Especial bodas 2013: diez claves de protocolo para la madrina
Carmen Tello, elegantísima en la boda de su hijo Fernando Solís - VANESSA GOMEZ

Especial bodas 2013: diez claves de protocolo para la madrina

Actualizado:

Suele ser una de las protagonistas del gran día y es muy frecuente que tenga miedo a hacer el ridículo. Aquí las claves...

12345678910
  1. ¿Vestido largo o corto?

    Carmen Tello, elegantísima en la boda de su hijo Fernando Solís
    Carmen Tello, elegantísima en la boda de su hijo Fernando Solís - VANESSA GOMEZ

    Ser madrina de boda es un gran honor a la par que una gran responsabilidad. Pero a veces esa responsabilidad se convierte en miedo. Miedo a hacer el ridículo, a no ir de forma apropiada, a no saber ocupar tan solemne lugar. «Es un evento para lucirse y no para arriesgar», explican Gerardo Correas, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo y Marina Fernández, directora de la escuela en Barcelona, que nos ayudan a entender las claves para acertar en el gran día.

    Una de las preguntas del millón siempre será: «¿De largo o de corto?». Los expertos responden que aunque «la etiqueta de la boda es la que marca la de la madrina, en función de la mayor o menor solemnidad», la tradición nos dice que lo habitual es que vaya con vestido largo, independientemente de si el evento es de mañana o de noche.

  2. ¿Mantilla, tocado o sombrero?

    Carmen Ordóñez el día de la boda de su hijo Cayetano
    Carmen Ordóñez el día de la boda de su hijo Cayetano - abc

    Aunque se trata de una decisión respetable de la madrina, los expertos en protocolo nos recuerdan que existen varias reglas de concordancia a tener en cuenta:

    -De largo: mantilla si la boda es de mañana (de color negro si se trata de una ceremonia religiosa) o tocado si es de tarde/noche.

    -De corto (falda por la rodilla): pamela si la boda es de mañana y y sombrero de ala corta o tocado si es de tarde/noche.

    Una excepción acertada: a pesar de que Carmina Ordóñez fue con vestido largo y tocado en la boda de su hijo Cayetano Rivera, que se celebró por la mañana, Correas y Fernández califican el resultado de «elegante y vistoso». Así. señalan que en este caso la madrina «prefiere no llevar pamela, cuyo efecto acompañando a un traje largo sería raro» y opta por el tocado, aunque sea un evento de mañana.

    Más las claves sobre los tocados de boda pinchando aquí.

  3. El look debe estar dentro de su estilo

    Carmen Martínez-Bordiú, madrina de boda en 2004
    Carmen Martínez-Bordiú, madrina de boda en 2004 - abc

    El traje ideal para toda madrina de boda es aquel con el que se sienta ella misma y no disfrazada. Por ello, es importante que el look elegido concuerde con su estilo habitual y, sobre todo, le resulte cómodo. Así, desde la Escuela Internacional de Protocolo recomiendan acudir a un profesional que nos asesore en función de nuestro estilo personal. «No es solo la etiqueta lo que marca el buen hacer de las personas, hay una cantidad muy grande de lenguaje verbal y no verbal que afecta a la imagen que se está trasladando», advierten.

    En su línea: los experto en protocolo consideran que Carmen Martínez-Bordiú vistió «muy de acuerdo a su estilo» en la boda de su hijo Luis Alfonso de Borbón en 2004. Así, señalan que su estilo iba muy acorde con el sitio donde se celebraba la boda, República Dominicana, aunque señalan una única pega: «el escote y la línea sirena del vestido contrastan demasiado con la etiqueta militar del novio y con la mantilla» .

  4. No debe eclipsar a la novia

    Isabel Preysler en la boda de su hijo Julio José con Charisse Verhaert
    Isabel Preysler en la boda de su hijo Julio José con Charisse Verhaert - «¡hola!»

    Gerardo Correas y Marina Fernández consideran que una de las reglas de oro de cualquier madrina de boda es saber mantenerse en un segundo plano. «Es muy importante tener claro que no es la protagonista», dicen, «y por tanto su forma de vestir y actuar no deben restar la importancia que tiene la novia en toda boda».

    El ejemplo: Según los expertos en protocolo, Isabel Preysler estuvo «perfecta en su papel de madrina» en la boda de su hijo Julio José Iglesias con Charisse Verhaert. Con un discreto y elegante vestido azul «y casi sin joyas, para no recargar el efecto», Isabel estuvo muy correcta «en su forma de actuar a pesar de ser el centro de todas las miradas».

  5. Colores prohibidos y recomendados

    Pippa Middleton, impecable de blanco en la boda de su hermana
    Pippa Middleton, impecable de blanco en la boda de su hermana - reuters

    Según las normas de protocolo, toda buena madrina debe evitar el blanco y los tonos «marfil o vainilla» puesto que «va a estar situada cerca de los novios durante la ceremonia» y su vestido «podría confundirse con el blanco y restar protagonismo a la novia». A pesar de ser el que más estiliza, el negro es también otro de los colores prohibidos, puesto que se suele asociar al luto.

