Top

Viajar

Seis apetecibles planes para descubrir Palencia

Desde ruinas romanas hasta una travesía en barco, enclaves únicos para desconectar en cualquier época del año

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
Navegue usando los números

Una casa para los cangrejos

Alicia Arranz - abcviajar - Actualizado: Guardado en: Viajar

Desconocida como ella sola, adentrarse en esta provincia es como sacarse una entrada para un festival de descubrimientos inéditos. De la Casa del Cangrejo de Río al Canal de Castilla pasando por la Villa Romana mejor conservada de España, he aquí seis razones para explorar a conciencia la Tierra de Campos.

Un edificio de diseño para cangrejos

Pues sí. Desde el pasado mes de abril los cangrejos tienen su propio hogar: gigante y con diseño ultramoderno para más señas, en el municipio de Herrera de Pisuerga. Al edificio, diseñado por el arquitecto burgalés Jesús Arribas, se accede cruzando una pasarela sobre el río Burejo. En el interior de este vanguardista Centro de Interpretación, galardonado con el Premio Construcción Sostenible de Castilla y León, el despliegue para contar los detalles que rodean la existencia de estos pequeños animales es espectacular e incluye efectos como que el agua del río interactúa con el sótano para mostrar a los cangrejos en su hábitat natural.

Por lo visto, los cangrejos abundan por aquí y los lugareños los veneran y degustan con fruición, sobre todo cocidos y aderezados con aceite de oliva, tomates, ajo, perejil y un toque de guindilla. Por cierto, que se pueden probar en el propio bar-restaurante del segundo piso. Otras veces, sin embargo, organizan fiestas en su honor, como sucede cada primer fin de semana de agosto con el «Festival Nacional de Exaltación del Cangrejo de Río». Este peculiar evento alcanza ya su 43 edición y su programación incluye proclamación de reinas y damas, nombramiento de caballeros de la Orden del Cangrejo, un desfile de carrozas con cangrejos gigantes y hasta una quema nocturna de la falla del cangrejo.

Remontando el Canal de Castilla

Alicia Arranz - abcviajar - Actualizado: Guardado en: Viajar

Hay a quien le sonará a un canal de TV pero no, nos referimos al canal de agua que atraviesa las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid; el que mandase construir Fernando VII a mediados del S.XVIII marcando un hito en la historia de la ingeniería civil en España. En total, son algo más de 200 km. de trazado con el que se quiso crear una vía alternativa para transportar toneladas de cereal en una región con una orografía complicada. Para ello se recurrió a un sistema de esclusas, con lo que el resultado, al final, se parece al Canal de Panamá pero en pequeño.

Por eso, la mejor manera de recorrerlo es a bordo del Marqués de la Ensenada, el encantador barquito turístico que realiza recorridos comentados partiendo del embarcadero que hay junto al Centro de Interpretación del Canal en Herrera de Pisuerga (5 € por persona). Otras opciones son alquilar una bici para hacer una ruta en paralelo o incluso una piragua, para lo que hay diversas empresas en la zona que lo facilitan todo como Natural Turismo Activo. Para los interesados en profundizar aún más en el tema, existe también un Museo del Canal de Castilla en Villaumbrales, a 7 km. de Palencia capital.

Un día con los romanos

Alicia Arranz - abcviajar - Actualizado: Guardado en: Viajar

La Olmeda es otro enclave para dejar boquiabierto al más pintado pues se trata de un importantísimo yacimiento arqueológico en Pedrosa de la Vega que nos devuelve de golpe a la época de los romanos. Estos son los restos, excelentemente conservados y ensalzados por una intervención arquitectónica sobresaliente, de una magnífica villa que data del S.IV d.C. de la cual se conservan la estructura más básica y más de 1.000 m2 de maravillosos mosaicos. Además, una completa colección de piezas y utensilios cotidianos que se hallaron durante las excavaciones se exhiben en su Museo Monográfico en la iglesia de San Pedro de Saldaña, a apenas 6 km. de allí. Baste decir, para hacerse una idea de la magnitud de su opulencia, que el total de la villa sumaba más de 3.000 m2, en sus mejores tiempos, de los cuales solo el salón principal u “oecus” ocupaba nada menos que 175 m2 o que estaba dotada de un complejo sistema de calefacción que procuraba agua caliente para la zona de baños a prueba del más duro de los inviernos palentinos.

La historia reciente del lugar es igualmente apasionante pues fue descubierta por casualidad por D. Javier Cortés, el propietario del terreno en el que se ubica, en 1968. A sabiendas del tremendo valor del hallazgo, Cortés viajó a Madrid a reunirse con las autoridades para pedir autorización y financiación para iniciar las excavaciones. Consiguió únicamente lo primero pero él mismo pagó los costes de las sucesivas intervenciones hasta arruinarse y darse cuenta de que no le quedaba otra que donar La Olmeda a la Diputación de Palencia, cosa que sucedió en 1980. Ahora, justo enfrente del Museo Monográfico, en la casa natal del que fuese alcalde de Saldaña durante algunos años hay, un pequeño museo que honra su memoria.

