Vista del escenario principal delante de miles de personas en el festival NOS Alive, cerca de Lisboa, que se celebra 9, 10 y 11 julio
Vista del escenario principal delante de miles de personas en el festival NOS Alive, cerca de Lisboa, que se celebra 9, 10 y 11 julio - Hugo Macedo

Festivales de verano en Portugal: buenos, atractivos y baratos

El verano portugués está lleno de música. Recorremos las citas esenciales para combinar espectáculo, playas y ciudades

Actualizado:

La alternativa de los festivales portugueses toma cuerpo no sólo por su magnífica serie de conciertos, sino porque incorpora númerosos atractivos extra por mucho menos dinero de lo que cuesta desplazarse al Sónar de Barcelona, el BBK Live Festival de Bilbao o el FIB de Benicàssim.

El alojamiento en estos enclaves se dispara en julio y agosto. También los billetes de avión o tren y los gastos en comidas o bebidas.

Cruzar la frontera, sin embargo, reserva grandes sorpresas a quien se anima a hacerlo, pues Portugal sigue siendo más barato y la calidad de sus servicios es muy similar (en ocasiones, incluso mejor).

Los festivales que se celebran en playas ofrecen a menudo la oportunidad de disfrutar en parajes idílicos y los que se aproximan a Lisboa u Oporto añaden pluses como visitar estas preciosas ciudades y engullir sus sabrosos productos gastronómicos (bacalao, «picanha», pasteles de nata, etcétera).

La playa de Ribeira de Ilhas en el paraíso surfero de Ericeira, 49 kilómetros al norte de la capital lusa, alberga el Sumol Summer Fest los días 3 y 4 de julio, con las actuaciones de Chance The Rapper, Tove Lo, Buraka Som Sistema, Rudimental o Richie Campbell.

NOS Alive se erige en una de las citas imprescindibles del verano portugués el 9, 10 y 11 de julio en el paseo marítimo de Algés (aún más cerca ya que se encuentra a sólo 11 kilómetros de Lisboa, en los alrededores del barrio de Belém, y con fácil acceso toda la noche tanto en cercanías como en tranvía y autobús).

Muse, Disclosure, The Jesus and Mary Chain, The Prodigy, Sam Smith, James Blake, Róisín Murphy, Counting Crows, Alt-J, Metronomy, Jessie Ware, Young Fathers, Flume, Chet Faker o Breach dan brillo a su fastuoso cartel.

Menos de una semana después, el Parque das Naçoes lisboeta (donde se celebró la Expo’98) será el escenario de Super Bock Super Rock.

Blur, Sting, Noel Gallagher, Toro y Moi, Perfume Genius o The Vaccines entusiasmarán a sus fans en las mismas fechas en que el MEO Marés Vivas de Vila Noia de Gaia (al otro lado del emblemático Puente Luís I, en Oporto) vibrará con Lenny Kravitz o JamieCullum.

Por su parte, Caetano Veloso, Gilberto Gil o Melody Gardot, Chick Corea, Herbie Hancock y Lionel Richie inundarán con su clase el EDP Cool Jazz de los Jardines del Marqués de Pombal, en Oeiras, a 15 kilómetros de Lisboa en la línea de cercanías que conduce a Estoril y Cascais.

Sudoeste (Calvin Harris, Emeli Sandé, Clean Bandit, Steve Aoki, Hardwell) y Paredes de Coura (TV On The Radio, Mark Lanegan, The War On Drugs, Tame Impala, Charles Bradley) antecederán al despliegue ‘techno’ de Lisb-On en septiembre, donde podrá verse a Michael Mayer, Nicolas Jaar, Todd Terje, Nina Kraviz, Jazzanova o Mirror People en pleno Parque Eduardo VII, en el corazón de Lisboa.

Son oportunidades para palpar las emergentes zonas de ambiente a orillas de la desembocadura del río Tajo (Intendente, Cais do Sodré, Príncipe Real) o, cómo no, rendirse ante la belleza incontestable que dejan ver los miradores de Santa Luzia, Sao Pedro de Alcántara o Santa Catarina.