Desfile de zombies en Nueva York - AP

Diez lugares terroríficos para celebrar Halloween

Desde el castillo del Conde Drácula en Rumanía hasta el pueblo de los vampiros de «Crepúsculo», en la costa Oeste de EE.UU.

nueva york Actualizado:

Si encontrarte con fantasmas, momias o vampiros es tu idea de diversión, Halloween es probablemente tu fecha favorita. Multitud de lugares del mundo se preparan para asustar a los visitantes... y a su bolsillo. Esta es la lista de diez buenos lugares para celebrar la fiesta de los muertos:

1. Salem (Massachusetts, EE.UU.)

Salem tiene el título de la ciudad más fantasmagórica de los Estados Unidos y durante la noche de Halloween se vuelve aún más terrorífica. Date una vuelta por el pasado a la luz de las velas en un recorrido guiado por sus calles y comprueba de primera mano su oscuro pasado. O puedes vestirte para participar en el baile anual de disfraces en el Hotel Hawthorne.

2. Bran (Rumanía)

Esta localidad rumana está llena de legendas, recogidas en el «Drácula» de Bram Stoker o «La Tierra más allá del bosque», de Emily Gerard. Bran es la escapada perfecta en Halloween. Puedes visitar su castillo, donde se dice que vivió Drácula, así como los castillos de Poenari y Hunyad, asociados a Vlad el Empalador en el siglo XV.

3. Londres (Reino Unido)

La capital con una historia que hiela la sangre muestra su cara más terrofífica en The London Dungeon, un mueso interactivo muy popular entre los turistas que incluye paseos temáticos sobre Jack el Destripador o el sanguinario Sweeney Todd. Otros lugares igualmente sobrecogedores pueden ser el cementerio de Highgate, la Torre de Londres o el teatro The Globe.

4. Nueva Orleans (Luisiana, EE.UU.)

Nueva Orleans cuenta con una historia de culto al vudú a sus espaldas y numerosas criptas en sus cementerios. Participa en la Ruta de los Espíritus y déjate llevar por el viento por sus camposantos y el barrio embrujado de Vieux Carre. Haz una parada rápida en un templo vudú que todavía está en activo hoy

5. Nueva York (EE.UU.)

El camino para explorar el lado tenebroso de la ciudad que nunca duerme puede empezar por la Casa Encantada, donde puedes vivir una experiencia terrorífica, o participar en el tradicional desfile de Halloween.

6. Ottawa (Canada)

El Museo Bytown es considerado como uno de los lugares con mayor actividad de espíritus en toda Canadá: seis fantasmas lo han llegado a considerar su hogar. Duncan McNab, que murió hace 150 años, suele frecuentar la cámara del tesoro y manipular los ordenadores del museo para escribir su nombre. Y no pienses que la exposición de muñecas es totalmente inocente. Los visitantes han oído en repetidas ocasiones a sus hijos llorar cuando estos juguetes les guiñan un ojo o se mueven por su cuenta.

7. Tombstone (Arizona, EE.UU.)

Tombstone cuenta con un pasado de tiroteos tal que algunos han llegado a afirmar que ha generado una próspera población fastasma. Después de pasar por la recreación diaria de dichos enfrentamientos con revólveres, pasa por el cementerio más famoso de América, el Boot Hill, antes de ir a tomar una copa a los salones de la ciudad.

8. Forks (Washington, EE.UU.)

Forks era un pueblo tranquilo, frecuentado por gente que trabajaba para la industria de la madera, hasta que la escritora Stephanie Meyer llegó. La serie de culto adolescente convertida en película «Crepúsculo» ha atraído multitudes de adolescentes amantes de vampiros a la pequeña ciudad del estado de Washington. Pero no son los únicos personajes terroríficos de la zona: un leñador que merodea en busca de su presa y una embarazada que camina por la hierba fresca de noche.

9. Orlando (Florida, EE.UU.)

Las Noches de Horror de Halloween es un festejo que celebra el parque temático de los estudios de la Universal: se compone de varias casas encantadas y «zonas de miedo». Para los que se asustan fácilmente, en Disneyworld podrán acudir a la Mickey's Not So Scary Halloween Party.

10. Long Beach, California (EE.UU.)

El «Queen Mary», que se encuentra allí atracado, se transforma estos días en el Barco del Terror con laberintos macabros y sorpresas verdaderamente aterradoras. Otras actividades incluyen paseos por el Parque del Purgatorio y bailes en la Sala de la Muerte.