Delicatesen ¬ęmade in Palencia¬Ľ

Alicia Arranz - abcviajar - Actualizado: Guardado en: Viajar

¿Un productor de foie-gras que además enlata lechazos de churro? ¿Un ingeniero francés que trabaja en Renault y que los fines de semana elabora su propia cerveza? Pues sí, también hay visionarios con paladar gourmet que tienen sus negocios en tierras palentinas y además abren las puertas al público para dar a conocer los pormenores de sus respectivos procesos de elaboración.

Selectos de Castilla, la empresa que se dedica a los productos derivados del pato, está en Villamartín de Campos y es la obra de cuatro hermanos que crecieron en Francia pero que volvieron al pueblo de su familia para desarrollar su pasión produciendo foie-gras de alta calidad y otro montón de delicias, algunas clásicas y otras de lo más originales tales como el chorizo o el salchichón de pato. Esta gente ha inventado también el paté de lechazo de churro e incluso la forma de enlatar el lechazo entero ya asado de manera que solo le hace falta un toque de horno para estar perfecto.

«Cerveza palentina, corazón bretón». Así reza el eslogan de Bresañ, la marca de cerveza que Christoph Le Galles, elabora en Becerril de Campos. Su historia personal aúna 24 años en España trabajando para Renault con una tradición cervecera familiar que sirvió para que su abuelo salvase la vida durante la Primera Guerra Mundial desde el mismo momento en que los nazis que lo apresaron supieron cuál era su oficio. Su producción es modesta todavía pero sus cervezas tienen un sello de identidad único en cualquiera de sus variedades: rubia, tostada, «La Maricantana» o en la edición especial de Navidad. Visitarle y degustarlas con él, es toda una experiencia.

Tierra de campos y de iglesias

Alicia Arranz - abcviajar - Actualizado: Guardado en: Viajar

Que Palencia es una de las mecas del Románico eso sí que lo sabe todo el mundo. Y ya, solo por eso, una ruta por esta provincia merece mucho la pena. Prácticamente, cada pueblito, por minúsculo que sea, tiene una iglesia increíble así que este viaje que discurre entre campos infinitos, carreteras desiertas, los característicos palomares y peregrinos del Camino de Santiago, es fabuloso para admirar y aprender más sobre un estilo artístico absolutamente fascinante.

La estampa de la más famosa de todas, la de San Martín de Frómista, la tenemos todos en la cabeza puesto que siempre aparece como referente en los libros de historia del arte, con lo que encontrarse con ella frente a frente deriva en una situación no exenta de cierto sentimentalismo.

Sin embargo, lo que no es tan conocido, es que en Palencia está también la iglesia más antigua (y que se mantiene perfectamente en pie) de España, que no es otra que la de San Juan, en el municipio de Baños de Cerrato, muy cerca de Palencia capital. Su densa historia se remonta al año 661, que es cuando la mandó construir el rey Recesvinto. Así pues, es un ejemplo de pura arquitectura visigoda tan bien conservada que cuesta creer que le haya llovido tantísimo encima.

¬ŅUn hotel para comer? ¬ŅO un restaurante para dormir?

Alicia Arranz - abcviajar - Actualizado: Guardado en: Viajar

Ambas cosas son posibles y, de hecho, altamente deseables en Estrella del Bajo Carrión, un establecimiento de esos que tienen tantísimo encanto que son para ser vividos más que descritos. Para ello, primero hay que poner rumbo a Villoldo, el pueblito del que son originarias las hermanas Pedrosa (Paula, Pilar y Mercedes), dueñas y señoras de este pequeño paraíso perdido del que existen dos sucursales en la capital. Así, Villoldo Madrid está en la calle Lagasca, 134 y su versión más informal, la Taberna dNorte, se ubica en Mesonero Romanos, 8.

Pero volvamos a la casa madre, que ya desde fuera, con las mesas del jardín con sus macetas de colores primorosamente dispuestas, dan una pista del buen gusto que emana del edificio principal. En el comedor, una decoración que se diría de la más estilosa casa de campiña inglesa o acaso de la Provenza, antecede a todo lo que está por venir. Con la carta en la mano, lo mejor es dejarse aconsejar porque realmente todo apetece. Las croquetas de jamón y parmesano, a modo de aperitivo, se recuerdan para siempre. Después, la berenjena rellena de su propia pulpa y jamón ibérico con ensalada de queso de cabra, supone un estallido tal que no salen las palabras. Continuamos, sin embargo y al borde ya de las lágrimas, con el cochinillo asado a baja temperatura con confit de pera y manzana. Para rematar, aterrizó sobre el mantel después el helado de queso con infusión de frutos rojos y ya creímos que nos daba algo. A Alfonso Fierro, el hijo de Pilar que orquesta los fogones, definitivamente habría que ponerle un monumento o mejor, clonarlo varias veces para que estuviese al mismo tiempo en todos los restaurante de debajo de casa…

Respecto al hotel, que se extiende hacia el lado opuesto del salón, diremos que dispone de 16 habitaciones y que todas ellas son una preciosidad. En todas refulgen paredes y lencería impecablemente blancas que contrastan con algunas notas de color a cargo de detalles aquí y allá. Por la mañana, se desayuna con zumos naturales, tostadas recién hechas, huevos de nuestro corral y embutidos, mantequilla y mermeladas de casa. ¿Se puede pedir más?

Precio medio: 60 euros (persona aprox).
Hab. doble desde: 90 euros (desayuno incluido).

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios