El fragmento de roca lunar que está expuesto en el museo Geominero de Madrid
El fragmento de roca lunar que está expuesto en el museo Geominero de Madrid - Instituto Geológico y Minero de España

El pedazo de roca lunar que está en un museo de Madrid

El museo Geominero incorpora a su colección un fragmento de roca lunar del valle Taurus Littrow, que fue un regalo de Estados Unidos a nuestro país

Actualizado:
El fragmento de roca lunar
El fragmento de roca lunar - Instituto Geológico y Minero de España

El museo Geominero de Madrid ha incorporado a su colección un fragmento de roca lunar del valle Taurus Littrow. La pieza, que fue un regalo de Estados Unidos al pueblo español, se trata de un basalto de grano grueso rico en titanio y compuesto por piroxeno, plagioclasa, ilmenita y olivino, con una edad de 3.700 millones de años y que permanecerá en el museo hasta el próximo 31 de marzo de 2020.

Origen

Según Rafael Lozano, científico del museo, el origen se remonta a la misión del Apolo 17 (el 7 de diciembre de 1972) tras la cual, Estados Unidos volvió a incorporar su programa de «regalos» de material lunar. Este incluía un único fragmento de roca (del tamaño de una aceituna) y que estaba embutido en una esfera de plástico; la roca tenía en su parte superior una placa de madera con una chapa donde podía leerse:

«Este fragmento es una porción de una roca del Valle de la Luna Taurus Littrow. Se entrega como símbolo de la unidad del esfuerzo humano y lleva consigo la esperanza del pueblo estadounidense de un mundo en paz», bajo ella se fijó también una bandera de España de la época con una leyenda que grabada en metal que decía «Esta bandera de su nación fue llevada a la Luna a bordo de la nave espacial América durante la misión Apolo XVII, del 7 al 19 de diciembre de 1972. Presentada al pueblo del estado español por el pueblo de los Estados Unidos de América. Richard Nixon, 1973»

Su llegada al museo Geominero se produce tras la donación del Vicealmirante Luis Carrero-Blanco Pichot al museo Naval de Madrid en 2007 debido a su estrecha colaboración con esta institución. Este pedazo de roca lunar era un obsequio a su padre el almirante Luis Carrero Blanco, jefe del gobierno a manos de su homólogo estadounidense Henry Kissinger. Actualmente se encuentra en el museo geominero debido a un préstamo temporal por parte del museo naval (que finaliza en abril de 2020).

Además, el museo ha recibido la donación de la documentación original relacionada con el fragmento de roca lunar de la mano de Antonio Travesí, quien colaboró con la NASA en el análisis de las muestras lunares (las de la misión del Apolo 11 y 12, entre otras) publicando sus resultados en medios nacionales e internacionales. De esta manera, el instituto Geológico y Minero de España conserva documentos tan trascendentales como el telegrama que recibió el investigador desde la NASA, los esquemas originales de ubicación de las muestras, el propio proyecto de investigación, así como el dossier de prensa realizado por la Junta de Energía Nuclear, fotografías, carteles y otros documentos relacionados.

Documentación aportada al museo Geominero del fragmento de roca lunar
Documentación aportada al museo Geominero del fragmento de roca lunar - Instituto Geológico y Minero de España

No es la primera vez que nuestro país es obsequiado con un fragmento de roca lunar. En 2011 la NASA donó al complejo de antenas de Robledo de Chavela (Madrid) un fragmento lunar -en este caso fue recogido en la misión Apolo XV (1971)- en reconocimiento a la colaboración española en la llegada del hombre a la Luna. Desde entonces, el ejemplar se encuentra expuesto en el Centro de Visitantes de la Estación Espacial de Robledo de Chavela.