 de mayo tendrán que negociar). La segunda pasa por gran acuerdo a cinco bandas que elevaría Fernando Giner (Ciudadanos) a la Alcaldía en su debú en unas elecciones. El PSPV sacrificaría a su canditato, Joan Calabuig, a cambio de obtener el respaldo de Ciudadanos a la Generalitat.

    La tercera opción, viable por la aritmética pero la más compleja, sería un gobierno municipal sin el PP ni Ciudadanos, liderado por las fuerzas de izquierdas. En este caso el alcalde sería el de la tercera fuerza más votada, una pugna que mantienen PSPV, Compromís y Podemos con escasa distancia entre los contendientes.

  3. Aragón: PP y PSOE aguantan pese al severo desgaste

    En Aragón, región donde la mayoría absoluta se sitúa en 34 escaños, el PP y el PSOE tienen un desgaste considerable pero se mantienen como los dos primeros partidos en esa Comunidad, con una atribución de 19-22 diputados para PP y de 15-16 para PSOE. Los dos nuevos partidos, Ciudadanos (11-12) y Podemos (10-12) pugnan por ser tercera fuerza política.

  4. Extremadura: aguanta el bipartidismo

    En Extremadura, el bipartidismo también aguanta el fuerte tirón de la llamada «nueva política». No obstante, el PP retrocedería cinco puntos y el PSOE hasta seis. Los partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, alcanzarían 7-8 y 6 escaños, respectivamente.

  5. Castilla y León: El PP perdería la mayoría absoluta y el PSOE obtendría sus peores resultados

    J. M. Ayala

    El PP tendrá que sudar más incluso de lo previsto para lograr finalmente una nueva mayoría absoluta en Castilla y León que ahora mismo tendría perdida, según la encuesta que GAD3 ha realizado para ABC y que otorga a la formación que lidera Juan Vicente Herrera una horquilla de entre 39 y 41 escaños, alejada de los deseados 43 que le garantizarían una nueva legislatura en el poder.

    Los populares obtendrían los peores resultados en Castilla y León desde que se presentan bajo las siglas del PP (1991). En aquellos comicios obtuvieron 43 «sillones» en el parlamento regional, por encima de los que les da el estudio de GAD3 para ABC. Desde entonces, la formación de la gaviota siempre consiguió mayorías absolutas muy claras hasta llegar al techo de los 53 procuradores en las pasadas elecciones de 2011.

    La estimación, por tanto, les quitaría entre 12 y 14 escaños con un porcentaje de voto que se situaría por debajo del 40% (39,2). Con este resultado, lo lógico es que el Partido Popular gobierne cuatro años más en Castilla y León, pero necesitaría o llegar a acuerdos posiblemente con Ciudadanos, que con hasta doce escaños sería más «llave» que «timón», pese a los anhelos expresados en Valladolid por Albert Rivera, su jefe de filas.

    Si el PP pega un importante «bajón», la encuesta confirma el desmoronamiento del Partido Socialista, que encadenaría otro batacazo tras el registrado ya en 2011. Y es que la formación liderada por Luis Tudanca conseguiría apenas entre 22 y 24 procuradores con un porcentaje de voto estimado del 24,5 por ciento firmando en ambos casos sus peores datos en toda la Democracia al perder entre cinco y siete escaños en cuatro años.

  6. Valladolid: De la Riva necesitaría a Rivera para ser alcalde

    J.M.A.

    Cinco legislaturas después, Javier León de la Riva podría perder la mayoría absoluta en Valladolid y dependerá posiblemente del apoyo de la formación comandada por Albert Rivera para garantizarse cuatro años más en el poder. Así lo pone de manifiesto la encuesta de GAD3 para ABC por la que el Partido Popular conseguiría entre 13 y 14 concejales cuando la barrera que garantiza la gobernabilidad en solitario se encuentra en 15.

