Valoración:
Las perlas de la ministra Aído
Frases para la historia
- «Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tienen ninguna base científica»

- «No todas las prácticas culturales no tiene que ser protegidas y respetadas»

- La idea de crear una biblioteca «por y para mujeres»

- «Los miembros y miembras de la comisión»

- Aído aseguró que hay culturas «inferiorizadas»
Actualizado Miércoles, 20-05-09 a las 13:43
Cuando José Luis Rodríguez Zapatero nombró a Bibiana Aído ministra de Igualdad en abril de 2008 sabía que era joven y sin demasiada experiencia pero confió en su capacidad de trabajo. Esa misma capacidad que le daba derecho a meter las narices en todo.
El nombre de Bibiana Aído no ha estado exento de polémica y sus declaraciones han puesto al Gobierno en serias dificultades. Hace ya meses que desde las propias filas socialistas se viene criticando la poca experiencia política de la Ministra y las «meteduras de pata» por hacer declaraciones que la comprometen.
La última perla que ha levantado muchas ampollas han sido sus polémicas declaraciones en las que afirmaba que un feto de 13 semanas no era un ser humano. «Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tienen ninguna base científica».
Estas afirmaciones le han servido a Aído para ponerse en contra a los científicos que han tildado a la ministra de «ignorante y carente de razón». Para Mónica López Barahona, doctora en Ciencias Químicas y directora de la Cátedra de Bioética Jérôme Lejeune, «da igual que hablemos del cigoto, que el feto tenga 13 semanas, 22 o que el niño haya sido bautizado. No es una cuestión de tiempo en todos los casos se trata de un ser humano».
La Real Academía de la Lengua, que con la ministra tiene mucho trabajo, le ha tenido que dar un tirón de orejas y ha salido a puntualizar que un feto es «ser» «porque existe» y «humano» «porque procede del hombre y no del mono o del caballo».
Esta es la última de sus perlas pero hace casi un año, en junio pasado, también puso en serios apuros al Gobierno al criticar que los hombres musulmanes que residen en España pudieran vestir de manera «occidental» mientras que las mujeres deben llevar «vestidos largos que les tapen el cuerpo» y el velo islámico, lo que considera una situación discriminatoria.
Para la ministra, «no todas las prácticas culturales no tiene que ser protegidas y respetadas» y que aquéllas que vulneran los derechos humanos y promuevan la desigualdad de las mujeres deben ser criticadas, y además «se deben arbitrar los elementos necesarios para contribuir a eliminarlas». De este modo, abogó por acercarse y conocer otras culturales, pero censurando "las prácticas culturales que son lesivas para los derechos de las mujeres".

Sin tanta transcendencia política pero si cultural y una de las más ocurrentes fue sin duda la idea de crear una biblioteca «por y para mujeres», que le valió la crítica de su colega de Cultura. El por entonces ministro César Antonio Molina la corrigió y dijo que su departamento «sólo hace bibliotecas para todos y de todos los géneros».

«MIEMBROS Y MIEMBRAS»
La perlas de las perlas y por la que sin duda más se la conoce en la calle a esta ministra fue por su ya famosa «miembras». Fue en su primera comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados por lo que había despertado toda la curiosidad. El titular lo dio nada más empezar al referirse a «los miembros y miembras de la comisión» La verdad es que ya nada de lo que dijera podría superar el «gazapo». Se había consagrado.

En la inauguración de una jornada parlamentaria organizada por el PSOE sobre El papel de las mujeres en la alianza de las civilizaciones, Aído aseguró que hay culturas «inferiorizadas», otro de los «inventos» de la ministra y que volvió a poner lo pelos como escarpias a los miembros de la Real Academia.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...