Participantes en la carrera de brujas que se celebra en enero en el Valais
Participantes en la carrera de brujas que se celebra en enero en el Valais - TURISMO DE SUIZA

ALPES SUIZOSLo que debes saber si quieres ir a esquiar entre «brujas» en el Valais

Sorpresas invernales en Suiza: desde la carrera de brujas más divertida de los Alpes a una ruta a pie por el campo de golf de Severiano Ballesteros

Actualizado:

A quien le gusta el invierno y los deportes blancos, le encanta el Valais suizo con sus 40 áreas de esquí y sus más de 2.000 kilómetros de pistas con excelente nieve. Una tierra de contrastes y paisajes únicos con majestuosos cuatromiles, 45 nada menos, glaciares y viñedos en el bellísimo valle que forma el río Ródano. Para esquiar, para pasear por los bosques nevados o para disfrutar de una exquisita raclette en los restaurantes tradicionales de montaña. Estas son algunas de sus propuestas invernales.

[Estado de la nieve en las estaciones españolas y en el Pirineo Francés, en Infoesquí]

1234567
  1. El descenso alpino más famoso de brujas

    Un grupo de «brujas» en Belap
    Un grupo de «brujas» en Belap

    Belalp es una pequeña población del cantón suizo de Valais, a más de dos mil metros de altura sobre el nivel del mar, en la municipalidad de Naters. Se trata de un lugar al que no puedes acceder en automóvil al considerarse una zona libre de vehículos, así que la única forma de llegar hasta allí es en teleférico desde la cercana de población de Blatten, pero siempre disfrutando de la naturaleza con mayúsculas. Todos los años, a mediados de enero, se celebra en este lugar un «Halloween» auténticamente suizo que este año cumple su edición número 37. En este loco descenso alpino por las pistas de Belalp que finaliza el 19 de enero participan más de 700 brujas esquiando durante 12 kilómetros con temperaturas que bajan siempre de los cero grados. El trayecto se desarrolla desde Hohstock en las pistas «Häx oben» y «Häx unten» hacia Kühmatte y allí desde el Tschuggen hasta la zona inferior del valle para alcanzar el destino final en la pintoresca aldea de montaña de Blatten. Todos los participantes, hombres y mujeres, vestidos con decenas de trajes diferentes, pero siempre relacionados con la hechicería, reparten chocolates, «chupitos» para tomar algo caliente y buen humor antes de iniciar la prueba. Luego demuestran su buena forma física por una pista muy escarpada y exigente sobre todo en su parte superior. Gana no quién tarda menos en realizar el descenso sino el que sorprende más con el vestuario y su actuación en la prueba. Y el premio es una gran máscara de madera que se fabrica en un taller para minusválidos de Brig. Inf: http://www.belalp.ch/

  2. El ski-safari

    Nieve en el Valais
    Nieve en el Valais - TURISMO DE SUIZA

    La última novedad para los esquiadores del Valais es el «ski safari», que permite explorar todas las áreas de esquí de la región, una cada día, con una excelente oferta complementaria de hoteles de tres y cuatro estrellas. El nuevo paquete «Ski Safari» propone cinco noches de alojamiento y cuatro días de esquí con un pase especial de teleférico que permite acceder a todas las zonas de esquí del Valais, incluidas las estaciones de fama mundial. Desde 1.285 CHF para dos personas incluyendo 5 noches en hotel con desayuno, estacionamiento y pase de esquí «Snowpass Flexdays 4/6»: 4 días de esquí repartidos en 6 días consecutivos, incluido el acceso a todas las zonas de esquí en Valais. La cobertura de nieve está garantizada en todos los centros turísticos situados entre 1.500 y 3.883 metros de altitud.

  3. «Hiking» por el campo de golf de Seve Ballesteros

    Ruta a pie en el entorno del campo de golf diseñado por Balleteros
    Ruta a pie en el entorno del campo de golf diseñado por Balleteros - Olivier Maire / Turismo de Suiza

    Una de las propuestas más originales de este invierno en Valais es la de cubrir una ruta a pie en el entorno del campo de golf que diseñó hace unos años Severiano Ballesteros en Crans Montana. La instalación, de 18 hoyos, está considerada una de los más antiguas y bellas de Suiza y fue renovada por el cántabro en 1997 después de 70 años de haber sido utilizada. La caminata se inicia en el restaurante Miedzor, un local encantador muy popular por su terraza que se orienta hacia el «green» que pisan los jugadores. Todo el paseo resulta muy sencillo y por eso es muy frecuentado los fines de semana más soleados por las familias suizas que acuden a él con sus hijos. El recorrido transcurre por «Snow Island» (Isla de Nieve), un auténtico paraíso para los niños pues en este espacio encuentran pistas de esquí para principiantes, snowboard, trineos y la «Maison de Bibi», que ofrece una gran cantidad de eventos y actividades gratuitas para niños. Mientras tanto, los padres pueden relajarse en las tumbonas de las terrazas del bar o en el centro de rendimiento que cuenta con una instalación de golf indoor. Continuando por la ruta, se pasa por el Lago Etang, muy popular entre los patinadores de hielo, para terminar en el restaurante Sporting que cuenta también con una terraza para tomar el sol. Solo serán necesarios unos pasos más para alcanzar el punto donde se inició la ruta.

