DiCaprio, en una escena de la película

Diez playas de película... y de verdad

Te proponemos un viaje por las olas y la arena más reconocibles en la gran pantalla: del cine a la realidad

Actualizado:

Te proponemos un viaje por las olas y la arena más reconocibles en la gran pantalla: del cine a la realidad

12345678910
  1. «La playa» (2000): el azul de Maya Bay

    DiCaprio, en una escena de la película

    Danny Boyle se marchó hasta una diminuta isla de Tailandia para rodar la película playera por excelencia donde un grupo de adolescentes vive disfrutando de la naturaleza y mirando de reojo el peligro que les acecha proveniente del tráfico de drogas.

    La arena que pisa Leonardo DiCaprio es la de Maya Bay, en la ínsula de Ko Phi Phi Lee. Durante el rodaje, la Fox destrozó varias dunas naturales y arrancó palmeras para que la playa se viera aún mejor en pantalla. Las protestas de los grupos ecologistas y la condena de un tribunal tailandés ocasionaron que años después de la grabación la propia compañía tuviera que recuperar medioambientalmente la zona.

    Actualmente, la playa está completamente explotada desde el punto de vista turístico, como se puede observar en el vídeo que ilustra estas líneas. Puedes ver su ubicación pinchando en este enlace.

  2. «Tiburón» (1975): la costa de Martha’s Vineyard

    Una de las escenas de la película

    Spielberg se fue hasta la isla de Martha’s Vineyard, en Massachusetts (Estados Unidos) para las principales escenas de la película en la que un tiburón aterroriza a los habitantes de una población costera. Los alrededores de Menemsha y Edgartown, en el Este de la isla, fueron el lugar de rodaje. En la segunda y la tercera parte de la saga también se utilizaron localizaciones de la misma zona.

    Aunque en las aguas del lugar no hay escualos habitualmente (mucho menos tiburones blancos como el de la película), las imágenes del sangriento depredador devorando a los incautos bañistas no incitan precisamente a la natación en la zona. Claro que poco le importa eso a Barack Obama y a miles de estadounidenses que pasan sus vacaciones en estas costas.

    Pincha aquí para ver el lugar de rodaje en el mapa.

  3. Indiana Jones y la última cruzada (1989): en tierras de Almería

    La escena de la película

    La tercera película de la saga tiene un momento playero, durante una persecución de la aviación nazi, que intenta abatir a Harrison Ford y a Sean Connery mientras huyen. En ese instante, la pareja protagonista deja el coche y, para despistar a uno de los pilotos y ante un Indiana que se ha quedado sin balas, el profesor Henry Jones saca su paraguas y espanta a las gaviotas que se encontraban en la playa.

    El lugar en cuestión es la playa de Mónsul, en el parque natural del cabo de Gata (Almería). Hasta allí se fue a rodar el equipo de la película, que se encontró con un problema clave: allí no había ninguna gaviota y las que lograban atraer con peces dejados en la arena se escapaban rápidamente. Para solucionarlo, el equipo de rodaje preparó unas aves de cerámica, que colocó en la arena para grabar la escena. El plano siguiente, el que muestra los animales volando, se rodó con palomas blancas, que se soltaron ese momento para simular el vuelo de las gaviotas. El resultado puede verse en el vídeo que acompaña esta página.

    Pincha aquí para ver el mapa de ubicación de la playa

  4. «1, 2, 3, splash» (1984): Daryl Hannah en Bahamas

    Daryl Hannah, una sirena de película

    Aunque en la película Tom Hanks está a punto de morir ahogado en el Cabo Cod, (Massachusets), en la realidad la bella sirena Daryl Hannah nadaba en las aguas de una pequeñísima isla (no tiene más de dos kilómetros) de las Bahamas, Castaway Cay. Allí se enamora del personaje de Hanks y surca el océano hasta Nueva York para buscarlo.

    Este paradisiaco lugar de Bahamas es en la actualidad un puerto para los cruceros de la compañía Disney, que compró la isla hace años y lo utiliza para su empresa de viajes por el mar.

    Puedes ver dónde está Castaway Cay en este enlace.

  5. «Muere otro día» (2002): James Bond en Cádiz

    Las arenas de La Caleta (Cádiz) tuvieron el honor de participar en una de las escenas más famosas de la saga, aquella en la que una espectacular Halle Berry sale del agua en bikini, imitando aquella otra imagen de la misma saga protagonizada por Ursula Andrews en Jamaica.

    Pese a que la película fue rodada en España, en la ficción el lugar en el que Bond disfruta de la compañía de Berry es... ¡Cuba! Y las aguas de las que emerge están situadas según el guión en La Habana.

  6. «Zorba el griego» (1964): sirtakis en Creta

    Antony Quinn, en la escena del baile

    El típico baile griego, el sirtakis, que Anthony Quinn se marca en la costa de Creta se rodó en la playa de Stavrós, un lugar muy cercano a la popular Chania, al oeste de la isla. Poco queda de ese pueblo de pescadores filmado en «Zorba el griego»: el emplazamiento está ahora plagado de hoteles y complejos turísticos.

  7. «Carros de fuego» (1981): correr en la fría Escocia

    La música de Vangelis acompaña los pies de los atletas que entrenan para los Juegos Olímpicos en la playa West Sands de Sant Andrews, en la costa Este escocesa. Un lugar perfecto para entrenar, pero también para el medio ambiente.

    En total, son unos tres kilómetros de arena que se encuentra protegida debido a la importancia de sus dunas naturales, por lo que se ha de acceder a la arena por los caminos señalizados. Pincha aquí para ubicar la playa

  8. «Lucía y el sexo» (2000): barro en Formentera

    Formentera y el faro de Cap de Barbaria son claves en el desarrollo de la película, protagonizada por Paz Vega

    Los baños de barro de Paz Vega tienen lugar en la playa de Ses Illetes, en la isla de Formentera. El lugar no es muy amplio (apenas medio kilómetro de extensión) y está frente a la pequeña isla de S’Espalmador, donde también se rodaron algunas de las escenas de la película de Médem. Los fondos marinos de Formentera fueron declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, y el entorno de esta playa cinematográfica es parte del parque natural de Ses Salines.

    Pero el barro de la laguna de S’Espalmador dista mucho de ser bueno para la salud: pese a las escenas de la película, el lugar es rico en bacterias coliformes, nada beneficiosas para el ser humano. De hecho, el Govern balear mantiene vallado el lugar y amenaza con multas a los turistas cinéfilos que se atrevan a saltarse la prohibición de embarrarse. Mira aquí el mapa de la playa.

  9. El planeta de los simios (1968): la Estatua de la Libertad, en California

    La escena final de la película, con un Charlton Heston estupefacto ante el descubrimiento que tiene ante sus ojos se rodó en la costa contraria a la que debería haber estado. Fue en el Oeste de Estados Unidos, en Malibú (California).

    La playa en cuestión tiene unos cuatro kilómetros de longitud, se llama Westward Beach y no albergó ninguna Estatua de la Libertad. La impactante imagen se construyó con efectos especiales y una maqueta.

    Mira aquí el lugar en el que está la playa

  10. El señor de las moscas (1990): ingleses en Jamaica

    La playa de Frenchman's Cove fue el escenario para que el grupo de ingleses que protagonizan la novela «El señor de las moscas» de William Golding intentaran sobrevivir después de un accidente aéreo.

    Este lugar de Jamaica, al Este de la isla, en el que se desarrollan la mayoría de las escenas de la película de 1990 es hoy un popular enclave turístico.