Jornada de trabajo en un jardín en Tenerife, con una temperatura de alrededor de 20 grados en pleno invierno
Jornada de trabajo en un jardín en Tenerife, con una temperatura de alrededor de 20 grados en pleno invierno

TURISMO DE NEGOCIOSCómo se trabaja en Tenerife, en uno de los mejores climas del mundo

La isla canaria disfruta de una temperatura que suele rondar los 20 grados durante todo el invierno

Actualizado:

Durante cuatro días de este invierno se celebra en Tenerife un conocido foro dedicado al sector de congresos y viajes de incentivos. El lugar de reunión elegido no es ninguna de las salas de congresos del hotel, sino una extensa zona de jardines frente al océano Atlántico. Mesas individuales en las que se reúnen unos cien profesionales del sector, bajo la sombra de las palmeras diseminadas por el entorno. Un pequeño barco de pesca cruza el mar, mientras en el horizonte se dibuja la silueta de La Gomera. Algunos han dejado la corbata en la habitación. Algunas han olvidado también sus zapatos de tacón. Se respira un ambiente de trabajo, de concentración, de networking entre los asistentes, pero también una extraña y complaciente sensación de estar viviendo un momento muy especial en un sitio único; justo el tipo de ingredientes con la que se modelan los recuerdos imperecederos.

Tenerife se ha posicionado en los últimos años como uno de los destinos de reuniones más demandados del mercado nacional. Ha ampliado su oferta congresual, ha modernizado su red hotelera, y ha mejorado su conectividad aérea. En la actualidad cuenta con cinco centros de congresos distribuidos en distintas zonas de la isla, una de las mayores redes hoteleras de cuatro y cinco estrellas, y agencias receptivas con una enorme creatividad para ofrecer experiencias únicas para grupos. Son argumentos de peso para elegir la isla. Pero no son los únicos.

La temperatura invernal en la isla es de 20 grados. Parece un oxímoron: dos expresiones opuestas. En Tenerife, sin embargo, el invierno y el buen tiempo van de la mano, al igual que la exuberante primavera, el suave verano y el otoño que ni lo parece. Para los organizadores, Tenerife significa que cualquier evento puede celebrarse fuera de las salas de reuniones, ya sea un cóctel de bienvenida, una sesión de trabajo, o una cena de gala. Supone que los «planes B» en caso de mal tiempo rara vez se aplican. Para quienes organizan presentaciones de producto, Tenerife quiere decir más de 3.000 horas de sol al año, fantásticos escenarios para fotografiar o para sorprender a los invitados que prueban estos nuevos productos.

Un grupo de viajeros de incentivos se aprestan a vivir una espectacular noche estrellada en el Teide
Un grupo de viajeros de incentivos se aprestan a vivir una espectacular noche estrellada en el Teide

Las agencias que organizan viajes de incentivos buscan destinos con capacidad para ofrecer experiencias únicas a sus grupos. Si el lugar es una referencia turística, esperan entonces actividades «que nunca nadie haya hecho antes». Necesitan en definitiva ofrecer un programa que invite a sentirse verdaderamente especial. Estas empresas han encontrado en Tenerife el perfecto lienzo para sus ideas. Una isla con apenas cien kilómetros de largo, pero que guarda verdaderos tesoros naturales y culturales, leyendas aborígenes, historias de piratas una naturaleza única en todo el planeta. Tenerife ofrece la inspiración y los lugares perfectos para configurar viajes que queden grabados en la retina y el corazón de los asistentes: Un atardecer en la cima del Teide, un avistamiento de estrellas, una cena entre plataneras, una fiesta de carnaval donde el carnaval se vive con más pasión, navegar entre ballenas, pasear entre la historia, caminar por un bosque vivo de la Era Terciaria…

Acaba la sesión de trabajo. Dos horas libres antes de la cena. Los asistentes miran de reojo la piscina y las camas balinesas. El organizador del evento se acerca, sonríe. Con el brazo extendido hace un gesto con el que quiere mostrar todo el entorno. No digas nada -susurra- no hace falta. Se han enamorado perdidamente.