Aínsa, en las estribaciones del Pirineo Aragonés
Aínsa, en las estribaciones del Pirineo Aragonés - PILAR ARCOS

Aínsa, uno de los pueblos medievales más bonitos de España

Visita a este municipio de la comarca del Sobrarbe, Huesca, Capital del Turismo Rural 2018

Actualizado:

Aínsa, en la comarca del Sobrarbe, Huesca, es la Capital del Turismo Rural 2018. Situada en las estribaciones del Pirineo Aragonés, en la confluencia de los ríos Cinca y Ara, desde lejos aparece como un conjunto muy bien conservado y sin atentados arquitectónicos sobre el que destaca la torre de la iglesia. Desde dentro tiene el atractivo de la sencillez auténtica: dos calles y dos plazas. La Calle Mayor (llamada también de Gonzalo I) y la de Santa Cruz, que convergen al sur en la plaza de San Salvador y al norte en la Plaza Mayor.

Hay muchos motivos por los que ha merecido ser Capital del Turismo Rural, aquí van solo diez.

12345678910
  1. Pueblo medieval

    Arco del Hospital
    Arco del Hospital - PILAR ARCOS

    Todo su conjunto urbano, encaramado en una loma, mantiene el sabor medieval con casas y calzadas de piedra, declaradas Conjunto Histórico-artístico en 1965. El que fuera Condado de Sobrarbe, fue el primero de los territorios cristianos de la Península Ibérica en ser reconquistado. Pasear por su calles es introducirse en más de mil años de existencia. Desde la muralla y sus puertas, al castillo, la Plaza Mayor, y la iglesia de Santa María, pasando por diversas casas blasonadas.

  2. La Plaza Mayor y la Iglesia

    Soportales de la Plaza Mayor y Torre de la Iglesia
    Soportales de la Plaza Mayor y Torre de la Iglesia - PILAR ARCOS

    La Plaza Mayor de Aínsa es una de las más bonitas de España. Se cree que fue construida en el s.XII y desde entonces ha mantenido su estructura. Desde la primera vez que la visité, en los años 70, no ha variado sustancialmente.

    Su planta es trapezoidal y conserva restos de la muralla. Una serie de arcos de medio punto y ojivales componen unos soportales muy característicos

    Tras uno de sus ángulos se ve la sobria torre de la Íglesia de Santa María, templo románico de finales del s. XI de planta rectangular. Posee un pequeño y recoleto claustro y una interesante cripta con 18 columnas. Desde la torre-campanario, de una treintena de metros de altura, el más alto con diferencia de todo el pueblo, se tienen una magníficas de Aínsa.

  3. El Museo de Oficios y Artes Tradicionales

    Alfarería en el Museo de Oficios y Artes Tradicionales
    Alfarería en el Museo de Oficios y Artes Tradicionales - PILAR ARCOS

    La Casa Latorre, una característica casa señorial del casco antiguo, alberga el Museo de Oficios y Artes Tradicionales. Es interesante en sí misma por su arquitectura tradicional (s. XVI), pero también por su completa colección etnográfica, una de las más interesantes de los Pirineos.

    Cuatro plantas en las que se muestran didácticamente ordenadas piezas de alfarería, herrería, hojalatería, carpintería, telar, cestería...

  4. El Eco-Museo

    «Huesos», el quebrantahuesos salvado por el Eco Museo
    «Huesos», el quebrantahuesos salvado por el Eco Museo - PILAR ARCOS

    Situado en una de las dependencias del castillo, el Eco Museo explica a los visitantes de todas las edades las características de La fauna y la naturaleza de los Pirineos. Excelentes dioramas a tamaño natural reproducen los diversos ecosistemas de estas montañas. Pero seguramente lo más atractivo es un albergue de aves rapaces incapacitadas, víctimas de cazadores furtivos, expolio de nidos o choques con el tendido eléctrico. Allí se recuperan, aunque nunca podrán volver a vivir en libertad un búho real, un águila culebrera y «Huesos», la estrella del mini-zoo, un quebrantahuesos de dos años que estuvo a punto de morir por la malaria aviar y que, aunque se ha recuperado, ya no sabría vivir en libertad.

  5. El comedero de buitres

    Docenas de buitres en el comedero de Aínsa
    Docenas de buitres en el comedero de Aínsa - PILAR ARCOS

    La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) y la Comarca de Sobrarbe han crado en Aínsa un producto de ecoturismo vinculado a la ornitología y a la observación de aves necrófagas, el Pirineos Bird Center.

    Aprovechando que la comarca del Sobrarbe cuenta con la mayor densidad de población de aves carroñeras de la Cordillera Pirenaica, se ha creado un comedero de aves necrófagas. Este muladar es frecuentado por buitres leonados, quebrantahuesos, alimoches, milanos reales y negros, cuervos... a los que se aportan dos veces a la semana alimentos procedentes de las sobras del matadero municipal.

