Diez de las montañas rusas más divertidas del mundo

El 16 de agosto se celebra el Día Mundial de las montañas rusas, un buen momento para disfrutar de la velocidad y el vértigo

Actualizado:

Vértigo, adrenalina y velocidad, esos son los tres componentes que definen las sensaciones que se viven en una montaña rusa, atracciones que cada día se superan con nuevos retos que buscan experiencias extremas. Este sábado 16 de agosto se celebra el Día Mundial de las montañas rusas y para celebrarlo presentamos diez de las más divertidas del mundo.

12345678910
  1. Red Force en Ferrari Land PortAventura World (España)

    En la montaña rusa Red Force en el parque Ferrari Land de PortAventura World se pueden vivir todas las sensaciones de la F1 en una espectacular atracción de 880 metros de recorrido y una aceleración de 180 km/h en solo 5 segundos, llegando a una altura máxima de 112 metros.

    La atracción, inaugurada en 2017, dispone de tres trenes, con 12 plazas cada uno. Para quienes no se atrevan a disfrutar de esta atracción, hay una grada desde la que poder ver a quienes sí acepten el reto, en una instalación que acelera gracias al empuje de un campo magnético y que puede dar cabida a 1.200 personas por hora.

  2. Abismo, Parque Atracciones de Madrid

    El Parque de Atracciones de Madrid se inauguró en 1969, y una de sus atracciones más conocidas era la veterana montaña rusa «7 picos». Sin embargo, su jubilación llegó con el reemplazo de Abismo, una montaña rusa que en la subida hace un plano de 90 grados, acabando con los vagones boca abajo.

    Alcanza velocidades de 105 km/h, pasando por todo tipo de inversiones, tirabuzones y curvas; para terminar ascendiendo a su torre y cayendo de espaldas.

    Considerada una de las atracciones más fuertes, destaca especialmente su seguridad, ya que la sujeción del pasajero pasa por un cinturón rígido y ancho de caucho, que sujeta el cuerpo contra el asiento a la altura del ombligo.

  3. Stunt Fall, en Parque Warner de Madrid

    Stunt Fall está en el Parque Warner de Madrid y durante el viaje se puede experimentar una caída libre de 50 metros . Es una montaña rusa que simula una escena de acción durante todo su recorrido, y que cuenta con seis inversiones realmente intensas.

    Tematizada con coches de pruebas para escenas extremas, así como con paneles explicativos de curiosidades alrededor del trabajo de especialistas y técnicos en efectos especiales, Stunt Fall destaca por sus récords. Estas son algunas de sus cifras: 115 km/hora de velocidad punta, 65 metros de altura y un efecto boomerang absolutamente desconcertante -el vértigo que causa es aún mayor que en el resto de montañas rusas, puesto que primero se realiza el recorrido en sentido normal, y luego de manera inversa-.

  4. Maxx Force, Six Flags Great America en Gurnee (EE.UU.)

    Maxx Force es una montaña rusa de acero lanzada en Six Flags Great America en Gurnee, Illinois. Se inauguró el 4 de julio de 2019 y tiene un triple record. El lanzamiento más rápido en Norteamérica a 78 millas por hora (126 km / h) en 1.8 segundos, así como la inversión más rápida a 60 millas por hora (97 km / h) y la inversión doble más alta en El mundo a 175 pies (53 m).

    Esta montaña rusa opera con dos trenes que contienen cuatro vagones con capacidad para dos personas con una capacidad total de 16 pasajeros.

  5. Valravn, parque de atracciones de Cedar Point (EE.UU.)

    El parque de atracciones de Cedar Point -en Ohio, EE. UU.- es sin duda el paraíso para los amantes de la velocidad y el vértigo. Conocido por ser el parque con más montañas rusas, 17 en total, es Valravn, la joya de la corona.

    En total la montaña rusa tiene cerca de 68 metros de altura y es precisamente desde lo más alto donde los pasajeros vivirá una de las experiencias no aptas para personas con vértigo ya que el vagón se detiene en el vértice de la caída cuatro segundos antes de realizar la caída completamente vertical alcanzando una velocidad de 120 k/h.

