Así es la despensa de las Rías Baixas
Viñas en las Rías Baixas
gastronomía

Así es la despensa de las Rías Baixas

Los mejores mariscos, verduras y carnes, vinos blancos sobresalientes... Ruta para chuparse los dedos

Actualizado:

La inmensa extensión de costa de toda la región, en proporción con la superficie interior, permite tener una gran despensa marinera en todas las ciudades y concellos gallegos.

Rías Baixas

Los amantes del marisco y de los pescados encontrarán en las Rías Baixas una enorme oferta. El marisco, específicamente los crustáceos y bivalvos, es una de las riquezas de esta costa y se toma en sencillas recetas que no alteran su sabor ni su textura.

Se trata de un alimento idóneo y muy extendido, pues requiere, por regla general, poco tiempo de elaboración y contiene una escasa cantidad de grasa. Es además una magnífica fuente de proteínas y de importantes minerales como el calcio, fósforo, yodo y zinc, entre otros.

Se pueden encontrar tantas variedades de mariscos como preferencias del consumidor: desde las ostras, las nécoras, la langosta, el berberecho, la vieira, la navaja, el mejillón, la cigala, el camarón; hasta los percebes, para muchos el verdadero rey del mar en Galicia.

Mucho más que cocina marinera

A pesar de estar ante la región de España con más alto consumo de pescado y productos del mar, no son éstos los únicos componentes de su gastronomía. La cocina local es rica, variada y profundamente tradicional.

El recetario está arraigado en la materia prima (verduras, legumbres, carnes de vacuno y de cerdo, frutas y lácteos), en las elaboraciones simples y en el cuidado del producto, el protagonista absoluto de todos los platos.

Recordemos, entonces, platos como la empanada (con su enorme variedad de rellenos), el lacón con grelos, el caldo gallego, la caldeirada, la merluza a la gallega, las filloas o el pulpo a feira. Este último es uno de los alimentos más característicos de la dieta gallega, se consume en grandes cantidades y resulta difícil degustarlo en el resto del país en las mismas condiciones.

Tierra de ricos vinos y orujos

El vino y los orujos están fuertemente integrados a la cocina gallega, a su artesanía y fiestas populares, muchas de ellas los tienen como protagonistas, encabezadas por la del Albariño, en Cambados, o la del Aguardiente del Ulla, en A Estrada.

Hay una gran variedad de vides derivadas, muchas veces del cruce de cepas silvestres con otras foráneas, y que producen, en general, vinos de moderada graduación y aromas variados, finos y elegantes. Pueden ser monovarietales como los Albariños de las Rías Baixas, los Godello de Valdeorras o los Mencía de la Ribeira Sacra; o plurivarietales, como los del Valle de Monterrei o los Ribeiro.

Fuente: Guía Repsol.