Los siete modelos de turistas españoles

Desde las parejas sin hijos hasta los mileuristas, todos forman parte de un grupo. ¿Cuál es el tuyo?

Actualizado:

La crisis cambió, en parte, la forma de hacer turismo de los españoles, pero ahora son cada día más los que se animan a desconectar con pequeñas escapadas improvisadas o viajes programados con tiempo. La consultora Brain Trust ha identificado siete grupos diferentes de viajeros, desde las parejas de clase media sin hijos que buscan conocer nuevas ciudades hasta el viajero oportunista que suelen desplazarse a casa de amigos y familiares, o como mucho a segundas residencias. Estos son los siete modelos de turistas españoles, ¿en cuál te incluyes?

Viajeros urbanos

Los «viajeros urbanos» son aquellos que eligen preferiblemente las ciudades como fórmula para viajar. En 2015, su índice de previsión de consumo de viajes es del 82%, el número medio de viajes es de 2,7 y su gasto medio de 1.850 euros, informa Ep.

Representan a la clase media alta de la sociedad española, con mayor proporción de parejas de mediana edad sin hijos, motivados a viajar por el interés de conocer nuevos lugares vinculados a la actualidad, la cultura y la historia, y con un claro objetivo: «descubrir el mundo».

Su valor para el sector turístico es muy alto dada su capacidad adquisitiva y su forma de entender la vida mucho más humanista. Suponen el 14% de los viajeros españoles.

Viajero visitante

El denominado «viajero visitante» es aquel que desea conocer el mundo y combina viajes nacionales con internacionales y periodos de relax. Para este año, su índice de previsión de consumo de viajes es del 78%, el número medio de viajes es de dos, y su gasto medio de 1.750 euros.

Poco partidarios de la autogestión, organizan sus viajes en su mayor parte a través de agencias presenciales y utilizan mucho el paquete organizado. Su valor para las empresas turísticas es muy alto, teniendo en cuenta su visión «holística» de la vida. Son el 12% de los viajeros españoles.

Viajero gourmet

Un grupo en alza en los últimos años el «viajero gourmet» que se decanta mayoritariamente por los viajes nacionales, donde suelen disfrutar de la naturaleza, de la gastronomía, de los paisajes, ya que su edad ilustra a un viajero de mayor edad, con ganas de «saborear el mundo».

En 2015, su índice de previsión de consumo de viajes es del 64%, su número de viajes es de 1,6 y su gasto de 1.500 euros, siendo uno de los grupos que más gasto unitario por viaje presenta. Contratan directamente a los proveedores finales de viaje, compran servicios sueltos, y huyen de todo lo que suene a un paquete turístico. Su valor para la industria de viajes es elevado y significan un 14% de los viajeros españoles.

Viajeros insaciables

Los «viajeros insaciables» representarían a los jóvenes de la sociedad española, aunque no todos son «millenials» pero viajan mucho. Para el año 2015, su índice de previsión de consumo de viajes es del 70%, su número medio de viajes es de 2,3, y su gasto medio de 1.300 euros, lo cual supone una elevada frecuencia pero con menor gasto unitario por viaje.

Reservan directamente a los proveedores finales, y en algún caso utilizan las agencias on line, agregadores y meta-buscadores, pero se suelen decantar por alojamientos alternativos a los hoteles, como viviendas de familiares y amigos, campings, hoteles rurales, e incluso el intercambio de casas.

Su valor para el sector turístico es medio en la actualidad, pero no conviene olvidar que son los viajeros del futuro y por tanto con gran potencial a desarrollar, y agrupan ya al 20% de los viajeros españoles.

Viajeros «Pack»

También están los «viajeros Pack» que desean tener todo resuelto. Su principal objetivo es relajarse y entretenerse, sin preocuparse por la organización del viaje y escogen destinos nacionales, con preferencia por la playa.

Su índice de previsión de consumo de viajes para 2015 es del 59%, su volumen medio es de 1,3 viajes y su gasto medio de 1.100 euros. No viajan mucho, y cuando lo hacen es siempre a través de agencias de viaje. Son personas dentro de la clase media española, que se alojan en hoteles de costa de 3 y 4 estrellas, representando en gran medida a las familias con hijos. Su valor para el sector es medio y son el 11% de los viajeros españoles.

Viajeros de playa

Los tienen como objetivo principal «olvidarse del mundo». Para 2015, su índice de previsión de consumo de viajes es del 68%, su número medio de viajes es de 1,4 y su gasto medio de 1.000 euros. Persiguen en su viaje el descanso y la desconexión, casi siempre en destinos nacionales, con preferencia por los hoteles de playa y/o apartamentos turísticos.

Reservan a través de agencias «online», contratando servicios sueltos, siendo el alojamiento la mayor parte de su presupuesto, que eligen a través de las referencias de sus familiares y amigos. Forman parte de la clase media-baja española, son el 14% de los viajeros y tienen un valor bajo para las compañías turísticas.

«Viajeros oportunistas»

Para finalizar los «viajeros oportunistas» que por norma suelen viajar siempre a casa de amigos y familiares, o como mucho a segundas residencias o apartamentos y suelen trasladarse en coche. Su objetivo es relajarse, disfrutar del entorno rural y las fiestas populares.

Es uno de los grupos de mayor edad, con una proporción de hombres superior a la media y bajos ingresos, reproduciendo a las clases bajas de la sociedad en España. Su valor para los proveedores turísticos es bajo y suponen el 15% de los viajeros españoles.