Autobús, tren o avión, ¿cuál es el mejor transporte para viajar por España y Europa?

El autobús es el medio más barato, el tren el más ecológico y el avión el mejor para distancias de más de 750 kilómetros

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Viajar en autobús parece reservado a los más jóvenes que ven en este medio de transporte una alternativa barata al avión, sin embargo la irrupción en los últimos de años de compañías de bajo coste hacen cada día más competitivos los precios de los vuelos. El tren es la alternativa más ecológica pero no siempre la más barata o rápida. Un estudio comparativo del buscador trabber.com asegura que el autobús es siempre el medio más barato pero el más lento. Sin embargo, es el más conveniente para rutas de hasta 4 horas. El tren lo es en media distancia y el avión para distancia de más de 750 kilómetros.

El autobús es el más barato siempre

El estudio deja bastante claro que el autobús es el medio más barato para viajar en España y en Europa. Los precios son los más baratos en casi todos los casos comparados (menos en el trayecto Madrid-Roma), hasta un 80% más baratos.

Viajar en tren es lo más ecológico, pero desde la construcción de trenes de alta velocidad en Europa los precios han subido bastante,y en muchos casos llegan a ser más caros que el avión, aunque tienen otra ventaja.

Si se suma el tiempo de espera en el aeropuerto, controles de seguridad y el viaje hasta los aeropuertos en las afueras de las ciudades, que convierten un vuelo de 90 minutos de duración en un viaje final de unas cuatro horas, el tren puede ser la mejor opción para distancia de entre 400 y 1000 kilómetros en cuanto a calidad/tiempo/precio.

El avión, el mejor en largas distancias

Por último, volar es la mejor opción para viajar entre las capitales europeas o entre ciudades casi en todas las opciones a más de 1.000 kilómetros, aunque no es el caso de, por ejemplo, el trayecto Madrid-Lisboa. Las gran competencia de las Lowcost y la amplia frecuencia de vuelo lo hacen, sin duda, una opción sin alternativas reales. Eso sí, los viajeros de larga estadía y con mayor conciencia ecológica siempre puede comprar el pase ilimitado Interrail.