    Asimismo, los expertos de la Escuela Internacional de Protocolo aconsejan que si se trata de una boda de mañana, lo mejor son tonalidades «suaves, empolvados o pastel», mientras que por la tarde/noche podemos utilizar tonos más llamativos como los «colores joya» (verde esmeralda, rojo rubí, azul zafiro, etc).

    La excepción: Pippa Middleton, deslumbró a todos en la boda de su hermana, con su sencillo vestido blanco, tal y como manda la tradición inglesa para la damas y el cortejo nupcial.

  6. Sus obligaciones

    Carmen Tello, en la tercera boda de Cayetana de Alba
    Carmen Tello, en la tercera boda de Cayetana de Alba - abc

    Tradicionalmente, una de las tareas de la madrina es supervisar el acto y ocuparse de que todo esté en orden. «La madrina debe planificar todo lo que va a ocurrir», subrayan Correas y Marina Fernández, que también recuerdan que uno de los errores más frecuentes en las madrinas es que no entienden «que su papel es el de anfitriona de la boda de sus ahijados».

    El ejemplo: Carmen Tello fue madrina de la tercera boda de la duquesa de Alba y ejerció a la perfección sus obligaciones. Estuvo presente en todo momento sin robar protagonismo a la novia. Además fue «elegantísima de rojo Valentino» aunque su mantilla debería haber sido negra, por ser una mujer casada.

  7. Complementos

    Nati Abascal en la boda de su hijo Rafael Medina
    Nati Abascal en la boda de su hijo Rafael Medina - abc

    La regla de oro según los expertos es no ser exagerada en los complementos y tener siempre en cuenta el protocolo y la comodidad. Así que un pequeño bolso, puede resultar ideal para combinar con el vestido de madrina.

    Nati Abascal fue una elegante madrina en la boda de su hijo Rafael Medina, con un vestido verde manzana de Valentino que combinó a la perfección con un bolso a juego y unos guantes largos en tono crudo.

  8. ¿Tacón alto o bajo?

    La duquesa de Alba, en la boda de su hijo
    La duquesa de Alba, en la boda de su hijo - abc

    «Se recomienda un tacón más discreto por la mañana mientras que por la tarde/noche, y acompañando a un buen vestido largo, podemos lucir tacones más altos», explican los expertos en protocolo. Aunque también advierten que «es una regla que, por sentido común, se rompe constantemente». Así, por ejemplo, si el novio es mucho más alto que la madrina, es necesario compensar la diferencia con un buen tacón. Además, hay que tener en cuenta los hábitos de cada mujer y con qué tipo de zapato se sienten mejor: «Estar incomoda le impedirá desarrollar su papel de anfitriona con propiedad», señalan.

    En cualquier caso la regla de oro siempre será«ser conscientes de nuestras limitaciones en cuanto al manejo de los tacones» para que estos nos permitan «movernos con naturalidad».

    La duquesa de Alba fue de rosa claro con unos zapatos al tono de inspiración goyesca en la boda de su hijo Carlos Fitz-James Stuart, Duque de Huéscar. «Un poco exagerada la mantilla con un color poco adecuado», apuntan los especialistas en protocolo, que consideran que «debería haber estado un poco más prudente».

  9. Las joyas

    La Reina Sofía fue madrina de la boda de los Príncipes de Asturias
    La Reina Sofía fue madrina de la boda de los Príncipes de Asturias - abc

    Una boda es una celebración que merece lucir joyas. «La elección del tamaño y la cantidad depende exclusivamente de los gustos de la madrina», dicen los expertos, aunque recomiendan:

    -Por la mañana, mejor joyas más discretas o una única pieza más importante

    -Por la tarde/noche, conjuntos de joyas más sofisticados.

    La elección perfecta: el sencillo vestido en tono lima, con un pequeño bordado en la cintura, que lució la Reina Doña Sofía en la Boda de los Príncipes de Asturias, supuso un completo acierto como madrina, sumado al espectacular conjunto de gargantilla y pendientes.

  10. El maquillaje

    Donatella Knecht de Massy en la boda de Alberto y Charlene
    Donatella Knecht de Massy en la boda de Alberto y Charlene - abc

    Es importante que la madrina elija «un maquillaje que realce sus rasgos», pero sin dejar de estar «reconocible». Así, por ejemplo, Gerardo Correas y Marina Fernández, recuerdan: «Si nunca llevas lápiz de labios rojo, el día de la boda no es momento para innovar».

    Donatella Knecht de Massy, sobrina política de Alberto de Mónaco, estuvo impecable como madrina en la boda de su tío con Charlene Wittstock, con un maquillaje suave, como el que acostumbra a lucir en otro tipo de actos.