Los mejores bares de tapas de Madrid, según la CNN

Los mejores bares de tapas de Madrid, según la CNN

Así nos ven. Locales típicos o modernos para comer en una barra. Ideas para el aperitivo del fin de semana

Actualizado:

Así nos ven. Locales típicos o modernos para comer en una barra. Ideas para el aperitivo del fin de semana

12345678910
  1. Taberna Tempranillo

    Situado en la Cava Baja este es un clásico establecimiento en la parte más antigua de la capital con una oferta gastronómica sencilla para acompañar con excelentes vinos que se ofrecen en su carta.

    Una elección para tomar en la barra es la tostada crujiente de bacalao con salsa de tomate acompañado por un vino tinto crianza Priorat. La CNN destaca de él que «mantiene la calidad, el estilo y el ambiente ayudado por una excelente elección de los vinos de la uva «tempranillo».

    Taberna Tempranillo, Cava Baja 38. Precio medio por persona de 20 a 25 euros.

  2. Vi Cool

    En la zona de Huertas, el chef Sergi Arola es el artífice, junto a su mujer Sara, de Vi Cool, un curioso nombre que viene de la primera sílaba de vino, caldo que se sirve en un ambiente contemporáneo y «cool» todo ello acompañado por comida sencilla y sin complicaciones pero que presume de sabores intensos.

    El primer Vi-cool abrió sus puertas en en año 2007 en Roses, un pequeño pueblo de la Costa Brava. Tras cuatro exitosos años en Roses, en el verano de 2011 llegó por fin el momento de la apertura en Madrid.
    La barra de la entrada la comparten el barman y uno de los chefs que prepara la selección de platos fríos frente a los comensales. La cocina principal se encuentra en el nivel superior, y cuenta con un horno de carbón que se utiliza, entre otras cosas, para asar las hamburguesas gourmet y las cocas, uno de los platos estrella de Vi-cool.

    Calle Huertas, 12.

  3. Espacio Cultural La Victoria

    Con la intención de convertirse en una referencia cultural en Madrid, el Espacio Cultural La Victoria abrió sus puertas en el año 2012 entre Lavapiés y el Barrio de las Letras. Desde entonces la gastronomía se unió con la cultura del ocio en un lugar casi mágico donde es posible tomarse una caña con un pincho de tortilla mientras se presencia un espectáculo teatral, de magia o musical.

    Sus 150 metros cuadrados presenta una amplia oferta artística, desde exposiciones de diversas disciplinas, teatro, música en directo, magia, humor, talleres de creación o presentaciones.

    Dispone de dos espacios, el gastrobar La Victoria en la planta superior, y la Sala Samotracia, en la parte inferior, un precioso espacio abovedado reservado a las actuaciones.

    Espacio Cultural La Victoria, cala Santa Isabel 40.

  4. Mercado de San Antón

    JOSE RAMON LADRA

    Cultura gastronómica, música, arte o productos de temporada son algunas de las posibilidades que ofrece el mercado de San Antón, que se han adaptado a los nuevos tiempos, dejando atrás el mercado tradicional para dar paso a un nuevo concepto, el mercado «gourmet».

    El Mercado de San Antón es un punto de visita casi obligada para todo aquel que pasa por Madrid, debido a su céntrica ubicación y a la atracción que generan este tipo de mercados, que han creado tendencia.

    Su oferta se centra en la degustación de productos que el consumidor se puede llevar a casa, es decir, el clásico tapeo, y además, la disposición de sus puestos, que permite al consumidor pasear entre alimentos, hace que se familiarice con ellos.

    Mercado de San Antón, calle Augusto Figueroa ; + 34 91 330 0287

  5. La Musa Latina

    La Musa Latina es el hermano menor del emblemático de Malasaña, que está en plena plaza de la Paja de Madrid, corazón de La Latina.

    La carta presenta las tapas clásicas de La Musa con un espíritu nuevo con dos espacios bien definidos. El primero, de ambiente informal, para tomar cañas y comer tapas en la barra o en las gradas de baldosas artesanales; y el segundo, bajo la luz de unas lámparas de hierro y al lado de un jardín vertical, donde se puede disfrutar sentados de una cena relajada entre amigos.

