Cuevas del Drach, Mallorca
Cuevas del Drach, Mallorca

Diez de las cuevas y gargantas más bonitas del mundo

Formaciones de hielo o milenarias por Europa, América o Asia donde descubrir el poder de la naturaleza

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

De hielo o con más de 400 millones de años, las cuevas son un lugar mágico donde dejar volar la imaginación a tiempos donde los dinosaurios reinaban la tierra o los primeros humanos plasmaban en sus muros escenas de caza. Estas diez cuevas, de todo tipo y para todos los gustos por Europa, América o Asia, son un prodigio de la naturaleza y sin duda de las más bonitas del mundo.

12345678910
  1. Eisriesenwelt, Austria

    Eisriesenwelt está situada en los macizos de Tennen, cerca de Werfen (Austria), a unos 50 km al sur de Salzburgo. Descubierta en 1879 por el naturista Anton von Posselt-Czorich, con una longitud total de 42 km, -solo es visitable el primer kilómetro- es la mayor cueva de hielo del mundo motivo por el cual hoy en día es un destino muy popular para los excursionistas. Conocida también como «la cueva de Posselt» está abierta al público desde mayo hasta octubre.

  2. Glaciar Vatnajokull, Islandia

    Las cuevas de hielo se forman durante los meses de invierno en los glaciares de salida de Vatnajökull, uno de los glaciares más grandes de Europa por volumen. Las cuevas son accesibles durante los meses de invierno, desde noviembre y generalmente durante todo el mes de marzo, dependiendo del clima. La mayoría de las cuevas de hielo se forman como canales para el agua que corre a través o en la parte inferior del glaciar. El agua se abre camino por debajo del glaciar y forma las cuevas. Por lo general, se forman en el verano cuando el flujo de agua de fusión está en su punto máximo. Cuando la temperatura se vuelve lo suficientemente fría para fortalecer el hielo se forma una nueva cueva de hielo. Las hermosas cuevas de hielo son muy peligrosas para poder visitarlas es necesario hacerlo con un guía capacitado que conozca el glaciar por dentro.

  3. Glaciar Mendenhall, Estados Unidos

    El Glaciar de Mendenhall se encuentra en el sudeste de Alaska, en un área protegida llamada Mendenhall Glacier Recreation Area. Ocupa unos 19 kilómetros del valle de Mendenhall y muchos turistas se acercan a visitarlo desde fuera pero no todos se atreven a entrar, ya que adentrarse en estas cavernas de hielo puede ser un tanto peligroso y, además, es un largo camino que incluye kayak, escalada y caminata.

  4. Cañón del Antílope, Estados Unidos

    El cañón del Antílope, en el Suroeste de Estados Unidos, es uno de los más visitados y fotografiados del mundo. Está localizado cerca de la ciudad de Page, en el condado de Coconino, en el norte del estado de Arizona. Este cañón está situado en una reserva de indígenas navajos. De hecho, las visitas a este cañón han de hacerse con un guía navajo.

    Se trata de una formación geológica, resultado del paso de corrientes de agua producido durante miles y miles de años y sus paredes llegan a alcanzar los 40 metros de altura en algunos puntos. Consiste en dos formaciones separadas, denominadas individualmente como «Cañón del Antílope superior» y «Cañón del Antílope inferior».

  5. Cenote Ik-Kil, México

    Este pozo o estanque natural de agua dulce, rodeado de naturaleza, se encuentra en la península mexicana de Yucatán y forma parte del Parque Arqueológico Ik Kil.

    El cenote, sagrado para los mayas quienes lo usaron tanto para la relajación como para los servicios rituales, tiene unos 60 metros de diámetro y unos 40 metros de profundidad. Abierto al cielo con el nivel del agua a unos 26 metros por debajo del nivel del suelo hay una escalera tallada hasta una plataforma de baño y enredaderas que van desde la abertura hasta el agua junto con pequeñas cascadas.

  6. Cuevas de mármol, Chile Patagonia

    En la orilla del lago General Carrera, en Chile, se encuentran el Santuario de la Naturaleza Capilla de Mármol, un monumento nacional chileno, formado por un conjunto de formaciones minerales de carbonato de calcio.

    A lo largo de los años, las aguas del lago han erosionado los escarpes costeros, creando estas formaciones que incluyen cavernas e islotes. Algunas de estas formaciones son conocidas como Catedral de Mármol, Capilla de Mármol y Cavernas de Mármol.

    En los últimos años, se han convertido en un importante atractivo turístico de la región de Aysén, ubicándose a 223 km al sur de la capital regional, Coyhaique. Algunas pequeñas embarcaciones zarpan desde la localidad de Puerto Río Tranquilo, que en algunos casos pueden recorrer interiormente las cavernas.

  7. Cueva de Son Doong, Vietnam

    Las Cuevas de Son Doong, situadas en Vietnam, en el Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang, tienen más de 5 kilómetros de largo y zonas donde alcanza los 200 metros de altura. Descubierta en 2009 recorrer estas cuevas supone adentrarte en un viaje a la historia de millones de años. En su interior existen varios ecosistemas aislados, sistemas climáticos y diversas formaciones geológicas, entre las que destacan estalactitas de hasta 70 metros de altura. Debido a la extensión de las cuevas y la necesidad de mucha seguridad, -se debe realizar una excursión especializada- el precio puede superar los 2.000 euros.

  8. Cuevas Batu, Malasia

    Las Cuevas Batu, a 15 km de Kuala Lumpur, acogen los templos hindúes más importantes de Malasia y se han convertido en uno de los reclamos turísticos más importantes del país. Cada año, más de un millón de turistas y un millón de devotos visitan este conjunto formado por varias cuevas naturales. La más importante de todas es una gran cavidad llamada Cueva del Templo o Cueva Catedral, de más de 400 millones de años de antigüedad excavada en el corazón de una montaña de piedra caliza.Uno de los símbolos más representativos de las Cuevas Batu es la gran estatua dorada del Dios Murugan que encontramos en la entrada, con más de 40 metros de altura. Se pueden visitar las cuevas tras subir los 272 escalones, pero merece la pena ya que desde allí las vistas son espectaculares.

  9. Cuevas del Drach, Mallorca

    En España en el municipio Mallorquín de Manacor, cerca de Porto Cristo, se encuentran las cuevas del Drach, cuatro grandes cavidades conectadas entre sí, cuyos nombres son Cova Negra, Cova Blanca, Cova de Lluis Salvador y Cova dels Francesos, y que se extienden hasta una profundidad de 25 metros. Alojan un gran lago subterráneo, llamado Llac Martel, de unos 115 metros de longitud y catalogado como uno de los mayores a nivel mundial, el cual se puede cruzar en barca al finalizar los conciertos de música clásica que se ofrecen diariamente en directo.

  10. Cueva de Nerja, Málaga

    La Cueva de Nerja es una de las más impresionantes que existen en el mundo tanto por sus dimensiones como por los años de antigüedad. Descubierta en 1959, la «Catedral natural de la Costa del Sol» tiene abierta al público una superficie de unos 140.000 metros cuadrados dividida en tres grandes concavidades: las Galerías Turísticas, las Galerías Altas y las Galerías Nuevas.

    Hay que destacar los restos arqueológicos encontrados, útiles, fósiles y pinturas, ya que la cueva fue habitada desde hace 30.000 años, estando oculta los últimos 3.000, lo que ha permitido su protección. Pero lo más atrayente es la gran columna situada en la Sala del Cataclismo, con una altura de 60 metros y un diámetro de 18 metros. En 1961 fue declarada Monumento Histórico Artístico.