Alfombra de serrín en Elche de la Sierra, Albacete
Alfombra de serrín en Elche de la Sierra, Albacete - Asociación de Amigos de las Alfombras del Corpus

Las alfombras del Corpus más espectaculares de España

Elaboradas con serrín o flores, estas alfombras decoran este fin de semana las calles de decenas de pueblos de España

Actualizado:

Hay muchlas localidades en las que la fiesta del Corpus se celebra alfombrando las calles con plantas olorosas (tomillo, romero, espliego...) y dibujos realizados con pétalos de flores. Y, si éstas faltan, con lo que se tiene más a mano: sal, tierras coloreadas o hasta serrín.

El motivo por el que empezaron a elaborarse estas alfombras era adecentar las calles -antiguamente riachuelos malolien­tes- con hierbas aromáticas. Las alfombras con dibujos aparecerían más tarde. Curiosamente, cuando se trata de «alfombras» grandes se suelen alargar las imágenes para darles el efecto de perspectiva.

Entre los lugares de alfombras más famosos destacan:

Elche de la Sierra (Albacete). Alfombras de serrín y viruta cubren el recorrido de la procesión. La víspera, por la noche, empiezan a elaborarse. Posteriormente se lleva a cabo un concurso que premia las más bellas. Los motivos son principalmente florales y se colocan por la parte baja del pueblo.

La Laguna (Santa Cruz de Tenerife). Alfombras de flores, fundamentalmente con motivos eucarísti­cos, cubren el recorrido de la procesión. El Corpus viene celebrándose en La Laguna desde 1496, apenas dominada la isla por Alonso Fernán­dez de Lugo, Adelantado de las islas Canarias.

La Orotava (Santa Cruz de Tenerife). Las calles se cubren de flores, siguiendo una tradición iniciada por una dama de la alta burguesía en 1847 que trajo la costumbre de Italia. Luego, cada familia cogió la costumbre de confeccionar su propia alfombra y, más tarde, con motivo de la visita del Alfonso XIII a la villa, se confeccionó por primera vez la monumental alfombra de la Plaza del Ayuntamiento, hecha con tierras de las Cañadas del Teide. Esta alfombra desde entonces suele representar episodios bíblicos.

Las Palmas (Gran Canaria). Son muy famosas las alfombras de flores que adornan calles y plazas sobre las que ha de pasar la procesión del Santísimo.

Puenteáreas (Pontevedra). En su elaboración participan incluso forasteros venidos de localidades cercanas. Un par de días antes se recolectan flores, hojas y ramas: hortensias, rosas...). La víspera, por la noche, comienza la elaboración de alfombras hasta entrada la madrugada.

Sitges (Barcelona). Concurso de Alfombras de Flores, declarado de Interés Turísti­co Nacional, el más concurrido de toda Cataluña. La costumbre de «sembrar» con pétalos de flores las calles por donde había de pasar la procesión del Corpus se inició a finales del siglo pasado.

Teror (Gran Canaria). Alrededor de 70 alfombras en los alrededores de la Basílica del Pino, iglesia del Sagrado Corazón y Virgen de las Nieves. Las más antiguas son las del Sagrado Corazón. Se elaboran el sábado por la noche, pero el material se viene recolectando desde semanas antes. Además de alfombras se hacen altares.

Villa de Mazo (La Palma). Se viene celebrando desde el año 1872. Al principio eran autos sacramentales que se sustituyeron por los adornos vegetales. En 1940 surgió el primer arco y «enrame» y la primer alfombra se hizo en 1949. Para confeccionar las alfombras se emplea de todo: alas de mariposa, caracoles, escamas de pescado, conchas de animales marinos, hierbas, semillas, legumbres, azafrán, musgo de castañero, pitera, hojas de plátano, piñas, cardos, líquenes, brezos, algas marinas, cristales, sal, piedras volcánicas.... Con las flores se realizan los pasi­llos, alfombras, tapices, arcos y «descansos».