Prohibido comer en las calles de Florencia y otras controvertidas normas

La ciudad italiana no permite comer por la zona más turística a determinadas horas del día

Actualizado:

Este mes de septiembre ha entrado en vigor una nueva ordenanza en la ciudad italiana de Florencia que prohíbe comer en la calle o mejor dicho en determinadas calles en horario de almuerzo y cena. Esta «medida para prevenir y proteger la habitabilidad y el decoro de via de Neri y las áreas limitrofes», tiene sin embargo fecha de caducidad. Así pues, hasta el 6 de enero de 2019, en el horario de 12 a 15 horas, y de 18 a 22, estará prohibido consumir alimentos en la vía pública, es decir en las aceras, y a las puertas de tiendas y casas en las calles Via dei Neri, Piazzale degli Uffizi, Piazza del Grano y en la Via della Ninna.

El incumplimiento de esta ordenanza será sancionada con el pago de una multa de 150 a 500 euros con posibilidad de pagar una multa reducida de 167 euros si lo abona dentro de los 60 días siguientes de la infracción. Esta norma municipal de la ciudad italiana se suma a otras que todo turista debe conocer como la prohibición de robar arena en las playas de Cerdeña o no ir disfrazado a los parques Disney si se tiene más de 14 años.

Robar arena de Cerdeña

La costumbre de llenar un frasquito de arena al final de las vacaciones será un recuerdo que puede salir muy caro si se hace en una playa de Cerdeña. La isla italiana ha prohibido llevarse arena para no causar un deterioro del ecosistema ya que, este sencillo acto que puede parecer tan banal puede llegar a producir un daño irreversible sin que se pueda ver a simple vista, debido a que las consecuencias se perciben a largo plazo. Así pues, los turistas que roben arena en la provincia de Nuoro pueden recibir una multa que oscila entre los 500 y 3.000 euros. Las autoridades locales aseguran que la medida se aplica por la cantidad de piedras y conchas que han desaparecido de las playas por la acción inconsciente de los turistas.

Prohibiciones en los parques Disney

¿Quién no ha soñado sentirse princesa por un día o enfundarse en un disfraz de uno sus personajes Disney favoritos? Pues aquellos que piensen hacerlo en un escenario, aparentemente propicio como un parque de la factoría ya puede olvidarse de hacerlo. Existe una norma que prohíbe expresamente disfrazarse en los parques Disney a mayores de 14 años.

Por regla general, los visitantes mayores de 14 años no pueden usar disfraces, ni máscaras. Pero la norma va más allá. No deberán vestir con ropa que exponga grandes porciones de piel que podrían considerarse inadecuadas para un entorno familiar.

Besarse en público

En París, la villa del romanticismo por excelencia, está prohibido besarse en los andenes del tren. La prohibición se remonta a principios del siglo XX para evitar que despedidas demasiado largas causaran retrasos. En otros lugares como Dubai son incluso más intransigentes: es ilegal besarse en un lugar público.

Prohibiciones en las playas españolas

Aunque el uso y disfrute de las playa españolas está regulado por la Ley 22/1988 de Costas, cada municipio puede aprobar sus propias normas con el fin de mantener el decoro y promover la buena utilización de espacios públicos. En la localidad murciana de San Pedro del Pinatar, por ejemplo, el Ayuntamiento no permite jugar a las palas en sus playas ni orinar en el mar bajo una sanción de 750 euros. En Cullera se impone una multa entre 750 y 3.000 euros si se coloca la sombrilla a menos de seis metros de la orilla así como si no está su propietario presente. Esta norma se extiende a muchas playas de levante que prohiben reservar sitios en los arenales.En dos playas de Tenerife -Arona y Arisco- no se pueden hacer castillos de arena sin autorización municipal ni cavar hoyos bajo multa que oscila entre los 500 y 1.500 euros. Otro ejemplo de prohibición en playas españolas lo tenemos en los arenales de Mogán, en Gran Canaria, y la de L'Escala, en Gerona, donde por ley está prohibido fumar.