Imágens de diez de las piscinas naturales que merece la pena descubrir en España
Imágens de diez de las piscinas naturales que merece la pena descubrir en España

Diez piscinas naturales en España para días de calor

Rincones de interior y del litoral para contagiarse de la sensación refrescante del agua

Actualizado:

No solo de las playas viven los veraneantes. No solo del mar, los arenales y los chiringuitos de la costa se alimenta el verano. En muchas ocasiones apetece buscar un rincón más fresco y menos lleno de gente para pasar alguna jornada de estos meses. En este reportaje recorremos diez espacios naturales frescos y radiantes, algunos en el interior y otros en la costa. Hay muchas más piscinas naturales en España. Pero estas merecen una visita al menos una vez en la vida.

12345678910
  1. Cascada del Huéznar. Sierra Norte

    Bañistas en las cascadas del Huéznar
    Bañistas en las cascadas del Huéznar - Amparo Cornello

    Pozas y cascadas componen este monumento natural confinado entre peculiares formaciones de travertino en el curso del río Huéznar. Aunque el agua cristalina invita a un chapuzón, después de recorrer los seiscientos metros para llegar a Las Chorreras, como es conocido el paraje, habrá que continuar caminando por el sombreado bosque de ribera de alisos, fresnos, olmos y sauces un poco más arriba para llegar a la playa fluvial de San Nicolás, donde sí es posible el baño.

    Dónde. En la carretera SE-7101 que enlaza San Nicolás del Puerto y Cazalla de la Sierra en el área recreativa El Martinete. Sevilla

  2. Playa Gulpiyuri. Asturias

    Playa de Gulpiyuri
    Playa de Gulpiyuri - Turismo de Asturias

    Oculta y diminuta, en la costa entre Llanes y Ribadesella, la playa de Gulpiyuri es un secreto cantábrico de apenas 50 metros de longitud. El agua marina entra a través de un túnel en la roca, lo que hace que quede remansada como una piscina haciéndola una tentación marítima para sumergirse.

    Dónde. A 14 kilómetros de Llanes, en el pueblo de Naves, Desde que se abandona la autovía del Cantábrico A-8 en la salida 313 hay que seguir las indicaciones a la playa. Desde el aparcamiento apenas hay que caminar 200 metros.

  3. Charco Azul. La Palma

    Piscinas naturales del Charco Azul
    Piscinas naturales del Charco Azul - Turismo de La Palma

    Sumergirse en las aguas atlánticas, sin temor a que el mar esté picado y con la exclusividad de hallarse a excasa distancia de Los Tiles, el mejor bosque de laurisilva de La Palma. Piscina salada con galardón de ser considerada una ecoplaya por su integración con el paisaje costero de roca volcánica y por sus magníficos servicios para el baño, que incluyen piscina infantil y de adultos.

    Dónde. Al norte de la isla, en el municipio de San Andrés y Sauces. Por la LP-1 después de pasar San Andrés ya se divisa el indicador.

  4. Las Presillas. Valle del Paular, Madrid

    Piscinas naturales de Las Presillas
    Piscinas naturales de Las Presillas - Jaime García

    Son tres piscinas y el rincón más refrescante del valle del Alto Lozoya. Envueltas de verdes praderas y con vistas a Peñalara y al monasterio de El Paular. La orilla opuesta a la pradera es el destino más preciado para los que desean refrescarse en un entorno más natural, así como las pozas que se hallan río arriba.

    Dónde. Para llegar a Rascafría hay que tomar la A-1 hasta Lozoyuela, en la salida 69, para desviarse por la M-604 hacia el monasterio de El Paular. Entrada gratuita, no están permitidas mascotas y el aparcamiento es de pago.

  5. Garganta de los Infiernos, valle del Jerte, Cáceres

    Garganta de los Infiernos, en Cáceres
    Garganta de los Infiernos, en Cáceres

    Los Pilones, en la extremeña sierra de Tormantos, con sus marmitas de roca y los saltos de agua entre ellas, ofrecen un chapuzón tonificante después de caminar, entre robles y castaños, los tres kilómetros que los separan del centro de interpretación de la Garganta, considerada una reserva natural. El agua está helada pero las redondeadas cubetas son una tentación irresistible. A la vuelta por la misma senda conviene desviarse hasta el Chorrero de la Virgen, como se conoce a una impresionante cascada de sus inmediaciones.

    Dónde. En la N-110 que recorre el valle del Jerte, a 3 km de Cabezuela del Valle, se divisa el desvío al Centro de Intepretación de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos donde se inicia el sendero.

