Córdoba

Córdoba

Góngora, en el Olimpo

Pere Gimferrer cierra el congreso sobre el autor cordobés situándolo a la altura de Dante, Shakespeare y Virgilio

Día 20/11/2011

Compartir

La guinda final la pondrán las actas, que serán las que tengan que fijar lo mucho que se ha aportado al conocimiento de la obra y la repercusión de Luis de Góngora, pero lo cierto es que ayer, en la conclusión del primer congreso internacional sobre el autor cordobés, su figura terminó ensalzada en el lugar del que de hecho no se ha movido en estos días: en el olimpo de los poetas mundiales y en la cima de la lengua castellana.

Si la conferencia inaugural correspondió a uno de los mejores poetas españoles vivos, Pablo García Baena, la de clausura recayó en otro de los muy grandes, el catalán Pere Gimferrer, que pronunció una conferencia titulada «Góngora o lo absoluto», en la que buscó las razones para situar al autor de la «Fábula de Polifemo y Galatea» a ese nivel «absoluto» en el que ya están Homero, Virgilio, Dante y Shakespeare.

Partió de la premisa de que de todas las expresiones literarias, es la poesía la que puede llegar mejor a un absoluto verbal. «Nadie cree que la excelencia verbal reside en un contenido lógico o semántico. Independientemente de lo que dice, importa más que se cree una nueva relación entre las palabras, un absoluto verbal que puede ser tan irrepetible como una persepctiva pictórica», dijo el poeta catalán antes de asegurar que Luis de Góngora encarna en la lengua castellana este «absoluto verbal».

Con este concepto de altura intelectual que sin embargo insistió en definir con un lenguaje accesible, Pere Gimferrer quería expresar que un verso de Góngora, «como uno de Dante, de Rimbaud o de Mallarmé, por no salir del mundo de las lenguas romances», cuando se pronuncia «no es refutable ni se puede pasar a otro universo del que le es propio». Así, insistió en que «lo importante es el verso, no es el contexto previo».

Forma de conocimiento

«Si conseguimos que la palabra sea un objeto autónomo, será una forma de conocimiento, y no se podrá formular con otras palabras», dijo el autor, que insistió en quitar la etiqueta de «deshumanizada» que se asocia a la obra de Góngora. Antes, tiene que ver con la poesía mística, pero con lo que interesa a la mística, porque se habla de lo inefable. «Se dicen a sí mismos», concluyó.

El director del congreso y catedrático de la Universidad de Córdoba, Joaquín Roses, admitió sentirse «muy satisfecho» porque, como recordó, era el primer congreso internacional dedicado al gran poeta barroco y se ha hecho «donde tenía que hacerse, en Córdoba». Recordó todos los bloques en los que se ha dividido lo tratado, con notables avances en los estudios presentados y se felicitó por la repercusión social.

¿Cambiará el congreso la forma de estudiar a Góngora? Roses fue contundente: «Claro que va a cambiar». Eso sí, para notar los efectos habrá que esperar a la publicación de las actas. «Cuando estén difundidas por todas las bibliotecas del mundo, los investigadores que se acerquen a Góngora tendrán irremediablemente que acudir a las conclusiones de este congreso», resumió Joaquín Roses, que cifró en 200 los inscritos a estas jornadas celebradas desde el pasado lunes.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.