Foto NPS

Los anasazis, los indígenas que construyeron su pueblo en un acantilado

Cliff Palace, levantado por los antiguos habitantes de esta zona de América, está en el parque nacional Mesa Verde en Colorado

Actualizado:

¿Quién habitaba América antes de la llegada de los europeos? En el continente americano vivían diferentes sociedades aborígenes que se organizaban en tribus o clanes. Una de ellas eran los anasazis, indígenas americanos asentados, entre otros lugares, en Colorado en concreto en el Parque Nacional Mesa Verde. Al cobijo de un acantilado se encuentra Cliff Palace -Palacio del Acantilado-, un conjunto de viviendas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978, que se piensa pudieron ser habitadas desde 1190 y abandonadas definitivamente en torno al 1300.

Construidas con piedra arenisca, mortero y vigas de madera formaron cada bloque de arenisca utilizando piedras más duras recolectadas en los lechos de ríos cercanos. El mortero entre los bloques es una mezcla de suelo local, agua y ceniza. Sobre la superficie de muchas de las paredes, la población decoraba los espacios con escayola de color rosa, marrón, rojo, amarillo o blanco.

Estudios recientes revelan que Cliff Palace contenía 150 habitaciones y 23 kivas -habitaciones redondas hundidas por debajo del nivel del suelo con importancia ceremonial- y tenía una población de aproximadamente cien personas. De las casi 600 viviendas en los acantilados concentradas dentro de los límites del parque, más de la mitad eran tenían de una a cinco habitaciones y muchas de ellas son unidades de almacenamiento de una sola habitación. Se piensa que Cliff Palace era un sitio social, administrativo con un alto uso ceremonial.

Casa Torre Cuadrada de Cliff Palace
Casa Torre Cuadrada de Cliff Palace - Wikimedia/ Lorax

Un edificio sobresale del resto, conocido como Casa Torre Cuadrada, está en la parte derecha del poblado y casi alcanza el «techo» de la cueva. El Servicio de Parques Nacionales lo restauró cuidadosamente hasta que alcanzó su tamaño y altura actuales, lo que lo convierte en uno de los edificios más destacados del Cliff Palace. En dicho trabajo se usaron materiales de colores ligeramente diferentes para mostrar su condición de restauración.​