  6. Los Estrets d’Arnes. Tierras Altas del Ebro, Tarragona

    Los Estrets d'Arnes
    Los Estrets d'Arnes - Juan carlos Muñoz

    A través de las originales formaciones rocosas de las Tierras Altas del Ebro, que conforman uno de los parajes naturales más llamativos del Parque Natural de Els Ports, el río Estrets ha logrado abrirse paso creando un barranco entre pinares y praderas salpicado de pozas de aguas cristalinas a lo largo de dos kilómetros.

    Dónde. Desde Horta de San Joan por la T-330 en dirección al parque natural. A unos 7 km hay una desviación hacia el Mas de Lliberós, donde se inicia la ruta señalizada.

  7. Lagunas de Ruidera. Albacete y Ciudad Real

    Lagunas de Ruidera
    Lagunas de Ruidera - Aníbal de la Beldad

    Las abundantes lluvias de esta primavera han hecho que las lagunas de Ruidera vuelvan a lucir espectaculares entre la toba, una roca muy rica en carbonato, que origina presas naturales entre ellas, y solo permite que las 15 lagunas se conecten a través de cascadas. Siguiendo la carretera que bordea las lagunas se llega al aparcamiento final donde se inicia una ruta de 8 kilómetros alrededor de la laguna Conceja que conduce a la Blanca, la primera de las lagunas.

    Dónde. En el Alto Guadiana, por la N-430 hasta llegar a Ruidera.

  8. La Fajana. La Palma

    Piscinas de La Fajana
    Piscinas de La Fajana - Turismo de Canarias

    Océano a la vista pero con la tranquilidad de sumergirse en sus aguas cristalinas sin oleaje a través de sus tres piscinas de fondo rocoso. Están en la costa de Barlovento y aunque el oleaje sea fuerte solo lo veremos batir contra el roquedo. La piscina más pequeña dispone de una cascada que actúa como un tonificante spa al natural. A su alrededor, las cavidades de la roca volcánica, junto a la piscina mayor, hacen de lugar sombreado al salir del agua.

    Dónde. En dirección norte por la LP-1, en camino a Barlovento, hay que desviarse hacia La Fajana por la carretera LP-106.

  9. L’Aniol d’Aguja. Alta Garrotxa, Gerona

    Sant Aniol d'Aguja
    Sant Aniol d'Aguja - Sisku

    Siguiendo el cauce de la riera de San Antoni la aventura está garantizada. No solo por los puente colgantes, pozas y cascadas que se divisan en la ruta sino por los avistamientos de aves como el mirlo acuático o la lavandera cascadeña que saltan entre las rocas del río. La recompensa final de esta ruta de 15 kilómetros es el chapuzón en sus transparentes aguas y la visita de la ermita de Sant Aniol d’Aguja. Su arquitectura románica del siglo XI la destaca como Bien Cultural de Interés Nacional. La tradición afirma que es lugar de peregrinaje por el agua milagrosa que mana junto a la iglesia, en la cueva del Abad, capaz de curar el mal de ojos gracias a la intervención del santo.

    Dónde. Se deja el coche en el pueblo de Sadernes. Para llegar al municipio hay que seguir la carretera GIV-5231 desde Montagut, localidad en las proximidades de la N-260.

  10. La Fuentona. Soria

    Monumento Natural de La Fuentona
    Monumento Natural de La Fuentona - Soria Ni te la Imaginas

    El nacimiento del río Abión es un espectacular paraje pues se trata de una surgencia natural dentro de un complejo cárstico que es destino de los más apreciados para la práctica del espeleobuceo. Barrancos y desfiladeros envuelven los pasos del joven río junto al que se camina desde el puente a la entrada del pueblo de Muriel de la Fuente. Siguiendo la orilla a través de las cristalinas aguas se ven truchas, culebras y ranas. En la orilla no será difícil descubrir rastros y huellas de nutria. Mientras que en el cielo son los protagonistas los buitres leonados, la rapaz representativa de los roquedos que escoltan la ruta, junto a otras aves como el águila real, halcón peregrino, alimoche y búho real. Si bien el baño no está permitido podremos sumergirnos en la Fuentona a través de las cámaras submarinas de la Casa del Parque, situada en un antiguo palacio de Muriel de la Fuente.

    Dónde. Desde El Burgo de Osma por la N-122 hay que desviarse hacia Muriel de la Fuente por la carretera SO-P-5026.