El verdadero origen de la chufa... y de la horchata
gastronomía

El verdadero origen de la chufa... y de la horchata

Muchos probarán esta bebida en la playa o en la final de la Copa del Rey de fútbol. Pero pocos sabrán su verdadera procedencia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los campos de cultivos y pueblos cercanos a Valencia revelan lo prodigioso que es este tubérculo: la chufa un dulce manjar. La chufa aterrizó en el municipio de Alboraya, que pertenece a la comarca de L’Horta Nord de Valencia, hace doce siglos, cuando los árabes trasladaron su cultivo desde la remota región de Chuf (Sudán) hasta tierras levantinas. Vieron que el clima de estas latitudes era idóneo para su plantación. Desde entonces, el diminuto tubérculo ha moldeado el paisaje llano de la zona. La alquería El Machistre alberga un museo que muestra la evolución del entorno y los procesos de sembrado y transformación de este alimento divino.

En la famosa Avenida de la Horchata de Alboraya se puede catar la bebida donde se elabora artesanalmente. Un mural de azulejos que ambienta el salón central de Daniel, uno de los establecimientos más reconocidos, relata la leyenda popular sobre el origen del nombre de este dulce néctar. Dibujado en las baldosas, el rey Jaime I montado a caballo prueba un zumo vegetal lechoso de las manos de una doncella. El viajero lee en la esquina del mosaico que el personaje histórico, impresionado por su exquisito sabor, le dice a la muchacha: Açò és or, xata, que en castellano significa Esto es oro, chata.

Rincón de la chufa

La chufa de Valencia es cultivada en condiciones óptimas de terreno con textura franco-arenosa y en un clima suave y con alto grado de humedad.

Es una planta herbácea entre 40 y 50 cm. de altura. Posee un sistema radicular del que parten raicillas en cuyos extremos se forman las chufas. Éstas pueden ser de dos formas: alargadas y redondeadas. Los tubérculos tienen un sabor intenso.

La horchata, bebida que se extrae de la chufa, se bebe y se disfruta tradicionalmente con fartons, un bollo alargado típico de Alboraya y muy popular en toda la zona, elaborado con huevos, harina, azúcar, aceite, levadura y leche.

Posee un elevado valor energético y es una fuente significativa de hidratos de carbono. Su contenido en lípidos es alto, principalmente de tipo monoinsaturados. Además, contiene hierro, zinc, potasio, vitamina E, ácido fólico, y es rica en fibra. www.chufadevalencia.org

Fuente: Guía Repsol