    Así, para lograr esos ediles que le faltan la opción más «normal» es la que pasa por un apoyo, posiblemente puntual y para la investidura, de Ciudadanos, que en principio respeta la lista más votada. Sus dos ediles —respaldados por el 7,5 por ciento de los votantes impedirían otras cábalas más complicadas en una ciudad en la que entrarían hasta cinco formaciones en el Ayuntamiento. De ellas, tres —PSOE, Valladolid Toma la Palabra y Si Se Puede Valladolid— no quieren saber nada del actual alcalde y están centrados en derrocarle después de veinte años al frente del Consistorio.

    Más allá de lo que pase tras el 24-M, los datos de la encuesta realizada a 400 ciudadanos el pasado 15 de mayo señalan que el PP lograría el 43,1 por ciento de los votos —siete puntos menos que en 2011—, mientras que los socialistas liderados por Óscar Puente obtendrían el peor resultado en democracia al lograr únicamente entre 7 y 8 ediles y un 23,6 por ciento de los apoyos.

  7. Barcelona: El secesionismo no suma mayoría, pero CiU vuelve a ganar

    M. J. CAÑIZARES

    Convergència i Unió (CiU), con Xavier Trias como cabeza de lista, volvería a ganar las elecciones municipales en Barcelona, aunque con menos concejales y ninguna posibilidad de formar mayoría con ERC, que lograría 5 o 6, y con la CUP, que no obtendría representación. La mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Barcelona, formado por 41 concejales, es 21. De esta forma, los partidos secesionistas fracasarían en su intento de que los comicios del 24 de mayo se conviertan en una primera vuelta de las elecciones "plebiscitarias" previstas para el 27 de septiembre. Y precisamente en Barcelona, que está llamada a ser, según el partido que lidera Artur Mas, la capital del "nuevo Estado catalán".

    Según la encuesta de GAD3 para ABC, la candidatura de Trias obtendría 11-12 concejales, cifra inferior a los 14 logrados en 2011, año en que, por primera vez después de tres décadas de hegemonía socialista, la ciudad pasaba a ser gobernada por CiU. Lo ha hecho durante este mandato sin mayoría, lo que le ha obligado a pactar sus proyectos municipales a varias bandas. En esta ocasión, Trias repetiría, pero con una posición más débil y sin la opción de recurrir a los partidos que comparten con los nacionalistas la aventura independentista.

    A diferencia de la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hecha pública el pasado jueves, Barcelona en Comú, la candidatura de Ada Colau, no ganaría los comicios, sino que quedaría como segunda fuerza con 8-9 escaños. La irrupción es fuerte, pero este sondeo confirma que Podemos –que se presenta en esa coalición junto a Iniciativa per Catalunya Verds, Esquerra Unida i Alternativa, Equo y Procés Constituent– comienza a desinflarse. Difícil valorar con estos datos si la decisión de ICV, que siempre había actuado como satélite del PSC, de unirse al partido de Pablo Iglesias le ha supuesto un buen negocio, pues en 2011 obtuvo 5 concejales.

    Por contra, se confirma el empuje de Ciudadanos, que irrumpiría en el consistorio barcelonés con 6-7 concejales. Del auge de esta formación, cuya cabeza de lista es Carina Mejías –fue concejal del PP en este mismo ayuntamiento entre 2003 y 2007–, da cuenta el aumento de porcentaje de votos. La encuesta de GAD3 destaca que C´s pasaría de un 1,95 por ciento de los votos logrados hace cuatro años, que fueron insuficientes para entrar en el ayuntamiento, a un 15,3 por ciento en 2015. De nuevo, tanto la marca catalana de Podemos como Ciudadanos consolidan su posición como garantes de la gobernabilidad.

