Lo que necesitas saber sobre las vacunas si viajas a Asia, África o Sudamérica

Sea cual sea la razón del viaje se deben tomar ciertas medidas preventivas en los Centro de Vacunación Internacional

Actualizado:

En verano se triplican los viajes de cooperación, de estudios o de aventura; sea cual fuere, la razón del viaje, se deben tomar ciertas medidas preventivas si el destino está en África, Asia o América donde existe la amenaza de fiebre amarilla, malaria o hepatitis.

Lo primero que aconseja el Ministerio de Sanidad es visitar al médico de cabecera, quien informará sobre consejos generales y las vacunas necesarias. Tal y como informa la web del Ministerio de Sanidad, algunas vacunaciones están sometidas a reglamentación internacional y las autoridades locales del país que se visita pueden exigir un Certificado Internacional de Vacunación. Por este motivo es aconsejable comprobar en la web del Ministerio o en la Asociación Española de Vacunación las «Vacunas para el viajero».

Dónde obtener las vacunas

Una vez que ya sabemos qué vacunas son necesarias para viajar al Congo, India o Etiopía se debe acudir al Centro de Vacunación Internacional más próximo. Se puede pedir hora a través de la web del Ministerio, donde se recomienda que te asesores al menos dos meses antes en el caso de la rabia o hepatitis B, ya que requieren varias dosis repartidas en varias semanas.Si es imposible acudir al Centro de Vacunación Internacional o no se consigues cita se puede ir a al médico de cabecera y que sea este quien recete las vacunas necesarias, que normalmente se venden en las farmacias con prescripción médica aunque a un precio bastante superior. Hay que tener en cuenta que la mayoría de vacunas para viajar duran por lo menos un año pero muchas protegen al menos diez años y algunas inmunizan de por vida.

En el Centro de Vacunación Internacional las vacunas se pondrán de forma «gratuita» tras pagar una tasa oficial de 18,33 euros. Hay que tener en cuenta que la administración de vacunas a viajeros internacionales debe ser prescrita por el Servicio Médico de un Centro de Vacunación Internacional. Por lo que no se deberá pagar la tasa hasta que la vacuna haya sido prescrita por el citado Servicio Médico. Una vez personado el viajero en su correspondiente servicio de vacunación internacional, y prescritas las vacunas necesarias para su viaje, éste podrá abonar dicha Tasa en una entidad bancaria o haciendo el pago telemático.