safdiearchitects.com

La «joya» del aeropuerto de Singapur: la cascada interior más alta del mundo

Se inaugura el Jewel Changi Airport, un edificio con hotel, centro comercial y jardín conectado a la terminal aérea

Actualizado:

Singapur vuelve a sorprender al mundo con un impresionante edificio de 134 mil metros cuadrados que acoge la «Rain Vortex», la cascada interior más alta del mundo que por la noche se transforma en un espectáculo de luz y sonido.

El edificio, construído en forma circular con techo de paneles de vidrio enmarcados en acero, es una combinación de ciudad del futuro y naturaleza en estado puro que está conectado con tres de las cuatro terminales del aeropuerto Changi, elegido como el mejor del mundo durante seis años consecutivos.

La construcción está distribuida en diez pisos -cinco bajo tierra-, e incluye jardines, la cascada interior más grande del mundo, un centro comercial con 280 tiendas, el hotel YotelAir con 130 habitaciones, y un gran número de atracciones, con una estética que simula estar dentro de una selva tropical, siguiendo las características naturales del país.

En el centro de la estructura es donde se encuentra el Valle del Bosque, una atracción de jardines en terrazas que ofrece experiencias interactivas para los visitantes, senderos, cascadas y áreas de descanso.

La cascada interior, con una caída de 40 metros de altura y siete pisos, así como el centro comercial ha sido diseñado por Safdie Architects mientras que Buro Happold se encargó del techo de vidrio y acero, que se extiende por más de 200 metros en su punto más ancho y Peter Walker y Partners Landscape Architects crearon el bosque interior.