Petra
Petra - Turismo de Jordania

Seis curiosidades sobre Petra, la «ciudad perdida» de los nabateos

El enclave histórico de Jordania y una de las grandes maravillas del mundo cuenta con infinidad de secretos que descubrir

Una ruta por cinco ciudades donde las mujeres hicieron historia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Petra, la ciudad perdida de los nabateos, declarada Patrimonio de La Humanidad por la Unesco, es una visita obligada en todo viaje a Jordania. A unos 200 kilómetros de la capital, Petra llama la atención de millones de personas cada año, que la visitan y disfrutan de sus imponentes y bien conservadas maravillas, tales como El Tesoro y El Monasterio. Pero, además, esta maravilla del mundo esconde muchos secretos y curiosidades dignas de conocer por el viajero.

Abandonada por los nabateos

Se le conoce como la ciudad perdida porque como la historia indica, fue abandonada por los nabateos en el siglo VII a.C y no fue descubierta de nuevo hasta el siglo XIX, por los occidentales, más concretamente por el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt. Además, su profundo desfiladero, El Siq, hace que fuera aún más complicada de «descubrir». Además de ser la ciudad perdida es una ciudad oculta, ya que las tormentas de arena y las inundaciones, enterraron muchos edificios provocando que solo se pueda conocer un 20% de la misma.

Excavada y esculpida en la roca

La ciudad de Petra no fue construida en piedra sino excavada y esculpida en la roca, lo que resulta increíble. Y fue habitada en su época dorada por aproximadamente treinta mil personas.

Importante ciudad comercial

Así mismo fue una importante ciudad comercial que se convirtió en un paso esencial entre Arabia y el Mediterráneo. Además, gracias a contar con agua potable y a la seguridad de sus muros, infinidad de caravanas comerciales encontraban en Petra el oasis perfecto donde descansar. Su disposición proporcionaba una gran seguridad por la dificultad que suponía para los enemigos acceder a ella sin ser antes abatido.

Edificios orientados astronómicamente

Los edificios fueron orientados astronómicamente. Al construirlos tuvieron muy en cuenta los equinoccios y los solsticios. Un claro ejemplo es el famoso Monasterio, que durante el invierno recibe luz queilumina directamente el altar mayor.

Ciudad funeraria

Petra albergaba un gran centro funerario. Bautizada por los nabateos como «la ciudad para el día de mañana» se han encuentrado cientos de tumbas que van desde las más sencillas hasta imponentes fachadas ornamentadas.

Altar de los Sacrificios

En la ciudad de Petra, además de El Monasterio y El Tesoro, no hay que olvidar visitar el Altar de los Sacrificios que se encuentra en la cima de una montaña. A día de hoy aún cuenta con varias esculturas talladas en piedra que se conservan en buen estado. Además, es un lugar ideal para poder observar a vista de pájaro la maravillosa ciudad de Petra.