Ejemplar de la Amorphophallus titanum, que ha florecido en el Jardín Botánico de Meise
Ejemplar de la Amorphophallus titanum, que ha florecido en el Jardín Botánico de Meise - Jardin botanique Meise

Nacen casi a la vez dos ejemplares de la flor más grande del mundo

En el jardín botánico de Meise (Bélgica) pueden verse dos «flores cadáver», de 143 y 131 centímetros

Actualizado:

Dos ejemplares de «aro gigante», la flor más grande del mundo, han florecido casi al mismo tiempo en el jardín botánico de Meise, en el norte de Bélgica, lo que constituye un fenómeno "poco habitual», explicaron los responsables del parque en Facebook.

El primer ejemplar de la conocida como flor cadáver midió 143 centímetros
El primer ejemplar de la conocida como flor cadáver midió 143 centímetros - Jardin botanique Meise

El primer ejemplar en florecer de la conocida como «flor cadáver» mide 143 centímetros, mientras que el segundo alcanza los 131.

«¡Increíble! Apenas unas horas después de que el primer aro gigante (Amorphophallus titanum) haya iniciado su floración en el jardín botánico de Meise, el segundo ha decidido seguir su ejemplo. Tendremos ahora la posibilidad excepcional de seguir al mismo tiempo el florecimiento de dos aros gigantes, un fenómeno poco habitual»", explicó el parque en su perfil de Facebook.

La floración del «aro gigante» solo dura 72 horas durante las cuales la planta emite un olor a carne podrida con el objetivo de atraer a los insectos para su polinización.

Pasados tres días, la planta se marchitará, explicaron los responsables del jardín, que por primera vez intentarán asegurar su fecundación.

Con el objetivo de que los ciudadanos puedan contemplar el proceso, el parque permanecerá abierto este 10 y 11 de abril hasta las 22.00 horas (20.00 GMT).

La «flor cadáver» es una especie rara y endémica de los bosques tropicales de Sumatra (Indonesia), amenazada por la deforestación y que alcanza los tres metros de altura.

También simboliza la cooperación entre los diferentes jardines botánicos europeos que trabajan en red e intercambian semillas para conservar la especie, precisó la radiotelevisión pública.

Momento en que se ha medido la flor, en el jardín botánico de Meise
Momento en que se ha medido la flor, en el jardín botánico de Meise