Hacer una maleta requiere pensar mucho lo que se va a necesitar en el viaje
Hacer una maleta requiere pensar mucho lo que se va a necesitar en el viaje

Los trucos infalibles para que tu maleta de fin de semana no sea un caos

El secreto está en pensar previamente lo que se va a necesitar y meterlo con un orden concreto

Actualizado:

A las puertas del puente de diciembre muchos españoles hacen las maletas para escaparse en busca de naturaleza, mercadillos navideños o destinos urbanos. Con una abundantes y variada oferta, que va desde espectáculos de circo hasta escapadas a hoteles de lujo, estos días festivos son la antesala de la Navidad. Preparar el viaje, buscar vuelos, hoteles y como no, hacer bien la maleta son algunas de las tareas indispensables para disfrutar de unos días de descanso sin sobresaltos. A la hora de hacer la maleta hay que tener encuenta cuestiones básicas como el tiempo que vamos a estar fuera, los planes que se van a realizar o la temperatura del lugar del viaje. El «Packing Master de Formentor», a Royal Hideaway Hotel, un maestro que se encarga de organizar cuidadosamente las pertenencias de los huéspedes y dejarlas listas para su vuelta a casa, revela tres sencillos trucos para que lleves solo lo que necesitas y en orden.

Análisis previo

Antes de comenzar a meter prendas de todo tipo dentro de la maleta es importante tomarse un tiempo para pensar cuantos días se pasarán fuera, los planes que se van a llevar a cabo, y planear un look concreto para cada momento. Esto, además de ahorrar tiempo durante el viaje, economiza mucho el espacio de equipaje.

Calzado versátil

Los zapatos suelen ser los principales causantes del exceso de equipaje, por lo que antes de meter un par para cada día es necesario hacer un ejercicio de análisis y pensar cuáles son los que más se han utilizado en anteriores escapadas. Además, el experto en orden apunta que es importante colocarlos lo primero, en los laterales y en bolsas individuales, ya que ocupan mucho menos y se pueden aprovechar los huecos para esconder complementos o pequeños recuerdos que seguro compraremos en el lugar de destino.

Neceser pequeño

Puede parecer que no cabe casi nada pero, la realidad es que después no se necesita llevar tantos productos. En la mayoría de los hoteles se proporcionan todos los artículos de higiene y aseo necesarios para toda la estancia. Para saber qué vas a echar en falta, el «Packing Master» del hotel Formentor recomienda llamar al alojamiento para corroborar qué servicios ofrece en este sentido e introducir solo lo necesario como maquillaje o cosméticos específicos y siempre en formato viaje. Además, recomienda poner la bolsa de aseo justo después de los zapatos al fondo de la maleta y de una pieza.

El orden de la ropa

Cuando ya tengamos seleccionada la ropa que vamos a utilizar -lo mejor es dejarla encima de la cama- se debe introducir siguiendo este orden: calcetines, ropa interior y accesorios pequeños enrollados en los huecos entre los zapatos y el neceser hasta conseguir una superficie plana, toda la ropa doblada y recién planchada, y por último los cinturones estirados bordeando el resto de pertenencias de la maleta como si fueran unas correas de sujeción.