Museo V&A en Dundee, que será inaugurado a mediados de septiembre
Museo V&A en Dundee, que será inaugurado a mediados de septiembre - Rapid Visual Media

El primer museo Victoria & Albert fuera de Londres abre en Escocia

El Open Británico de golf, celebrado este verano en Carnoustie (Escocia), ha impulsado el interés viajero por Dundee y el nuevo museo, que se inaugurará el 15 de septiembre

Actualizado:

El Open Británico es el torneo de golf por excelencia. La cita deportiva que todos los jugadores ansían disputar, la que todos los aficionados quieren presenciar y la que todos los campos desearían albergar. Sin embargo, a lo largo de los tres siglos por los que ha transitado esta trascendental cita, solo catorce recorridos se han visto agraciados con ese honor.

Campo de Golf de Carnoustie
Campo de Golf de Carnoustie

En su larga vida ha habido siete sedes escocesas, seis inglesas y una norirlandesa, pero en la época moderna la rotación se ha reducido a diez (cinco, cuatro y uno), por lo que, aproximadamente, se repite el enclave cada década. Esto es así porque la cuna del golf, St. Andrews, se incrusta en el calendario cada lustro y Royal Portrush (Irlanda del Norte) se reincorporar después de su experiencia de 1950. Aunque lo habitual es repetir los destinos con la cadencia comentada, Carnoustie tuvo que esperar once años para recuperar el protagonismo el pasado mes de julio.

Desde que en los años 30 este links de Angus entrase en la rotación, ha recibido ocho ediciones y unos campeones que dan lustre a su palmarés: Tommy Armour (1931), Henry Cotton (1937), Ben Hogan (1953), Gary Player (1968), Tom Watson (1975), Paul Lawrie (1999), Padraig Harrington (2007) y Francesco Molinari (2018). En este campo existe una conexión muy especial para el golf español, aunque por distintos motivos. En la postrera del siglo XX se produjo el debú de Sergio García en el «British», aunque el clima y el recorrido le castigaron y no fue capaz de superar el corte; y en la de hace once años el castellonense fue segundo, después de perder en el desempate ante su bestia negra, el irlandés Harrington. Además, en las jornadas previas Seve Ballesteros había anunciado su despedida definitiva del torneo que le encumbró y que le hizo un ídolo para el público británico.

Se trata del típico recorrido costero, batido por los vientos litorales, en el que las condiciones atmosféricas cobran un protagonismo definitivo. Y si no fuera así, el propio desarrollo del torneo ofrece siempre sorpresas en el hoyo 18, como la bola al agua del francés Van de Velde en el 99 o el putt errado por García en 2007. Los jugadores y los expertos consideran Carnoustie como el campo más duro y quien consigue dominarle alcanza una dimensión superior al resto de los mortales. El italiano Molinari, es el nuevo rey gracias a su exhibición ante el mismísimo Tiger Woods.

Dundee, ciudad de moda

Imagen del puerto de Dundee
Imagen del puerto de Dundee

Dada la magnitud de un evento como este, de inmediato cobran protagonismo otras localidades vecinas. Y en este caso, Dundee lo tiene por derecho propio. Desde hace tiempo la ciudad más soleada de Escocia se ha hecho un hueco en el mundo cultural gracias a su empuje en distintos entornos. Así, publicaciones como Lonley Planet, The Wall Street Journal, CNN, Bloomberg o The Guardian la han colocado como una de las ciudades a visitar en 2018 al ser una urbe en continua evolución, sede de algunos de los ejemplos más estimulantes de diseño, innovación y cultura del país.

El momento culminante llegará el 15 de septiembre, cuando se convertirá en sede del único museo V&A fuera de Londres que hay en el mundo. El edificio, diseñado por Kengo Kuma, será la joya de la corona de la oferta turística de la ciudad, una invitación a descubrir más de 500 años de genialidad, inspiración y logros de la creatividad escocesa. No en vano, Dundee fue nombrada primera ciudad del diseño del Reino Unido por la Unesco y también acoge el museo del cómic. Además, convendrá visitar la zona del puerto (donde está atracado el legendario Discovery que el capitán Scott llevó al Polo Sur), patear a fondo los locales que se han convertido en un paraíso «foodie» y disfrutar del arte callejero y los conciertos.

Pistas

Hay varias formas de llegar al este de Escocia, pero la más directa es por vía aérea a Edimburgo. Hasta la capital caledonia llegan vuelos directos desde numerosas ciudades españolas y con distintas compañías aéreas como Iberia, Easyjet, Ryanair, Flybe y algunas charter. Luego, una vez allí, hay buenas conexiones por tren, aunque una opción muy recomendable es alquilar un coche y recorrer las zonas de interior y costa en «bed and breakfast». Hay numerosos alojamientos disponibles y merece la pena adentrarse en la cultura escocesa y su gastronomía. Más info: www.visitbritain.com

Viajes transatlánticos. El museo Victoria & Albert de Diseño abrirá el nuevo centro el 15 de septiembre con una exposición que repasará el interiorismo y el estilo de vida durante la «edad dorada» de los viajes transatlánticos.