Top

gala oscar 2014

El protagonista de los Oscar 2014: el vestido de Lupita Nyong'o

El diseño de princesa, en tono azul pastel de Prada, que lució la actriz de «12 años de esclavitud» le dio mucha guerra durante la gala de los premios del cine. Aquí sus cinco meteduras de pata sobre la alfombra roja

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

No saber andar

La actriz Lupita Nyong'o intenta andar con su vestido de Prada sobre la alfombra roja- agencias

El verbo que usó la prensa norteamericana para describir la actitud de Lupita Nyong’o en su paso sobre la alfombra roja fue «wafting» (flotar, con ese efecto como arrastrada por el viento). Entendemos que la actriz esté levitando por su gran aclamo en Hollywood, pero esto no quita para que aprenda a andar con su traje. El protocolo indica que no debes levantar nunca el vestido para poder andar. Debería tener el largo justo para que no se lo pise por delante. Sujetarlo para poder desplazarse logrando un efecto «mesa camilla» no es sexy.

Creerse una Princesa Disney

Dos momentos de Lupita sobre la alfombra roja luchando con el vuelo de su falda- agencias

No pararemos de repetir que Walt Disney ha hecho mucho daño. Nyong’o se pasó toda la noche pendiente de su vestido. Lo que más le gustaba era que le arreglasen la cola y las extremidades de la falda. Lo que no sabía es que al hacerlo, a todos los críticos de moda nos venían a la mente imágenes de un cruce entre Elsa de «Frozen» y la Cenicienta. Como nota a parte, decir que la diadema quizás sobraba.

Poses incómodas

La actriz Lupita Nyong'o posa para los fotógrafos a su llegada a la ceremonia de los Oscar- agencias

A veces los hombres se preguntan para qué tienen bolsillos los trajes de noche, o para que llevan las mujeres micro-bolsos en los cuales no cabe nada. La respuesta es: para tener algo que hacer con las manos. Y si no, no hay más que ver la incómoda pose de Lupita al no saber qué hacer con sus brazos. Seguramente le han advertido previamente -y con razón- que no puede ponerlos en jarra. ¿Resultado? Los posa sobre su vientre, en un intento de lucir sus anillos prestados… pero parece una pose de embarazada.

No saber subir escaleras

Si todo indicaba que iba a ganar el Oscar, la actriz tenía que haber practicado el subir escaleras en su casa. Lo de levantar la falda del vestido por ambos lados es de principiante. Después la gente pregunta para qué sirven los bailes de Debutantes. Ahora lo van a entender. Además, si lo haces, al menos no abras los brazos. Ese efecto pájaro en vuelo es un despropósito. Miuccia Prada se lo va a pensar dos veces antes de prestarle otro traje.

No saber llevar cola

Lupita Nyong'o a la salida de los premios del cine, estatuilla en una mano y la cola de su vestido en otra- agencias

Lo primero que aprenden las actrices es que no pueden levantarse la cola del vestido para andar con más comodidad. La cola está para arrastrarla todo el rato. Si sabes que vas a estar incómoda con ella, opta por otro vestido. Hay que asumir que la van a pisar, como hizo Cate Blanchett con la de Lupita. No pasa nada. La vida continúa. Al final de la velada, se lleva el vestido al tinte. Eso sí, antes siempre es buena idea despegarle las colillas de la parte de abajo.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios