Toledo

Toledo

Del mapa de Ptolomeo al Códice Calixtino

Compartir

El sorprendente robo en la catedral de Santiago del Códice Calixtino trae a la memoria un suceso parecido en la Biblioteca con mapas de Ptolomeo

Día 10/07/2011

Cuando se cumplen casi dos años del sorprendente robo de dos mapas del Atlas de Claudio Ptolomeo de 1513, de gran valor histórico de la Biblioteca del Alcázar de Toledo, las páginas de los periódicos y espacios informativos llenan estos días buena parte de sus espacios con otro sorprendente hecho de similares características como ha sido el robo de la catedral de Santiago de Compostela del Códice Calixtino. Afortunadamente, el suceso tipo película de acción ocurrido en el baluarte toledano se resolvió por parte de la Unidad Operativa de Patrimonio de la Guardia Civil aproximadamente quince días después de cometerse el hecho. En el caso del Códice, la unidad especializada que lleva el caso intensifica sus investigaciones con el fin ce cerrar el cerco que permita resolver este enigmático caso.

Estos son casos espectaculares por su valor y su «modus operandi», pero cada año cientos de obras religiosas sobre todo desaparecen de iglesias y edificios religiosos de toda España. Sin ir más lejos, hace poco más de una semana se produjo un robo del sagrario de una ermita de La Puebla de Montalbán.

La sustracción de los mapas de la Biblioteca de Castilla-La Mancha fue un suceso rodeado del natural hermetismo que dificultó la información, ya que cuando la noticia saltó a los medios, entre ellos a ABC el primero, a primeros del mes de agosto de 2009 el robo se había producido sin embargo entre los días 25 de julio, sábado, y el día 28, martes, ya que el ladrón pasó tres días en la capital toledana. Según las explicaciones dadas en su día una vez esclarecidos los hechos, el día 25 apareció en la Biblioteca regional un hombre «con acento extranjero y buena presencia» que decía ser experto en cosmografía, solicitando la consulta del catálogo de libros antiguos del centro, «que posee uno de los fondos de libros antiguos más importantes».

Esta consulta sólo se puede realizar en la sala más segura de todo el recinto, que posee varias cámaras de seguridad y dos agentes vigilando, en todo momento, a las personas que realizan las consultas en libros antiguos. El autor del robo volvió a aparecer en la Biblioteca regional solicitando consultar más libros antiguos, —hasta un total de 40 ejemplares, entre ellos un Atlas de Ptolomeo fechado en 1513, de donde se sustrajeron los dos mapas—, el lunes 27 y el martes 28 de julio. El último día, una de las personas que se encontraba vigilando la sala sospechó del individuo y se revisaron los 40 libros consultados y se vieron que faltaban dos páginas. Se cree que el ladrón usó un cúter para cortar limpiamente y con rapidez las páginas y llevárselas

Desde entonces, la Unidad de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se puso a trabajar en esta investigación que concluyó ayer felizmente con la detención de un ciudadano húngaro en un hotel de Pamplona. El suceso provocó que la Biblioteca revisara sus sistemas de vigilancia.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.