Sociedad

Sociedad / 75º aniversario

El verdadero premio del cupón de la ONCE

Día 11/06/2013 - 18.42h
Temas relacionados

Detrás del boleto que compramos con la ilusión de hacernos millonarios, están los sueños de personas que anhelan integrarse plenamente en la sociedad y, en muchos casos, recuperar la alegría de vivir

1José Ramón Cantero: «Sueño con ganar una medalla en los Juegos Paralímpicos»

El verdadero premio del cupón de la ONCE
victor lerena
José Ramón Cantero quedó entre los diez mejores nadadores en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012

Su madre le apuntó a natación con seis años para que hiciera algo de deporte sin saber que tenía un futuro campeón en casa. A los 8 años ya iba a campeonatos, con 14 viajó a Berlín con la selección española y el año pasado cumplió su sueño de ir a los Juegos Paralímpicos de Londres. Quedó entre los diez mejores. Su especialidad en la piscina son los cuatrocientos metros libres a crol.

Antes de empezar la entrevista, le pillamos «picándose» por Twitter, pero de buen rollo, con uno de los nadadores con los que competía en el Open de España este fin de semana. De todo lo que le ha dado la natación, se queda con sus compañeros. «Es con la gente que más tiempo paso, con la que salgo y me voy de fiesta, pero a lo sano», matiza.

Escribir es la otra gran pasión de este joven de 19 años, que estudia Periodismo. Tiene un blog y redacta las notas de prensa de su equipo, la Agrupación Deportiva Móstoles. Como futuro periodista, le interesa mucho cómo se utilizan las palabras, especialmente en lo que se refiere a la discapacidad: «Siempre me ha llamado la atención el lenguaje de la gente. Me fijo en cómo hablan y me hace gracia cuando conoces a alguien y no saben si decir ciego, invidente, discapacitado... como que les cuesta decirlo. O cuando te preguntan “¿has visto?” y rectifican rápidamente: “bueno, visto no..." ¡Hay que hablar normal!».

No se le pone nada por delante a este chaval de Móstoles que quedó ciego nada más nacer por un problema en el parto. La falta de oxígeno afectó al sentido de la vista. Tuvieron que operarle con dos días de vida y consiguieron salvar un 2% de su visión. En los siguientes once años, se sometió a 30 operaciones. La última, en 2011, fue un trasplante de córnea que le permite ver más del doble: un 6%. Unos porcentajes que parecerán muy pequeños, pero que no le han impedido hacer cosas muy grandes.

Fue al colegio del barrio, pero mientras sus compañeros aprendían a leer con un libro, él lo hacía en braille con la ayuda de una profesora de la ONCE. «Para mí, en tema de estudios, la ONCE lo ha sido todo. Me enseñaron a leer, me daban los libros, una máquina para escribir en braile, una telelupa... Sin esas cosas sería imposible estudiar y tener una vida medianamente normal», cuenta José, que ahora estudia la carrera con ayuda del ordenador y un lector de pantalla con un pinganillo.

Objetivo: Río de Janeiro

A pesar de su circunstancia y de las operaciones, confiesa que se ha sentido «igual que cualquier otro niño». «En mi casa me han tratado como al resto de mis hermanos y en el colegio he hecho todas las actividades. He intentado normalizarlo todo lo máximo posible porque si te encierras en un cuarto diciendo: “qué desgraciado soy” no vas a ningún sitio. Puedes llorar o aceptar lo que tienes y tirar pa'lante», cuenta.

Se considera una persona muy independiente y lleva una vida bastante frenética. Se levanta temprano para ir a la piscina a entrenar dos horas por la mañana. Cuando termina, coge el metro para ir a la universidad, que está en Fuenlabrada, vuelve a Móstoles para comer en casa, estudia hasta las ocho y vuelve a la piscina para entrenar hasta las once y media de la noche.

Durante su trayecto va solo, sin bastón y sin un can que lo guíe. «No me gusta lo del perro-guía. Soy muy de cambiar de opinión. Iba a ir a un sitio y al final voy a otro lado. No me siento responsable para tener un perro. Solo tengo disciplina en el deporte, pero en el resto...», relata riendo. En el metro se maneja bien sin ayuda. «El único problema con el transporte público es que es muy caro, pero por la movilidad no hay problema», bromea.

Se ha planteado irse a entrenar fuera de España, a Australia, donde tienen un equipo paralímpico de natación «bestial», pero de momento le ha podido más estar cerca de la familia, de los amigos y de su entrenador, «que es una de las personas que más sabe de natación de este país».

Su siguiente objetivo son los Juegos de Río de Janeiro en 2016. Su sueño por cumplir: ganar una medalla olímpica. Pero tiene los pies en la tierra. «Me gusta pensar a corto plazo. Si tienes un objetivo final, tienes que ir cumpliendo primero objetivos más pequeños».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Últimos Posts
    Portada de Blogs
    Lo último...

    Agustinito

    Hubo un tiempo en el que el alcalde de Collado-Villalba era la guinda del pastel. Logró apartar a un compañero para ponerse él

    El tiempo...

    Últimos vídeos

    El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.