Qasar al-Farid «castillo solitario»
Qasar al-Farid «castillo solitario»

Qasar al-Farid, el «castillo solitario» de los nabateos

La enorme tumba forma parte de la antigua ciudad de Mada´in Saleh, la hermana desconocida de Petra

Actualizado:

Emplazada en mitad del desierto y como si de un espejismo se tratara emerge una roca gigante que esconde una de las ciudades más antiguas del mundo construida hace cuatro mil años, se trata de Mada´in Saleh. Los restos de esta antigua urbe de Arabia Saudí están considerados los segundos más importantes de la cultura nabatea tras la turística Petra, en Jordania.

Mada´in Saleh
Mada´in Saleh

Esta ciudad, casi desconocida, esconde tras sus impresionates portadas talladas en la arenisca una espectacular excavación de más de 13 kilómetros en donde no faltan palacios, murallas, torres y templos esculpidos en la piedra donde aún se pueden leer inscripciones en algunas de ellas datadas y fechadas hacia el segundo milenio antes de Cristo. Otros de los atractivos de esta urbe es la existencia de un centenar de tumbas en las que todavía se observan referencias al autor de la misma y la persona sepultada en ella.

El «castillo solitario»

Qasar al-Farid
Qasar al-Farid

La más impresionante de estas ruinas es Qasar al-Farid «castillo solitario», una norme tumba completamente aislada del resto de la ciudad. Además de por su tamaño, Qsar Al Farid se distingue por su decoración. Mientras la mayoría de las fachadas de Madain Saleh se decoran con dos pilastras a cada lado de la fachada esta presenta dos columnas nabateas en la parte baja. La tumba tiene una inscripción en la que se lee «Para Hyyan bin Kuza y sus descendientes».

En 2008, la Unesco proclamó a Mada'in Saleh Patrimonio de la Humanidad, convirtiéndose en el primer lugar de Arabia Saudí en obtener este «galardón» aún así son pocos los turistas que se acercan hasta la hermana de Petra para contemplar este enclave arqueológico que forma un conjunto monumental único.