«La cerveza artesana es una moda que ha venido para quedarse, tiempo al tiempo»

Entrevista a Joan Martí Ramoneda Sentenach, Maestro Cervecero de La Masovera, Premios ABC a la Mejor Cerveza Artesana de 2018 en la categoría Blonde Ale

Actualizado:

Las cervezas artesanas La Masovera, es el fruto del trabajo y tesón de una empresa familiar y de tradición campesina de la cuenca de Tremp. Su cerveza Truja Fera, que como novedad son sin gluten, ha conseguido el premio a la Mejor Cerveza Artesana de España en 2018 en la categoría de Blonde Ale. Joan Martí Ramoneda Sentenach, el Maestro Cervecero de La Masovera ha respondido a las preguntas de ABC.

¿Cuál es su relación con cerveza artesana? ¿De dónde surge su interés como consumidor y como elaborador?

Todo empezó cuándo mi hermana montó una tienda de cervezas artesanas y allí fue cuando empecé a degustar diferentes tipos de cerveza. En la Universidad una compañera hacía cerveza en casa y como yo ya hacía vino artesano, lo probé. El proceso es diferente pero la base final es la misma. Y a partir de aquí, hice diferentes tipos: Pale Ale, Brown Ale, Weissbier, Double y Tripple belgas. A los amigos y familiares les gustaban mucho, y en cada evento traía alguna de diferente para mejorar las recetas. Y de aquí a etiquetarlas y venderlas fue un paso porque ya teníamos la tienda de canal de venta.

Háblenos un poco de sus cervezas, ¿por qué son especiales?, ¿qué sabor o experiencia pretenden transmitir?

Nuestras cervezas sobretodo se basan en que son muy artesanas. familiares y muy próximas. Utilizamos el trigo de nuestra cosecha y el lúpulo cultivado en nuestra zona. También las ilustraciones se basan en el concepto de «La Masovera», nuestra abuela era la «cabalera» (hija que no tienen derecho herencia) de su familia de aquí el nombre de nuestra primera cerveza artesana «Cabalera». Ella criaba gorrinas para la venta y de aquí la segunda cerveza artesana «Truja Fera» (Gorrina salvaje), desde 2017 sin gluten. Después vino la «Pubilla» (Heredera) con trigo de nuestra cosecha. Y finalmente la «Cop de falç» (Golpe de hoz), en nuestra familia antes que llegara la maquinaria se trabajaba mucho a mano y sobretodo con la hoz. Y todas llevan lúpulo de nuestra zona.

Con todo esto, siempre intentamos transmitir que en cada elaboración de una cerveza artesana nuestra hay que encontrar el esfuerzo de una familia que al largo de la vida ha luchado por lo que ha querido. Nuestras cervezas artesanas se caracterizan por sus aromas cítricos y sabores afrutados. Siempre hemos creído que la mayoría de los consumidores les gustan estas dos características y son nuestra baza de distinción.

¿Dónde las elaboran y qué tipos hacen?

Actualmente, fabricamos en Vilablareix, cerca de Gerona, somos de los denominados Gipsy Brewers (Cerveceros nómadas). Disponemos de cuatro tipos de cerveza artesana fijos durante todo el año: Cabalera (Amber ale), Truja fera (Belgian blonde y sin gluten), Cop de falç (IPA) y Pubilla (Weissbier) ésta última ganó hace dos años el premio ABC de mejor cerveza de trigo.En verano, producimos «La Dalla» (Guadaña) una Session IPA que tiene poca graduación y muy fresca.Luego durante el otoño hacemos tres cervezas artesanas más de edición limitada: Codonyera (Kolsch con membrillo), Safranera (Kolsch con azafrán) y Camarga (Kolsch con trompetas amarillas).

¿Qué público buscan?

En estos momentos, nuestro principal público es el que se está introduciendo en el mundo de la cerveza artesana, y para el ya experimentado hacemos las cervezas especiales de edición limitada. La idea principal que tenemos es que el público cervecero deje te tener perjuicios sobre la cerveza artesana.

¿Cuál es el mejor momento del día para tomar una de sus cervezas y con qué la acompañamos?

Para hacer el vermut salado (aceitunas, patatas fritas, frutos secos) antes de la comida las cuatro sirven. Para comer la Truja fera y la Pubilla son las que van mejor. Para un aperitivo de quesos y embutidos la Cabalera es la mejor. Para comidas o aperitivos especiados o picantes la Cop de Falç va muy bien por su alta amargor.

¿Dónde se pueden comprar o tomar?

Actualmente en nuestra zona Pallars Jussà y Pallars Sobirà, hay restaurantes y bares especializados en vinos y cervezas que tienen las nuestras cervezas artesanas. En Tremp, nuestra ciudad, disponemos de un punto de venta directo en Carrer Magistrat Saura 10. En Tremp y Lérida en los supermercados Esclat. En Barcelona, el Craft Barcelona es un local especializado en cerveza artesana y música en directo dónde tienen siempre nuestras cuatro cervezas artesanas de tirador. En las Islas Canarias, en los Hiperdino.Y por internet, en www.lamasovera.cat/botiga

¿Están trabajando en alguna novedad?

Justo este verano hemos sacado «La Dalla», la primera en lata de nuestra zona, muy fresca, seca, amarga y como no, notas cítricas. Estamos muy contentos de la buena acogida que ha tenido.

También se nos resiste hacer una cerveza artesana negra, de momento no encontramos el nicho de mercado, el público que tenemos no la demanda todavía. Es una espinilla clavada que tenemos.

¿Por qué se han puesto tan de moda las cervezas artesanas? ¿Es una moda o están para quedarse?

Ha sido una moda como en su momentos los vinos, y la gente le gusta experimentar con los sabores y aromas. Es una moda que está para quedarse, a pesar que el 1% de cerveza que se bebe en España es artesana, tiempo al tiempo.

-¿Hay algún modelo a imitar fuera de España?

Mis favoritos son los belgas y los americanos, nos llevan una eternidad. Ellos tienen muy buena materia prima y hace muchos más años que nosotros que hacen cerveza artesana.