Patatas fritas envasadas que de verdad merecen la pena

No es nada fácil encontrar buenas patatas fritas envasadas. Las San Nicasio sí lo son

Actualizado:

No es nada fácil encontrar buenas patatas fritas envasadas. Entre las que de verdad merecen la pena están estas San Nicasio, especialmente crujientes y más naturales y sanas que la mayoría debido a la forma de elaborarlas y a los ingredientes que se emplean. El aceite es de oliva virgen extra de la cooperativa Almazaras de la Subbética, de la denominación de origen Priego de Córdoba, uno de los mejores aceites andaluces en la actualidad. Las patatas que se utilizan son exclusivamente de procedencia española, de la variedad agria. Y la sal es la rosa del Himalaya, de excepcional pureza. Se fríen las patatas a fuego lento y a baja temperatura, lo que evita la formación de sustancias no deseables y asegura un sabor y una textura siempre uniformes. Se guardan luego en un envase especial que garantiza la perfecta conservación de las patatas hasta más de seis meses. La fábrica está situada en Priego de Córdoba y el nombre de las patatas rinde homenaje al patrón de esta localidad cordobesa. Desde allí se exportan a todo el mundo. Por la forma de elaborarlas, están acogidas en el movimiento Slow Food, que defiende la comida de calidad. Se pueden encontrar en tiendas gourmet en bolsas de 40 y de 190 gramos.

Precio de la bolsa de 190 gramos: 2,90 euros. www.sannicasio.es