    La armónica convivencia de espacios en La Musa Latina se integra a la perfección con el célebre barrio del Madrid de los Austrias.

    La Musa Latina, Costanilla de San Andrés.

  6. Bodega de la Ardosa

    Hace 122 años don Rafael Fernández Bagena fundó la famosa las Bodega La Ardosa de Madrid, testigo que recogió don Gregorio Monje en el año 1970 quien junto a su mujer y sus hijos han llevado a este restaurante al lugar de prestigio que le corresponde.

    La Ardosa se ha convertido a lo largo de los años en toda una institución en Madrid, un bar muy castizo decorado al viejo estilo con barriles, fotos antiguas y altísimos estantes de botellas de vinos y licores brinda excelentes productos y tapas populares españolas. Su plato estrella es su tortilla de patatas, que se hace continuamente y es un reclamo para todos los clientes.

    Bodega de La Ardosa, Colón 13.

  7. Albora

    La Albora se aleja del concepto de lugar tradicional de tapas. Con un ambiente cuidado y refinado, este bar-restaurante en el barrio de Salamanca de Madrid nació con el propósito de ofrecer una gastronomía de calidad, basada en las materias primas y en el producto de temporada de la rica despensa española.

    Con dos tipos de carta y dos áreas diferenciadas en un espacio limpio, luminoso y sobrio. Elaboraciones rápidas a base de raciones, pinchos y embutidos excepcionales, además de buenos platos de cuchara, con una cocina vista.

    La barra, zona informal del local, es la parte del local donde se puede degustar la copa cremosa de queso con albahaca, el mousse de foie-grass con manzana verde ó una ensaladilla de ibéricos.

    Albora , calle Jorge Juan 33

  8. Arzábal

    La taberna Arzábal es quizá de las más recientes en la larga tradición de tabernas de Madrid. Abierta en mayo de 2009 en el madrileño barrio de Retiro es un local en el que tan solo caben seis mesas y una barra para 20 personas y que combina tradición y modernidad al servicio de una cocina actual con base clásica.

    Gracias a su buen hacer a principios de 2010 Árzabal recibió el premio Metropoli como restaurante revelación de Madrid 2009, lo que sirvió, sin duda de impulso para abrir en septiembre del 2010 la segunda taberna Árzabal a escasos metros de la primera.

    Arzabal, Avenida Menéndez Pelayo 13

  9. Antigua Casa Angel Sierra

    La Taberna Ángel Sierra, ubicada en una esquina de la plaza de Chueca, ha sabido adaptarse a los tiempos y satisfacer las demandas de todos los públicos que se acercan hasta su barra.

    Fundada en 1917 este típico local del corazón del barrio de Chueca tuvo su momento de gloria cuando en 1995 apareciera en la película de Almodóvar, «La flor de mi secreto», desde entonces se ha convertido en un lugar de moda y excelente punto de reunión para tomar el aperitivo y disfrutar de un excelente vermouth artesanal. Por las tarde y noches de verano los jóvenes toman las aceras para disfrutar de un caña de cerveza y de sus tradicionales tapas.

    Antigua Casa Angel Sierra. Calle Gravina 11

  10. Estado Puro

    En el restaurante Estado Puro se ha actualizado el concepto más popular y exportable de la gastronomía española, las tapas, añadiendo un toque de alta cocina a los sabores más tradicionales. El chef Paco Roncero libera, en el hotel NH Paseo del Prado, la alta cocina para disfrutar de ella con una buena cerveza o un vino de calidad apoyados en una barra.

    Estado Puro no sólo renueva lo gastronómico, también reinventa el concepto de bar, manteniendo su esencia intentando transmitir ese «feeling» tan de bar y tan nuestro a extranjeros y público menos asiduo a este tipo de locales.

    Estado Puro, Hotel NH Paseo del Prado, Plaza de Cánovas del Castillo 4.