?
Síguenos en
ORANGE AUTÓNOMOS

El verano del autónomo: piscina, teletrabajo y estrategia

Los profesionales por cuenta propia cuyos negocios no tienen su temporada alta en verano descansan y piensan en el nuevo año mientras trabajan a medio gas

G. Toca

Compartir

Hay dos clases de autónomos en julio y agosto: los que se ‘matan’ a trabajar porque es su gran oportunidad de generar muchos ingresos y los que se lo toman con tranquilidad. La paz de este tipo de autónomos se explica porque sus clientes se han marchado a la playa toalla en mano, porque ellos tienen menos personal y, por eso mismo, menos encargos o…. porque han concentrado todo lo que tenían que pedirles justo en el mes previo a irse de vacaciones. Es un clásico de las empresas que todos los departamentos enloquezcan pocas semanas antes de las vacaciones para dejar al autónomo la montaña de peticiones que necesitan para ayer.

Después de la locura de mayo y junio, en julio apenas sonará el teléfono… y en agosto ya dará casi igual si lo tiene en silencio. Pero precisamente porque la voz de los clientes llega con cuentagotas, también es buen momento para pararse a reflexionar  en profundidad y pensar en la estrategia. El resto del año el día a día no permite esos momentos de meditación, porque hay que dedicarse a la actividad habitual y a apagar incendios, es decir, a responder con la máxima velocidad y excelencia a las peticiones de los clientes. En verano se puede pensar… y, por una vez, al borde de la piscina.

El verano es el momento perfecto para diseñar una buena estrategia

Esos meses estivales son los mejores para que el autónomo se pregunte qué quiere conseguir en el curso siguiente, qué tipo de clientes debe conservar o atraer y en qué profesional debe aspirar a convertirse a medio plazo. Otra reflexión recurrente pasa por plantearse cómo puede aprovechar más el tiempo y hacer que su productividad despegue. En contra de lo que se asume, a veces la peor enemiga del autónomo no es la falta de tiempo sino de productividad.

Por eso mismo, la meta de sus reflexiones ha de ser a diseñar una cuidadosa estrategia para alcanzar sus objetivos. Esto pasa, por ejemplo, por identificar a los clientes problemáticos, y fijarse un plazo para dejar de quejarse y reemplazarlos. También puede elaborar un plan de formación que le permita acercarse a lo que quiere ser y compatibilizar los trabajos sencillos del verano con el comienzo de esa formación. Por último, qué mejor momento para dedicarse a la lectura y combinar los libros de ocio con otros que propongan métodos para mejorar su productividad.

Por supuesto, todo ello no quiere decir que el profesional por cuenta propia no reserve tiempo para trabajar y para desconectar. La ausencia de llamadas de sus clientes esconde una estupenda oportunidad: la de  teletrabajar desde el lugar de veraneo con la familia adaptando la jornada al disfrute del descanso, y no al revés. Una cosa es madrugar mucho para trabajar frenéticamente hasta la una sabiendo que el resto del día va a ser puro ocio y… otra muy distinta hacerlo porque los plazos de entrega o realización de un proyecto se le echan angustiosamente encima.

Esta capacidad para combinar trabajo y relax es una más de esas características que hacen especiales a los autónomos y que también se destacan en la iniciativa Nacidos para ser autónomos, con la que Orange quiere solidarizarse y rendir un pequeño homenaje al espíritu diferencial de este colectivo.

Y es que, además, ulio y agosto también son un terreno perfectamente abonado para practicar con prudencia esos deportes al aire libre -desde la natación hasta la bici- que le gustan y le ayudan a sentirse bien y en forma. Son ideales, igualmente, para acortar las jornadas todo lo posible sin dañar la facturación (¡trabajar para vivir y no vivir para trabajar!) y para librar unos cuantos días, sencillamente porque necesita tomarse un respiro o resolver unos cuantos recados personales urgentes. Los fines de semana se convertirán en fines de semana sin interrupción y con opción a posibles puentes e incluso acueductos de cuatro días. Y los disfrutará como si mañana se acabase el mundo.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Orange. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.