Avistamiento de ballenas en Hermanus, Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Avistamiento de ballenas en Hermanus, Ciudad del Cabo, Sudáfrica - Turismo de Sudáfrica

Seis paraísos naturales de España y del mundo donde ver ballenas

Propuestas para ver de cerca a estos gigantes de los océanos, en el año del bicentenario de Herman Melville, el autor de Moby Dick

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El avistamiento de cetáceos es una elección turística en alza. Observar a estos gigantes de los océanos en su medio natural es una experiencia más que gratificante. Pocos imaginan el subidón de adrenalina que provoca estar junto a algunos de los seres vivos más emblemáticos, grandes y amenazados del mundo. Si se gestiona correctamente, tal actividad es una novedosa herramienta para la educación ambiental, la mejora de las poblaciones locales y el fomento de la investigación científica de los mamíferos marinos. Va una minilista de lugares, en España y fuera de ella, donde realizarla.

Islas Canarias

He aquí un destino que atrae a todo tipo de visitantes… ¡incluidos los cetáceos! La riqueza de su fondo marino y la excelente temperatura de sus aguas embelesan a delfines, rorcuales, calderones, cachalotes, orcas… hasta 26 especies. En Tenerife residen dos poblaciones de calderones tropicales y de delfines mulares visibles el 80% de los días del año. Los delfines frecuentan también las costas sureñas de Gran Canaria, gozando del oxígeno que aportan los alisios. Y desde el puerto de Tazacorte, en el oeste de La Palma, los barcos turísticos siguen a los cachalotes, cuyo avistamiento está asegurado al 90%. Por algo el archipiélago constituye ya el primer lugar de Europa por número de personas para la observación de cetáceos en libertad.

Estrecho de Gibraltar

Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 2006, el Estrecho es frecuentado por siete variedades de cetáceos que, en función de sus rutas migratorias, abundancia de alimentos y períodos de reproducción, viven permanentemente o pasan cierto tiempo en esta zona marina privilegiada. El rorcual regala su espectáculo provocando un enorme surtidor al respirar; y el cachalote, semi-residente aquí, suele buscar aguas profundas, persiguiendo los calamares de mayor tamaño, su menú. Turmares Tarifa (www.turmares.com) organiza excursiones para los avistamientos.

Golfo de Vizcaya

Varios cetáceos moran en el Cantábrico de abril a noviembre: rorcuales, calderones, delfines comunes, listados y mulares, cachalotes, orcas y yubartas. En Vizcaya se organizan salidas desde Bermeo y Santurce (www.ekoetxea.eus). La navegación dura entre cuatro y seis horas. Se inicia con una charla introductoria a bordo coordinada por voluntarios de Ámbar, Sociedad para el Estudio y Conservación de la Fauna Marina, quienes otean el horizonte atisbando cualquier soplo, aleta, lomo o salto que delate su presencia.

Ciudad del Cabo

Las ballenas francas australes y las jorobadas migran cada año alejándose del frío Antártico hacia las cálidas aguas que rodean Ciudad del Cabo. Aquí arranca la prestigiosa costa de la Ballena del Cabo, que tiene en Hermanus (www.hermanustourism.info), 115 km al sureste de aquélla, su centro neurálgico, con la reputación mundial de mejor destino terrestre para el avistamiento de cetáceos. Del 27 al 29 de septiembre esta ciudad costera celebra el festival anual de ballenas, el cual combina la estadía de los enormes mamíferos entre junio y noviembre con espectáculos en vivo, desfiles callejeros, música, artesanía, especialidades culinarias propias y eventos deportivos, a la par que difunde los esfuerzos locales para salvarlos de la extinción.

Península Valdés (Argentina)

Por su vasta biodiversidad, la península Valdés fue declarada Patrimonio Mundial en 1999. Orcas, ballenas, pingüinos, lobos y elefantes marinos protagonizan cada año un espectáculo de fama mundial. Entre junio y diciembre es el momento cumbre: las ballenas francas australes, procedentes de la Antártida, permanecen cerca de sus costas, sin parar de asombrar a locales y turistas al ejecutar el corrientemente llamado «salto de espía» -pirueta vertical sobre las aguas-, provocando explosiones de espuma de mar. Se alcanza a verlas desde el frente costanero de Puerto Madryn, puerta de entrada a la península Valdés; a 15 km, dentro del Área Natural Protegida El Doradillo, nadando próximas al litoral; y embarcando en Puerto Pirámides (a 100 km de Pto. Madryn) para navegar hacia ellas.

Islas Azores (Portugal)

Es uno de los mayores santuarios de cetáceos del mundo. Entre especies residentes y migratorias, comunes o poco comunes, se avistan aquí veinticuatro variedades, un tercio del total de las existentes, en un ecosistema de características privativas. Ballenas barbadas, cachalotes, rorcuales norteños y delfines manchados son más frecuentes en verano. El azul del Atlántico se torna aún más seductor alrededor de las nueve islas, adaptando a nuestro tiempo, donde la preservación es esencial, el antiguo grito: ¡Ballena a la vista!