  4. Disfrutando las aguas termales

    Una de las piscinas al aire libre de Leukerbad
    Una de las piscinas al aire libre de Leukerbad - Gonzalo Cruz

    Las burbujas de agua caliente que brota de las profundidades de las montañas del Valais son también uno de los principales reclamos turísticos de la región. Tradicionalmente, estos baños termales, algunos al aire libre con vistas a las hermosas montañas de esta región suiza, han proporcionado reposo, salud y relax para los músculos de sus huéspedes, pues estimulan la circulación y su contenido mineral alivia el dolor articular crónico. En Valais hay una extensa oferta de baños públicos y privados como la del Thermal Resort Breite, ubicado a 900 metros de altitud, muy cerca del glaciar Aletsch (Patrimonio Mundial de la UNESCO). En sus baños termales y el centro de bienestar del Salina Maris Hotel Wellness & Vintage, los huéspedes disfrutan del agua a una temperatura de 33 grados y pueden participar en programas de senderismo y otras terapias para perder peso. Otra opción es Leukerbad, la villa de origen romano donde brotan diariamente 3,9 millones de litros de agua a una temperatura de 50 grados. En este complejo termal y de bienestar, el más grande de los Alpes, te esperan más de 300 tratamientos diferentes para mejorar tu salud.

  5. El museo de hielo más grande del planeta

    Cueva de hielo en Sass Fee
    Cueva de hielo en Sass Fee

    Para llegar a la mayor cueva de hielo del mundo tienes que desplazarte a Saas-Fee, famosa estación invernal por sus 155 kilómetros de pistas de esquí. Se accede a esta atracción a través de una galería de 70 metros que conduce por los hielos milenarios del glaciar Fee, cuando has alcanzado ya una altitud de 3.500 metros y el frío es muy intenso. La cueva fue reformada en 2016 y ofrece una profunda mirada al interior del glaciar, donde puedes tocar el hielo milenario de diferentes épocas, asombrarte con una escenificación de lo que sería un alud de nieve con sonidos reales, o admirar diversas esculturas de hielo, como la de Mickey Mouse o un dragón. Al salir de la cueva espera otra sorpresa: Subiendo unas escaleras se llega al restaurante giratorio enclavado a mayor altura del mundo, que ofrece en una hora una vista panorámica de 360 grados del conjunto glaciar y montañoso del valle del Saas. El Mittelallalin es, además, el punto de partida para tours de alta montaña, excursiones por los Alpes y glaciares, descensos en esquí hasta el pueblo de Saas-Fee, una localidad que estuvo prácticamente aislada del mundo hasta mediados del siglo XX. www.saas-fee.ch

  6. El «tobogganing»

    El Valais es uno de los mejores lugares de Suiza para practicar el «tobogganing», una actividad que puede practicar cualquiera, desde los niños a los más adultos. Para muchos lo mejor del trineo es que aficionados y profesionales pueden elegir este vehículo para divertirse lanzándose por las pistas heladas de los Alpes. Existe una amplia oferta en los valles de la región para practicar los descensos en trineo y casi todos cuentan con la ventaja de que los accesos a las cimas se realizan en funicular. Una de las pistas de trineos más famosas de la región se encuentra en Rotenboden, muy cerca de Zermatt, donde puedes realizar un descenso repleto de curvas hasta Riffelberg en unos nueve minutos. En el caso de que quieras repetir la experiencia, cada diez minutos parte el ferrocarril de montaña Gornergratbahn que te traslada al punto de partida. En Zermatt, donde no te puedes perder alguna excursión por el célebre Matterhorn o sus alrededores, los niños llaman al trineo de una manera muy original: «Dok el Bob» o «Üz, el caballo rojo».

  7. La raclette, el plato del Valais

    Raclette, deliciosa e inevitable en el Valais
    Raclette, deliciosa e inevitable en el Valais

    La raclette es el plato más típico del Valais y se produce con queso (Raclette du Valais AOP) elaborado con leche cruda de vaca, según una receta tradicional. Los vecinos de esta región lo consideran un clásico de su gastronomía y disfrutan de este queso derretido con patatas hervidas, cebollas y una copa de vino blanco «Fendant», pero los visitantes pueden hacerlo en cualquiera de los restaurantes «Saveurs du Valais», donde existe la posibilidad de degustar otras delicias de la cocina regional. El buen queso, la carne sabrosa, los tiernos espárragos o los magníficos postres hechos con peras y albaricoques están garantizados con una excelente carta de vinos elaborados en estas tierras del suroeste de Suiza.