    Se accede al lugar a pie tomando una pista forestal que se inicia junto al Mesón de L'Aínsa. A solo 1 km. hay un punto de observación a 150 metros del comedero. Aunque el acceso es libre a cualquier hora, conviene informarse en el Eco Museo de Aínsa (Tel. 974 500 597).

  6. «Mis amigas las abejas»

    Paco Parra junto a un panal de «Mis amigas las abejas»
    Paco Parra junto a un panal de «Mis amigas las abejas» - PILAR ARCOS

    Latorrecilla es una pequeña aldea (22 habitantes) 8 km. al norte de Aínsa, con un puñado de casas agrupadas en lo alto de un cerro de fuerte pendiente. Allí se encuentra Casa Lanau, un establecimiento rural de tres apartamentos atendido por sus propietarios, Luisa Castillo y Paco Parra. Entre las muchas actividades de este hotelito está el museo apícola «Mis amigas las abejas», un aula de la naturaleza dirigida por Paco Parra. Apicultor, fotógrafo, presidente de Turismo Verde, promotor de la candidatura de Aínsa-Sobrarbe a la capitalidad de Turismo Rural 2018, y sobre todo enamorado de este pueblo en el que nació en 1956, explica la vida y obra de las abejas en todos sus pormenores.

  7. Morillo de Tou, un pueblo recuperado

    Iglesia desacralizada de Morillo de Tou
    Iglesia desacralizada de Morillo de Tou - PILAR ARCOS

    Morillo de Tou, un pueblo expropiado en los años 60 por la Confederación Hidrográfica del Ebro para la construcción del embalse de Mediano, se cedió posteriormente a la Unión Sindical CC.OO. que lo reconstruyó, y hoy funciona como Centro de Vacaciones.

    A sólo 3 km. de Aínsa, dispone de bungalows, apartamentos, villas, camping, piscina supermercado, biblioteca, parque infantil, pistas deportivas, restaurante... La antigua iglesia parroquial de Santa Ana (s. XVII), hoy desacralizada, ha sido convertida en museo de alfarería tradicional aragonesa, donde se expone permanentemente la colección de cerámica perteneciente a la familia Manrique-Burriel.

    Un pueblo recuperado, ideal para vacaciones con niños.

  8. El Geoparque del Sobrarbe

    El pueblo de Guaso. Al fondo la Peña Montañesa
    El pueblo de Guaso. Al fondo la Peña Montañesa - PILAR ARCOS

    El Geoparque de Sobrarbe, es un parque geológico en plenos Pirineos que comprende toda la comarca de Sobrarbe (2.202 km², 19 municipios) y limita al norte con Francia. Desde septiembre de 2006, forma parte de la Red Europea de Geoparques y de la Red Global de Geoparques reconocidos por la Unesco.

    Paisajes agrestes con formaciones rocosas con 500 millones de años que han sido estudiadas por los geólogos desde hace medio siglo. Lugares en los que reina el silencio. Más de la mitad de la superficie de la comarca de Sobrarbe está declarada área protegida y en ella destaca el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y que en 2018 cumple sus primeros 100 años como Parque Nacional.

  9. El Centro de BTT Zona Zero

    Ciclistas llegando a Aínsa
    Ciclistas llegando a Aínsa - PILAR ARCOS

    El proyecto Zona Cero se ha puesto en marcha para promocionar un turismo contínuo todo el año, sostenible y respetuoso con el medioambiente.

    La comarca del Sobrarbe es uno de los territorios más aptos para la práctica del MTB (bicicleta de montaña) a nivel Europeo. Sus rutas recorren los más bellos parajes del Pirineo Aragonés, discurriendo algunas de ellas por el Parque Natural de la Sierra y cañones de Guara y por el entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

    En Zona Zero Pirineos hay unas 60 rutas para MTB de distintos tipos: enduro, variantes, ligth, cicloalpinismo... Buena parte de las rutas están totalmente balizadas, otras son de seguimiento GPS. La dificultad técnica de la Zona Zero es mayor que en otros lugares y el gran número de senderos practicables en bici, unos 500 km. hace que la velocidad ronde los 7-8 km/hora.

  10. El preciado galardón

    El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, y Paco Parra reciben el galardón
    El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, y Paco Parra reciben el galardón - PILAR ARCOS

    El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, recogió en un acto celebrado en el castillo de ese pueblo, el galardón por el que se reconoce al municipio como Capital del Turismo Rural, en un acto celebrado en compañía de representantes de las nueve localidades finalistas, Alange, Comillas, Consuegra, Fermoselle, Iznájar, Moratalla, Morella, Santo Domingo de la Calzada y Villaviciosa. La iniciativa, destinada a potenciar la riqueza del turismo rural en España, está promovida por el portal Escapadarural.com.

    Aínsa-Sobrarbe se impuso en esta segunda edición frente a 247 localidades de quince comunidades autónomas al obtener 16.002 votos (28,4%) de un total de 56.323 participaciones, cifra que duplica el número de internautas que votaron el año pasado.