El español tres estrellas Michelin que se ha aburrido de la alta cocina

El chef Dani García explica sus nuevos proyectos tras anunciar el cierre de su restaurante de Marbella

Efe
Actualizado:

Tras 25 años dedicado en cuerpo y alma a la alta cocina y una vez lograda la ansiada tercera estrella Michelin, Dani García compagina la que será su última temporada en el restaurante que lleva su nombre con el desarrollo de un «megaproyecto» internacional de cocina «más cercana».

Durante su participación en las jornadas de emprendimiento gastronómico «Culinary Action!», organizadas por el Basque Culinary Center de San Sebastián en el salón Hospitality Innovation Planet que este lunes se ha inaugurado en Madrid, el cocinero marbellí se ha confesado «aburrido» de lo que ha hecho: «Ya no creo, de forma personal, en la alta cocina».

Dani García
Dani García

Ha dicho que si vuelve a ella, una vez que cierre su recientemente 'triestrellado' en el Hotel Puente Romano de Marbella (Málaga) el 22 de octubre, será con otro concepto, con un restaurante para unos doce comensales -«tal como se hace en Japón», ha comentado- y podría ser en Londres, donde inaugurará «un proyecto de aquí a nada».

Para García, un restaurante de alta cocina para 80 comensales «no tiene sentido hoy en día», y una vez que ha alcanzado la cima de la pirámide del éxito que se dibujó en su momento, ha decidido cambiar de rumbo, hacer una cocina «más cercana» a la mayoría de la sociedad, con nuevas marcas, y sólo este año abrirá cinco restaurantes.

Dani García Restaurante se transformará en un local especializado en carnes, BiBo, con sedes en Marbella y Madrid, abrirá en breve en Qatar, tendrá otra versión más pequeña en el aeropuerto de Málaga y otra veraniega en la playa de Valdevaqueros de Tarifa (Cádiz); y Lobito de Mar, su chiringuito urbano de Marbella, también tendrá local en el madrileño barrio de Salamanca a partir de junio.

Son las primeras líneas de crecimiento del Grupo Dani García, que cuenta con 300 empleados y que mantendrá otras áreas de trabajo como el Atelier, dedicado al I+D, o el servicio internacional de catering.

Además ha creado Iris, su marca de restaurante exclusiva para la cadena hotelera Four Seasons, con la que debutará en Madrid pero que espera extender «por el mundo» porque comparte su «energía» y su visión gastronómica, algo que, ha reprochado, echa en falta en el sector hotelero español.

García, que a partir del 4 de marzo estará en La 1 de TVE cocinando de lunes a viernes recetas tradicionales en el programa «Hacer de comer», también ha anunciado que publicará un nuevo libro con su sello editorial este año y que continuará su acción de recetas infantiles saludables con Mapfre.

Son los primeros pasos de un proyecto que nace de la experiencia de 25 años de éxitos y fracasos, ha reconocido, en los que apuesta por «la felicidad y la rentabilidad», porque «lo que tiene sentido es llenar un restaurante, y eso pasa con o sin estrellas».

Ha anunciado un año «difícil» porque cierra su etapa de alta cocina mientras lanza este «megaproyecto» internacional, con la apertura de cinco restaurantes sólo este año, apoyado con sus socios Laura y Javier Gutiérrez (tabernas Volapié), con el que aspira a seguir los pasos del éxito de cocineros como el francés Joël Robuchon o el japonés Nobu Matsuhisa, que han amasado fortuna y estrellas Michelin.