    Una vez superada la primera bajada, Valravn voltea a sus pasajeros a una altura de un 50 metros para seguir con sus asombrosas subidas y aterradoras bajadas girando y rotando con bucles imposibles. Los pasajeros se sentarán en un vagón único formado por tres filas de ocho personas cada una. En total serán 24 pasajeros los que disfruten cómodamente, sujetos por cinturones de seguridad, de esta atracción de vértigo.

  6. Yukon Striker, Wonderland de Toronto (Canadá)

    El parque de atracciones Wonderland de Toronto (Canadá) inauguró la pasada primavera Yukon Striker, una de las montañas rusas más larga, rápida y alta del mundo de hecho tiene la caída vertical más alta que existe. El diseño de estos trenes presenta una característica especial: su estilo de grada de estadio hace que cada fila sea un poco más elevada que la anterior, de manera que cada pasajero tiene una vista perfecta de 90 grados de la caída al túnel subacuático, otro elemento que aumenta la emoción que produce esta atracción vertiginosa.

    «Yukon Striker», llamado así por el territorio Yukon en el que se adentraron los aventureros en busca de riqueza en la fiebre del oro canadiense en el siglo XIX, sorprende con sus cifras. Esta montaña rusa, que incluye el único giro de 360 grados para una atracción de esta categoría, recorrerá más de un kilómetro a una velocidad de 130 kilómetros por hora. Este viaje intenso tendrá una duración aproximada de 3 minutos y 25 segundos, tiempo en que el se pasará por cuatro inversiones (puntos en los que se pone al usuario cabeza abajo y se le devuelve a su posición inicial).

  7. Magical Creatures de Hagrid, en Universal Orlando, Florida

    Una de las montañas rusas recién estrenada es Magical Creatures de Hagrid, en el Parque Temático Universal Orlando, en Florida, una atracción dedicada a Harry Potter que se inauguró el 13 de junio.

    La Aventura en Moto de Magical Creatures de Hagrid ha sustituido a la montaña rusa Dragon Challenge e incluye un bosque real con más de 1.200 árboles que dan vida a los libros y películas del famoso mago. Los invitados vuelan a lo largo de unos 1.500 metros, hacia lo profundo del Bosque Prohibido con el profesor Rubeus Hagrid como guía. Con caídas, vuelcos y giros los intrépidos visitantes desafiarán los misterios y vivirán las emociones más allá de los terrenos del castillo de Hogwarts.

  8. The Ride en Thorpe Park (Reino Unido)

    En el condado de Surrey, en el sudeste de Inglaterra, se encuentra la primera montaña rusa dedicada a Saw, una saga de películas de terror. La atracción, del tipo Euro-fighter, abrió al público hace 10 años y, desde entonces, ha impresionado a millones de pasajeros gracias a su caída de 100 grados a 30 metros de altura, sus tres inversiones y los 92 km por hora que llega a alcanzar para recorrer sus 720 metros. Más información en Musement.

  9. Divertical en Mirabilandia (Italia)

    Los 60 metros de altura de Divertical, la convierten en la montaña rusa de agua más alta del mundo. Este tipo de atracción mezcla los giros, vueltas y velocidad típicos de una montaña rusa de acero con momentos en los que se pasa por zonas acuáticas en las que se flota sobre canales.

  10. SkyCycle, una montaña rusa a pedales

    Si eres de los que te gusta montar en bicicleta esta montaña rusa de Japón seguro que, como poco, llama tu atención. En el parque Washuzan Highland, ubicado en la prefectura de Okayama pero con una ambientación enteramente brasileña, hay una atracción para amantes de los pedales y carentes de vértigo. La «montaña rusa» SkyCycle, ofrece un excepcional viaje en el que son los propios pasajeros los que deben pedalear desde el inicio hasta el final del recorrido repartiendo el esfuerzo entre los dos componentes de la bicicleta doble.

    Aunque el trayecto es sencillo y la velocidad es mucho menor que en las clásicas montañas rusas, el riesgo reside en la altura a la que se circula y la poco protección con la que cuentan los ocupantes de los vehículos. Los ocupantes del tándem abierto tan solo van sujetos con cinturones de seguridad que les protege de una caída de unos 15 metros o lo que es lo mismo de un cuarto piso, eso sí, las vistas son impresionantes. Circulando por encima de los árboles, los viajeros pueden contemplar el paisajes desde las alturas algo que sin duda solo está reservado para aquellas personas que no sufran vértigo.