Ocho fiestas ancestrales de España en agosto

Recorrido por ocho citas con mucha historia imprescindibles en la agenda festiva del verano

Actualizado:12345678
  1. Pollensa, Mallorca

    Moros y Cristianos, en Pollensa
    Moros y Cristianos, en Pollensa - Ajuntament de Pollença

    Hay fiestas que son antiguos rituales de fecundidad, en otras se pide la curación de enfermedades. Las hay pensadas para turistas con muchas actividades o patronales de cualquier aldea que no han cambiado en siglos. La mayoría se encuentran dentro del calendario litúrgico de la Iglesia, dedicadas a la Virgen María bajo diferentes nombres, o algún santo. En resumen, la fiesta es el recuerdo de nuestro pasado, de nuestra tradición y del porqué somos de una cierta manera. Estas son solo un ejemplo.

    Pollensa. Mallorca

    Son ya más de cuatrocientos años los que lleva el legendario Joan Mas derrotando a los turcos, quienes, con caras pintarrajeadas de vivos colores, entrechocan sus cimitarras. Mientras, los cristianos vestidos de blanco acompañan a los representantes del Ayuntamiento a la iglesia para el Te-Deum y el canto de goigs (gozos). Después, hay enfrentamientos por toda la ciudad con tal barullo que hace dudar que sea solo una representación. Las danzas -los Cossiers- son las más antiguas de Mallorca.

    Día 2 de agosto. Moros y Cristianos

  2. Agaete, Gran Canaria

    Bajada de la Rama, en Agaete
    Bajada de la Rama, en Agaete

    Descienden del monte Tamadaba con enormes ramas (de poleo, eucalipto, mimosa y pino). Desde antiguo, se permitía a los campesinos subir al monte y cortar las ramas, principalmente plantas medicinales. Luego iban al mar para golpear las aguas. La rama se «corta» en muchos valles de la isla, pero solo en Agaete se baja a la orilla del mar en un rito de petición de lluvia. La fiesta -multitudinaria- comienza la noche anterior. A las cinco de la mañana, el volador (cohete) anuncia la diana y a las diez comienza la rama. Suben pocos a por ella; la mayor parte prefiere coger las que prepara el Ayuntamiento y bailar con ellas.

    Día 4 de agosto. Bajada de la Rama

  3. Vitoria

    Descenso del Celedón, en las fiestas de Vitoria
    Descenso del Celedón, en las fiestas de Vitoria

    Todo comienza cuando un peculiar personaje, con enorme paraguas, «baja» desde el campanario de la iglesia de San Miguel entre el júbilo de miles de personas y el descorche de cientos de botellas. Cruza la plaza, acompañado del sonido de campanas, con su pantalón de mil rayas, pañuelo al cuello y «txapela». Su nombre es Celedón y simboliza a los campesinos que antaño se acercaban a la capital para hacer tratos, divertirse y rezar a la Virgen Blanca.

    Día 4 de agosto. Descenso del Celedón

    [Diez lugares que debes visitar si quieres conocer Vitoria]

  4. Ribadesella, Asturias

    Descenso del Sella
    Descenso del Sella

    Declarada de Interés Turístico Internacional, se celebra en el río, desde Arriondas a Ribadesella. Cientos de piraguas recorren un difícil trayecto de cerca de 20 kilometros, mientras que miles de personas siguen la prueba por tren (dispuesto especialemnete este día) o por carretera.

    Día 5 de agosto. Descenso Internacional del Sella

    [Diez pueblos ejemplares de Asturias que querrás conocer]

  5. Catoira, Pontevedra

    Los «vikingos» desembarcan en las torres de Catoira (Pontevedra) en la recreación del desembarco en el siglo XI de piratas normandos y sarracenos en busca de los tesoros de la Iglesia compostelana
    Los «vikingos» desembarcan en las torres de Catoira (Pontevedra) en la recreación del desembarco en el siglo XI de piratas normandos y sarracenos en busca de los tesoros de la Iglesia compostelana - EFE/Salvador Sas

    Por la ría de Arosa sube un barco lleno de vikingos recordando una batalla que debió ocurrir sobre el año 968. Sobre los drakars (las nave vikingas) guerreros y guerreras con cascos y lanzas miran a la multitud que espera al lado de las Torres de Catoira, declaradas de Interés Turístico, y que vigilaban el acceso a Santiago por el río Ulla. Tras el desembarco, los «vikingos» abren toneles de vino ante el jolgorio de los presentes.

    Día 6 de agosto. Desembarco vikingo

  6. Elche

    Representación del Misteri de Elche
    Representación del Misteri de Elche - JUAN CARLOS SOLER

    Representación cantada en valenciano antiguo sobre la muerte y subida a los cielos de la Virgen María, en la Basílica de Santa María. El Misteri -La Festa-, se viene haciendo según los consuetas -manuscritos que contienen texto y música- desde el siglo XVII. La Virgen con su séquito canta la muerte de Jesús y pide dos deseos: ver a los apóstoles y morir. Del cielo de la basílica desciende un ángel que confirma ambos. Luego baja un coro de ángeles -el Araceli- que recoge su alma. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

    Días 14 y 15 de agosto. El Misteri

    [Mapa de los 21 nuevos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO]

  7. La Alberca, Salamanca

    La Alberca celebra su tradicional «Diagosto» cada 15 de agosto
    La Alberca celebra su tradicional «Diagosto» cada 15 de agosto

    En esta localidad de la Sierra de Francia, el día de La Asunción es conocido como el Diagosto. Es la ocasión de sacar los trajes de vistas, seguramente los más lujosos y ricos de España (las joyas llegan a pesar más de diez kilos). Al ofertorio acuden gentes de toda la Sierra de Francia y ante la imagen de la Virgen se acercan los mayordomos con capas negras y bastones de mando, las mujeres con sus mejores trajes, y el resto del pueblo. Al día siguiente es La Loa, en la que participan los Siete Pecados, las Siete Virtudes, un ángel y e1 demonio que desciende entre espectaculares llamaradas. La Loa es la clásica lucha entre el Bien y el Mal.

    Días 15 y 16 de agosto. Diagosto

    [El arca de Barceló desembarca en el Tormes]

  8. Vinuesa, Soria

    Pinochada, en Vinuesa (Soria)
    Pinochada, en Vinuesa (Soria) - EFE/Wifredo Garcia

    Los actos principales son la «pingada» (colocación del mayo en la plaza), la «velá» (ofrenda a la Virgen) y la «pinochada», con las mujeres desfilando con ramas de pino -pinochos- con las que atizan a todo varón que se cruce en su camino.

    Día 16 de agosto. La Pinochada