Secretos de madre: qué comían de niños los chefs estrellas Michelin
Los chefs y sus madres posaban sonrientes antes de enfrentarse en los fogones - víctor lerena

Secretos de madre: qué comían de niños los chefs estrellas Michelin

David Muñoz, Ramón Freixa, Iván Domínguez y Estanis Carenzo retan a sus madres en un duelo culinario

Actualizado:

No hay nada como el amor de madre. Bien lo saben los conocidos chefs estrellas Michelin David Muñoz, Ramón Freixa, Iván Domínguez (y también Estanis Carenzo, chef de los restaurantes Sudestada y Chifa) quienes decidieron retar a sus madres en un divertido duelo entre fogones, patrocinado por la marca de aceite de oliva Carbonell.

Cada chef elaboró una receta contando con la inestimable ayuda materna, dispuestas a lavar tomates, picar cebollas o incluso emplatar las creaciones de sus niños.

Iván Domínguez, gusto por el norte

Una estrella Michelin avala a uno de los cocineros gallegos de mayor proyección, que hace poco se ha incorporado al Grupo Alborada.

Domínguez planteó ante su madre, Rosa, un escabeche de jurel aderezado con aceite de oliva y con hierbas de Portomuiños. Una receta con sabor a norte, aunque el chef reconoce que lo que más le gusta son los callos que prepara su madre.

Rosa, que además decora las chaquetas de su hijo, se mostró como una pinche experta, llegando incluso a comentar que la receta original, la que ella cocinaba, no era igual que la de Iván.

Ramón Freixa y el tomate

Dori, madre de Freixa, contaba cómo era imposible que su hijo comiese tomate cuando era un niño pequeño. Un enfrentamiento que sin duda marcó al cocinero, cuyas dos estrellas Michelin se basan en una cocina con el tomate como ingrediente fetiche.

Así, Freixa embarcó a su madre en la aventura de realizar una ensalada de solomillos de tres tomates y macarrón de gamba roja de palamós; un plato muy alejado de aquellos primeros huevos con patatas fritas que cocinaron juntos.

Ramón Freixa creció en la cocina de El Racó d'en Freixa, el restaurante familiar; por lo que no era de extrañar que terminase siendo uno de los mejores chefs del país. Pero, además, procede de una familia de cocineros y reposteros; motivo por el cual quiso sorprender a los presentes con unos besos de chocolate, aceite y sal con los que celebrar el cumpleaños de Dori.

Estanis Carenzo, la nota exótica

El cocinero bonaerense plasmó, entre bromas y risas, su buena relación con David Muñoz. Carenzo se dedica a la cocina desde hace 25 años, y ahora es el jefe de cocina del conocid Sudestada, en Madrid.

Junto a su madre Silvia, preparó una ensalada de fideos japoneses con carne madurada, rucula selvática y albahacas de Madrid; un plato fresco ideal para la época veraniega.

El chef, que ha regentado cocinas en Nueva York o París, destacó el buen nivel de la cocina española; gracias tanto al talento de sus profesionales como a la calidad de sus productos, así como la variedad cultural que presenta. Eso sí, como buenos argentinos tanto él como Silvia adoran el asado, y para eso «nada como Argentina», aseguraba la orgullosa madre.

David Muñoz, la estrella entre estrellas

El creador de DiverXO se ha convertido en uno de los chefs más buscados del panorama internacional gracias a sus recientes tres estrellas Michelin.

Pero lo que pocos saben es que tras él se encuentra su madre, Rosi, quien ayudó a su hijo con un plato al más puro estilo DiverXO, servido en dos pasos: muslo de pichón confitado con hígado de pichón y regañón de 5 especias chinas y flor de calabaza.

Un plato digno del que es considerado uno de los cocineros más vanguardistas y rompedores de la cocina fusión internacional, que ha dejado atrás aquellas «guarradas» que Muñoz afirma hacía en la cocina de sus padres, y que estos, «con mucho amor», se comían sin remilgos.

En este verano, el chef vive uno de los momentos de más emoción de su carrera, ya que el próximo septiembre inagura el nuevo DiverXO en el Hotel NH Eurobuilding; un espacio que, asegura, «es como yo siempre imaginé mi restaurante».

Pero, además, prepara su salto a Asia y América el próximo año 2015 gracias a StreetXO, su propuesta low cost que está disponible en la Gourmet Experience de El Corte Inglés de Callao.