    En cuarto lugar empatan PSC y ERC, pero en condiciones muy distintas. La formación socialista, hegemónica durante muchos años en el gobierno de la ciudad y que ahora ha puesto sus esperanzas en Jaume Colboni, sigue en caída libre y de los 11 concejales logrados en 2011, bajaría hasta 5-6. Por contra, los republicanos encabezados por Alfred Bosch pasarían de dos a 5-6 concejales. Mientras, sus afines políticos en el terreno secesionista, la Candidatura de Unidad Popular (CUP), no lograría representación en este consistorio.

  8. Comunidad de Madrid: mayoría absoluta en peligro

    M. Calleja

    En la Comunidad de Madrid, el PP se desploma al pasar del 51,7 por ciento de los votos a contar con una estimación del 32,1 por ciento. Traducido en número de escaños, en una Asamblea que tiene 129 (la mayoría absoluta son 65) significa que los 72 actuales quedarían reducidos a 44 o 46, es decir hasta 28 diputados menos.

    La candidatura que encabeza Cristina Cifuentes se queda muy lejos de la mayoría absoluta en una Comunidad donde el PP la ha tenido desde el año 1995. Por primera vez en veinte años tendrá que mirar a su alrededor para buscar posibles aliados. Y encontrará este panorama: un PSOE que sigue siendo el principal partido de la oposición, pero aún más débil, con 32-33 escaños, hasta cuatro menos que en 2011; en tercera posición irrumpe Ciudadanos con un 17,9 por ciento de los votos y entre 24 y 26 diputados; en cuarto lugar se queda Podemos, con 23 o 24 escaños; y por último aparece Izquierda Unida, que por muy pocos votos podría pasar de no tener representación a llegar hasta seis escaños.

    En ese arco parlamentario, la lógica política llevará al PP de Cifuentes a mirar directamente a Ciudadanos, única formación con la que los populares pueden llegar a entenderse hoy por hoy. El partido de Albert Rivera es el destino natural de la mayoría de los votantes «fugados» del PP. De hecho, si se suman los votos de PP y Ciudadanos en la encuesta, el resultado es casi el que tenían los populares en 2011. El Gobierno y el PP se han encontrado así con una situación paradójica: el partido que les «quita» los votos es el que puede salvarles a la hora de mantenerse en el poder mediante pactos.

    Ciudadanos acoge a los votantes decepcionados y desencantados con el PP, ya sea por el incumplimiento del programa, el desgaste producido por los recortes en la crisis o los casos de corrupción y el desprestigio de los partidos tradicionales. Pero son unos votantes que miran con enorme recelo las opciones populistas emergentes, como Podemos. Fue la candidata del PP a la Comunidad de Madrid quien aseguró que era una «pena» que Albert Rivera no estuviera en su partido. «No somos el Podemos del PP», ha explicado a su vez el líder de Ciudadanos, quien ha dejado claro que su partido no es de derechas, sino «progresista».

  9. Madrid: ganaría Esperanza Aguirre

    M. Calleja

    La candidatura que encabeza la expresidenta madrileña para el Ayuntamiento de la capital se quedará lejos de la mayoría absoluta. En concreto, el PP lograría ahora un 34,5 por ciento de los votos, casi 15 puntos menos que en las elecciones de mayo de 2011. En un Ayuntamiento de 57 concejales (la mayoría absoluta está en 29), los populares tendrían 21 o 23, hasta nueve ediles menos que los actuales. Necesitará, pues, seis o siete votos más para alcanzar la mayoría que les permita gobernar, pues no hay que olvidar que la izquierda en su conjunto (PSOE, Podemos e IU) no dudaría en sumar sus votos para arrebatar el poder al PP, aunque sea el partido ganador.

    Ciudadanos lograría ahora el 15,6 por ciento de los votos, entre nueve y diez concejales. Una vez más, la suma de los votos del PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid tendría como resultado, en este caso casi calcado, el que lograron los populares en las elecciones de mayo de 2011, con Alberto Ruiz-Gallardón como candidato.

    El PSOE volvería a perder las elecciones en el Ayuntamiento de Madrid, algo que ocurre desde 1991. La lista que encabeza Miguel Carmona empeora los resultados de los socialistas de 2011, retrocede casi tres puntos en estimación de voto y se queda con 13 o 14 concejales, frente a los 15 que obtuvo Jaime Lizzavetsky como candidato hace cuatro años. El consuelo para los socialistas es que tanto en la Comunidad de Madrid como en el Ayuntamiento de la capital quedan por delante de Podemos, a pesar de que la formación de Pablo Iglesias ya se situó como segundo partido nacional, por detrás del PP, en el conjunto de España, según el último barómetro del CIS.

  10. Asturias: Ganaría el PSOE pero necesitaría apoyo

    Según la encuesta de GAD3 para ABC.es, el parlamento asturiano quedaría muy fragmentado. El PSOE obtendría de 15 a 17 escaños. El PP de 10 a 11. Podemos rondaría los 6 o 7. Ciudadanos se´ia cuarta fuerza, con 4 o 5 escaños y, por último, Izquierda Unida obtendría 3 representantes.

  11. Murcia: el PP gana lejos de la mayoría absoluta

    El Partido Popular volvería a ser la fuerza más votada en Murcia, pero muy lejos de los 33 escaños que tiene actualmente, la encuesta le pronostica 22. Después, el PSOE con 12 o 13 escaños. En tercer lugar, Ciudadanos con 6 y, cerrando el parlamento, Podemos, con entre 4 o 5 diputados.

  12. Cantabria: ganaría el PP de nuevo

    La encuesta de GAD3 otorga entre 14 y 25 escaños para el PP, seguido por el PRC, con 8 o 9. En tercer lugar, el PSOE, con 6. Ciudadanos obtendría 4 y Podemos entre 2 y 3.

  13. Castilla-La Mancha: victoria para Cospedal

    J.A.P.G.

    María Dolores de Cospedal pasa el domingo su primera reválida y, según GAD3, los castellano-manchegos le darían su plácet con una mayoría absoluta de 17 en un Parlamento de 33. Pero, ojo, que cada voto cuenta, los ensayos no son el directo y la victoria del PP no depende tanto del PSOE, que también, como de lo que consigan arañar los nuevos partidos. En especial, Ciudadanos.

    Toledo

    Que PP y PSOE perderán concejales parece tan claro como que dichos ediles volarán hacia Ganemos y Ciudadanos. Lejos, por tanto, de mayorías absolutas, la duda que queda es quién tendrá más votos y parta en la "pole position" a la hora de negociar pactos. Y ahí, según GAD3, Jesús Labrador, del PP, parece llevar la ventaja con entre 10 y 11 concejales sobre un Pleno de 25.

  14. La Rioja: El PP roza la mayoría absoluta

    El PP podría perder en La Rioja la mayoría absoluta que actualmente tiene, quedando a un escaño de ella (16). Le sigue el PSOE, con 9 diputados, Ciudadanos, con 3-4 y Podemos con 4-5 también. Cambio La Rioja podría quedarse fuera del hemiciclo.

  15. La Coruña: victoria para el PP

    J.L.J.

    El PP quedará a un paso de la mayoría absoluta en La Coruña según la encuesta de GAD3 para ABC. Carlos Negreira, obtendría entre 12 y 13 concejales, a uno de los 14 que actualmente tiene y garantizan el gobierno en solitario. El PSOE se desmorona hasta los 4-5 y pasa a ser tercera fuerza por detrás de Marea Atlántica (6-7), la plataforma de IU y Podemos. Ciudadanos entraría con dos ediles y el BNG bajaría hasta los

  16. Zaragoza: PSOE empata con Zaragoza en Común

    En Zaragoza, el Partido Popular ganaría las elecciones pero obtendría 9 escaños, muy lejos de los 16 necesarios para gobernar con mayoría absoluta. Por detrás, Zaragoza en Común igualaría en escaños al PSOE, que obtendría 7. Ciudadanos conseguiría 6 representantes y el Cha, 2.